Aca­ban cam­pa­ñas con ré­cord en el ni­vel de vio­len­cia

• Van 133 ase­si­na­tos: 48 can­di­da­tos y 85 po­lí­ti­cos • Ugal­de: pe­li­gra au­to­no­mía de nue­vos go­bier­nos

El Universal - - PORTADA - FER­NAN­DO MI­RAN­DA —es­ta­dos@elu­ni­ver­sal.com.mx

La vio­len­cia po­lí­ti­ca re­gis­tra­da en el pro­ce­so elec­to­ral ac­tual no tie­ne com­pa­ra­ción con co­mi­cios an­te­rio­res. Los ni­ve­les al­can­za­dos son his­tó­ri­cos, con­si­de­ran es­pe­cia­lis­tas. Con el ase­si­na­to de Ja­vier Ureña, en­car­ga­do de la al­cal­día de Bue­na­vis­ta, Mi­choa­cán, su­man 133 po­lí­ti­cos, in­clui­dos 48 can­di­da­tos, que han si­do ul­ti­ma­dos en 26 es­ta­dos has­ta el cie­rre de cam­pa­ñas.

A tres días de las elec­cio­nes, la con­sul­to­ría Ete­llekt, es­pe­cia­li­za­da en ries­gos po­lí­ti­cos, ad­vier­te que los ata­ques contra po­lí­ti­cos se han in­ten­si­fi­ca­do en las dos úl­ti­mas se­ma­nas del pro­ce­so elec­to­ral, prin­ci­pal­men­te en en­ti­da­des del li­to­ral del Pa­cí­fi­co, que con­cen­tran 68 de los 133 ho­mi­ci­dios; con 26 ca­sos ca­da uno, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca en­ca­be­zan la lis­ta, se­gui­dos de Pue­bla, con 13 víc­ti­mas; Mi­choa­cán, con nue­ve, y Ve­ra­cruz, con ocho. Por par­ti­do, los más gol­pea­dos por ase­si­na­tos de po­lí­ti­cos han si­do el PRI (45), Mo­re­na (20) y PRD (18).

De acuer­do con el ex con­se­je­ro pre­si­den­te del IFE, Luis Car­los Ugal­de, en nin­gún otro pro­ce­so elec­to­ral se ha re­gis­tra­do una vio­len­cia po­lí­ti­ca si­mi­lar; no obs­tan­te, asegura que es­tos ata­ques no bus­can “in­ti­mi­dar a vo­tan­tes, sino a can­di­da­tos pa­ra que per­mi­tan la li­bre ac­ción de las ban­das de­lic­ti­vas en sus go­bier­nos”. Asegura que la elec­ción no es­tá en ries­go, sino la au­to­no­mía de las nue­vas ad­mi­nis­tra­cio­nes.

El director de Ete­llekt, Ru­bén Salazar, ar­gu­men­ta que la con­cu­rren­cia de elec­cio­nes lo­ca­les con la fe­de­ral pue­de con­si­de­rar­se co­mo una de las ra­zo­nes que ex­pli­can el ni­vel de vio­len­cia ac­tual.

Da­tos de la con­sul­to­ría mues­tran que en los co­mi­cios de 2011-2012, en el que se dispu­taron mil 967 car­gos, in­clui­das sie­te gu­ber­na­tu­ras, 565 dipu­tacio­nes y 766 al­cal­días, se re­gis­tró el ase­si­na­to de nue­ve po­lí­ti­cos, uno de ellos as­pi­ran­te a un pues­to de elec­ción, mien­tras que en el pro­ce­so ac­tual, don­de se jue­gan 3 mil 223 car­gos lo­ca­les y fe­de­ra­les, in­clui­das mil 613 al­cal­días, van 133 víc­ti­mas. Con in­for­ma­ción de Ale­jan­dra Can­cho­la

En los 213 días que han pa­sa­do des­de el 8 de sep­tiem­bre, cuan­do ini­ció el pro­ce­so elec­to­ral has­ta ayer, que se re­gis­tró el cie­rre de cam­pa­ñas, 133 po­lí­ti­cos fue­ron ase­si­na­dos en 26 es­ta­dos del país. Se tra­ta, afir­man es­pe­cia­lis­tas, del pro­ce­so más vio­len­to del que se tie­ne re­gis­tro.

Só­lo en­tre el 19 y el 27 de junio, las dos se­ma­nas pre­vias a la elec­ción, se con­ta­bi­li­za­ron 13 crí­me­nes, en­tre los que des­ta­can los de cua­tro can­di­da­tos (dos en Mi­choa­cán, uno en Oa­xa­ca y otro en Si­na­loa) y el de un ex al­cal­de. La víc­ti­ma re­cien­te fue Ja­vier Ureña González, secretario del ayun­ta­mien­to y en­car­ga­do de la al­cal­día de Bue­na­vis­ta, Mi­choa­cán.

De acuer­do con da­tos de Ete­llekt Con­sul­to­res, es­pe­cia­li­za­da en ries­gos po­lí­ti­cos, es­tas muertes al­can­za­ron ca­si la to­ta­li­dad del te­rri­to­rio na­cio­nal, pe­ro son las en­ti­da­des del li­to­ral del Pa­cí­fi­co las que con­cen­tran 68 ca­sos, más de 51% de los crí­me­nes.

Por nú­me­ro de ca­sos, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca des­ta­can co­mo fo­cos ro­jos, pues se re­gis­tra­ron 26 po­lí­ti­cos muer­tos en ca­da es­ta­do. En Gue­rre­ro los crí­me­nes se co­me­tie­ron en los pri­me­ros me­ses del pro­ce­so elec­to­ral, mien­tras que en Oa­xa­ca si­guen los ata­ques. En­tre el lu­nes y el mar­tes fue­ron em­bos­ca­dos dos aban­de­ra­dos: Emig­dio López, que iba por una dipu­tación lo­cal por Mo­re­na y mu­rió jun­to con cua­tro co­la­bo­ra­do­res; así co­mo Ray­mun­do Car­mo­na, can­di­da­to a la al­cal­día de Po­chutla.

En el con­teo Pue­bla ocu­pa el se­gun­do pues­to, con 13 ca­sos, mien­tras que Mi­choa­cán su­ma nue­ve. En es­ta en­ti­dad la vio­len­cia contra po­lí­ti­cos se ha dis­pa­ra­do en las úl­ti­mas se­ma­nas, pues cua­tro de es­tos crí­me­nes se han re­gis­tra­do en junio.

La lis­ta la com­ple­men­tan Ve­ra­cruz, con ocho muertes; Edo­mex, con sie­te y Chihuahua, don­de se han re­gis­tra­do seis ca­sos. Otras cin­co en­ti­da­des: Ta­mau­li­pas, Ja­lis­co, San Luis Po­to­sí, Hi­dal­go y Gua­na­jua­to re­por­tan cua­tro víc­ti­mas ca­da uno; mien­tras que en Du­ran­go, So­no­ra, Co­li­ma y Mo­re­los han ma­ta­do a dos po­lí­ti­cos, res­pec­ti­va­men­te. El con­teo lo cie­rran 10 es­ta­dos más con un ca­so ca­da uno.

Por par­ti­do po­lí­ti­co, los más gol­pea­dos por es­tos crí­me­nes han si­do el PRI (45), Mo­re­na (20) y PRD (18). Ade­más, el Sex­to In­for­me de Vio­len­cia Po­lí­ti­ca de Ete­llekt con­ta­bi­li­za 548 agre­sio­nes, que in­clu­yen los 133 ase­si­na­tos (48 de can­di­da­tos), 47 ten­ta­ti­vas de ho­mi­ci­dio y 50 ase­si­na­tos de fa­mi­lia­res de po­lí­ti­cos.

El más crí­ti­co. Es­pe­cia­lis­tas co­mo Ru­bén Salazar, director de Ete­llekt, y el ex con­se­je­ro pre­si­den­te del otro­ra Ins­ti­tu­to Fe­de­ral Elec­to­ral (IFE), Luis Car­los Ugal­de, coin­ci­den en que nin­gún otro pro­ce­so elec­to­ral ha re­gis­tra­do el ni­vel de vio­len­cia ac­tual.

Se­gún la con­sul­to­ría, en los co­mi­cios de 2011-212, en el que se dispu­taron mil 967 car­gos, in­clui­das sie­te gu­ber­na­tu­ras, 565 dipu­tacio­nes y 766 al­cal­días, só­lo se re­gis­tró el ase­si­na­to de nue­ve po­lí­ti­cos, uno de ellos as­pi­ran­te a un pues­to de elec­ción, en con­tra­par­te a los 133 que su­man en el ac­tual pro­ce­so, don­de se dispu­tan 3 mil 223 car­gos lo­ca­les y fe­de­ra­les.

Ru­bén Salazar, director de Ete­llekt, con­si­de­ra que pre­ci­sa­men­te la con­cu­rren­cia de elec­cio­nes lo­ca­les con la fe­de­ral pue­de con­si­de­rar­se co­mo una de las cau­sas de es­ta vio­len­cia.

A su vez el ex con­se­je­ro del IFE señala que se tra­ta del pro­ce­so con “ma­yor nú­me­ro de ac­tos de vio­len­cia fí­si­ca contra can­di­da­tos”, pe­ro afir­ma que “no son con el fin de in­ti­mi­dar a vo­tan­tes, sino a can­di­da­tos, pa­ra bus­car que per­mi­tan la li­bre ac­ción de las ban­das de­lic­ti­vas en sus go­bier­nos”.

La con­se­cuen­cia más gra­ve, señala, se­ría que en los pró­xi­mos años ha­ya más go­bier­nos lo­ca­les que es­tén al ser­vi­cio del nar­co­trá­fi­co. “El cri­men or­ga­ni­za­do es­tá in­te­re­sa­do en coop­tar go­ber­nan­tes, por­que ahí es don­de es­tá su ne­go­cio, de for­ma que la elec­ción no es­tá en ries­go, sino la au­to­no­mía de los go­bier­nos fren­te al cri­men”, ad­vier­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.