MA­DU­RO CIE­RRA SU CAM­PA­ÑA

• Cie­rra su cam­pa­ña con mi­ras a las pre­si­den­cia­les de Ve­ne­zue­la de es­te do­min­go • Tras­la­dan a pre­sos de cen­tro don­de se re­gis­tró mo­tín; EU exi­ge li­be­ra­ción de un na­cio­nal

El Universal - - MUNDO - Agen­cias

Ca­ra­cas.— El pre­si­den­te de Ve­ne­zue­la, Ni­co­lás Ma­du­ro, ce­rró ayer su cam­pa­ña elec­to­ral de ca­ra a los co­mi­cios de es­te do­min­go con una con­vo­ca­to­ria a un diá­lo­go na­cio­nal y la pro­me­sa de re­sol­ver la cri­sis eco­nó­mi­ca que ha atra­ve­sa­do el país petrolero du­ran­te su pri­mer go­bierno, mien­tras cre­cían los re­cla­mos pa­ra la li­be­ra­ción de opo­si­to­res pre­sos atrin­che­ra­dos en los ca­la­bo­zos del ser­vi­cio ve­ne­zo­lano de in­te­li­gen­cia (Se­bin), don­de es­tá tam­bién de­te­ni­do un es­ta­dou­ni­den­se acu­sa­do de es­pio­na­je.

“Lla­mo des­de ya a la paz, al diá­lo­go, voy a con­vo­car a una gran jor­na­da de diá­lo­go na­cio­nal pa­ra un acuer­do de re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca, de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, de pro­tec­ción de la eco­no­mía na­cio­nal”, di­jo Ma­du­ro des­de un ac­to mul­ti­tu­di­na­rio en Ca­ra­cas, al que asis­tie­ron mi­les de per­so­nas. El lí­der cha­vis­ta y can­di­da­to a la re­elec­ción ex­pli­có que es­ta pro­pues­ta in­clui­rá de­ba­tes en los 23 es­ta­dos del país petrolero y la par­ti­ci­pa­ción de em­pre­sa­rios, re­pre­sen­tan­tes de la cla­se me­dia, par­ti­dos po­lí­ti­cos, y otros. Se­gún el man­da­ta­rio, unas “ma­fias” son las cul­pa­bles de la hi­per­in­fla­ción y la es­ca­sez de ali­men­tos y me­di­ci­nas que ha vi­vi­do Ve­ne­zue­la du­ran­te el úl­ti­mo quin­que­nio.

En tan­to, el fis­cal ge­ne­ral de Ve­ne­zue­la, Ta­rek Saab, in­for­mó vía Twit­ter del tras­la­do de 72 re­clu­sos de la se­de del Se­bin a otros cen­tros, des­pués de que un gru­po de po­lí­ti­cos pre­sos se amo­ti­na­ran, des­de el miér­co­les. Se des­co­no­ce si se tra­ta de pre­sos co­mu­nes o si en el gru­po de tras­la­da­dos se en­cuen­tra al­guno de los con­si­de­ra­dos “pre­sos po­lí­ti­cos”.

Saab no es­pe­ci­fi­có los nom­bres de esos re­clu­sos ni los lu­ga­res a los que se­rían en­via­dos. La me­di­da de tras­la­do se con­cre­tó, se­gún el fis­cal, “lue­go de ins­ta­lar­se una me­sa de tra­ba­jo in­te­ri­ns­ti­tu­cio­nal en­tre el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y el sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio, con apo­yo del Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia”. Saab di­jo que los re­clu­sos fue­ron re­vi­sa­dos por “equi­po me­di­co de nues­tra ins­ti­tu­ción en pre­sen­cia de fis­ca­les de #DDHH pa­ra su de­bi­da lle­ga­da a los nue­vos pe­na­les”.

Los fa­mi­lia­res de los pre­sos ase­gu­ra­ron más tem­prano que no se les ha­bía da­do in­for­ma­ción so­bre nin­gu­na me­sa de tra­ba­jo y que no se ha­bían

“De­co­mi­sa­ron en Car­ta­ge­na ca­si 400 to­ne­la­das de ali­men­tos no ap­tos pa­ra con­su­mo que iban a ser re­par­ti­dos por esos co­mi­tés po­lí­ti­cos de con­trol so­cial en Ve­ne­zue­la”

“Es la pun­ta del ice­berg de un ne­go­cio des­pre­cia­ble que in­vo­lu­cra em­pre­sas de fa­cha­da en Co­lom­bia, Mé­xi­co y otros paí­ses” JUAN MA­NUEL SAN­TOS Pre­si­den­te de Co­lom­bia

aten­di­do los re­cla­mos de los in­ter­nos, que han pe­di­do ayu­da a la Igle­sia ca­tó­li­ca y a or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les, así co­mo aten­ción mé­di­ca y ser se­pa­ra­dos de los pre­sos co­mu­nes.

Sin em­bar­go, la pro­tes­ta per­sis­tía en el edi­fi­cio de El He­li­coi­de, oes­te de Ca­ra­cas, don­de se­gún los in­ter­nos y la ONG Fo­ro Pe­nal ha­bía 256 pre­sos, 54 por ra­zo­nes po­lí­ti­cas, an­tes del tras­la­do de las 72 per­so­nas que no fue­ron iden­ti­fi­ca­das. El di­ri­gen­te Jo­sé Vi­cen­te García, de­te­ni­do en el lu­gar, ase­gu­ró en un vi­deo en­via­do a AFP que só­lo tras­la­da­ron a los pre­sos co­mu­nes que así lo qui­sie­ron.

Se­gún una car­ta de los in­ter­nos di­fun­di­da ayer, en el Se­bin hay 10 pre­sos con bo­le­tas de ex­car­ce­la­ción, 43 con ór­de­nes de tras­la­do, tres sin jui­cio y cua­tro me­no­res. En vi­deos y au­dios en­via­dos a me­dios, di­ri­gen­tes opo­si­to­res re­afir­ma­ron que es­tán en “con­trol” de El He­li­coi­de. Tam­bién se ve a hom­bres abrien­do sus cel­das, o mos­tran­do su­pues­tas ór­de­nes de ex­car­ce­la­ción y gri­tan­do “li­ber­tad”.

En el Se­bin es­tá de­te­ni­do el es­ta­dou­ni­den­se Jos­hua Holt, acu­sa­do de po­se­sión de ar­mas de gue­rra y pre­sun­tos pla­nes pa­ra des­es­ta­bi­li­zar el go­bierno de Ma­du­ro. Tam­bién él di­fun­dió un vi­deo ase­gu­ran­do es­tar bien y pi­dien­do a Es­ta­dos Uni­dos no de­jar­lo so­lo. La por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Es­ta­do de EU, Heat­her Nauert, exi­gió la li­be­ra­ción de Holt “por ra­zo­nes hu­ma­ni­ta­rias” y res­pon­sa­bi­li­zó a Ve­ne­zue­la por “la se­gu­ri­dad de to­dos los de­te­ni­dos en su sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio, in­clui­dos los ciu­da­da­nos es­ta­dou­ni­den­ses”. Con­fis­can ali­men­tos con pla­ga. En tan­to, el pre­si­den­te co­lom­biano, Juan Ma­nuel San­tos, de­nun­ció la dis­tri­bu­ción a los ve­ne­zo­la­nos de ali­men­tos “no ap­tos” pa­ra el con­su­mo por par­te del go­bierno de Ma­du­ro y pre­sen­tó co­mo prue­ba el de­co­mi­so de 400 to­ne­la­das de ví­ve­res in­fes­ta­dos de pla­ga en el puer­to de Car­ta­ge­na de In­dias. Se­gún San­tos, esos ali­men­tos “iban a ser re­par­ti­dos por esos co­mi­tés po­lí­ti­cos de con­trol so­cial en Ve­ne­zue­la”.

El man­da­ta­rio ase­gu­ró que ese de­co­mi­so “es la pun­ta del ice­berg de un ne­go­cio des­pre­cia­ble que in­vo­lu­cra em­pre­sas de fa­cha­da en Co­lom­bia, Mé­xi­co y mu­chos otros paí­ses”.

San­tos tam­bién acu­só a Ma­du­ro de pa­gar a co­lom­bia­nos pa­ra ob­te­ner una cé­du­la ve­ne­zo­la­na y vo­ten en los co­mi­cios del do­min­go.

Fa­mi­lia­res de de­te­ni­dos en la se­de del Se­bin, en Ca­ra­cas, exi­gían ayer li­ber­tad de los pre­sos, al­gu­nos de los cua­les se amo­ti­na­ron des­de el miér­co­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.