Luis Raúl Gon­zá­lez

El Universal - - PORTADA - Por LUIS RAÚL GON­ZÁ­LEZ PÉREZ Presidente de la Co­mi­sión Na­cio­nal de los De­re­chos Hu­ma­nos (CNDH)

“Asu­mir que la vi­gen­cia del de­re­cho só­lo es po­si­ble por la fuer­za lle­va im­plí­ci­to el ries­go de re­du­cir la uti­li­dad de las nor­mas e ins­ti­tu­cio­nes ci­vi­les a un pa­pel mar­gi­nal”.

Nues­tro sis­te­ma cons­ti­tu­cio­nal no pue­de de­po­si­tar la ga­ran­tía de los de­re­chos en ór­ga­nos o es­truc­tu­ras mi­li­ta­res. Asu­mir que la vi­gen­cia del de­re­cho só­lo se­rá po­si­ble a tra­vés de la fuer­za lle­va im­plí­ci­to el ries­go de re­du­cir la uti­li­dad de las nor­mas e ins­ti­tu­cio­nes ci­vi­les a un pa­pel mar­gi­nal, vul­ne­ran­do con ello la esen­cia mis­ma de nues­tro Es­ta­do de­mo­crá­ti­co, cu­ya con­so­li­da­ción ha de­ri­va­do, en bue­na me­di­da, de la se­pa­ra­ción y res­pe­to exis­ten­te en­tre las ins­tan­cias ci­vi­les y mi­li­ta­res, con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra pre­ser­var un Es­ta­do li­be­ral y ga­ran­ti­zar que la ins­ti­tu­cio­na­li­dad ci­vil no se con­di­cio­ne a in­tere­ses aje­nos a la mis­ma o sea vi­cia­da por la ame­na­za del re­cur­so de la fuer­za.

Las au­dien­cias pú­bli­cas con­vo­ca­das por la Cá­ma­ra de Dipu­tados con mo­ti­vo de la pro­pues­ta de re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal a la Guar­dia Na­cio­nal (GN), evi­den­cia­ron un con­sen­so so­bre la ne­ce­si­dad de no en­tre­gar la se­gu­ri­dad pú­bli­ca a man­dos y es­truc­tu­ras mi­li­ta­res, así co­mo lo­grar que se de­pu­ren y for­ta­lez­can las po­li­cías ci­vi­les. Si bien se te­mía que las re­fe­ri­das au­dien­cias fue­ran un nue­vo ac­to de si­mu­la­ción, se ha anun­cia­do la in­ten­ción de re­for­mu­lar la pro­pues­ta pa­ra que la GN de­je de es­tar ads­cri­ta a la Se­cre­ta­ría de la De­fen­sa Na­cio­nal y ten­ga un man­do ci­vil al in­te­grar­se a la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad y Pro­tec­ción Ciudadana, cues­tión que se sa­lu­da y re­co­no­ce, pe­ro que de­be com­ple­tar­se pa­ra su­pe­rar to­das las ob­ser­va­cio­nes he­chas a tal pro­yec­to.

No se co­no­cen de­ta­lles con­cre­tos de la nueva pro­pues­ta de re­for­ma, pe­ro es cla­ro que de ma­ne­ra adi­cio­nal al ti­po de man­do, se ten­drán que con­tem­plar, en­tre otras co­sas, cues­tio­nes es­pe­cí­fi­cas so­bre el per­fil y ca­pa­ci­ta­ción que ten­gan sus miem­bros, los cri­te­rios ope­ra­ti­vos y de uso de la fuer­za que apli­ca­rán, los me­ca­nis­mos de su­per­vi­sión y ren­di­ción de cuentas a que es­ta­rán su­je­tos, el he­cho de que no ten­drán a su car­go la in­ves­ti­ga­ción de de­li­tos, así co­mo el des­tino que ten­drán las po­li­cías ci­vi­les ac­tual­men­te en ope­ra­ción y su even­tual in­ter­ac­ción con la GN.

Por años no he­mos em­pren­di­do la re­vi­sión de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas en ma­te­ria de se­gu­ri­dad y jus­ti­cia ba­jo el en­fo­que in­te­gral, mul­ti­dis­ci­pli­na­rio y mul­ti­di­men­sio­nal re­que­ri­do pa­ra cons­truir un es­que­ma de se­gu­ri­dad pú­bli­ca que, re­co­no­cien­do la ne­ce­si­dad tem­po­ral y ex­tra­or­di­na­ria de que par­ti­ci­pen las Fuer­zas Ar­ma­das, pre­vea una ruta pa­ra co­rre­gir las de­fi­cien­cias y for­ta­le­cer a las po­li­cías e ins­ti­tu­cio­nes ci­vi­les, tan­to fe­de­ra­les co­mo lo­ca­les y mu­ni­ci­pa­les, pa­ra que sean ellas quie­nes asu­man la se­gu­ri­dad pú­bli­ca, con­tem­plan­do un plan pa­ra el re­torno gra­dual y ve­ri­fi­ca­ble de las Fuer­zas Ar­ma­das a las tareas que les son pro­pias. Jun­to a los as­pec­tos ins­ti­tu­cio­na­les, es pre­ci­so que la agen­da pú­bli­ca em­pie­ce a abor­dar los te­mas sus­tan­ti­vos que in­ci­den trans­ver­sal­men­te en la in­se­gu­ri­dad y vio­len­cia, co­mo lo son las po­lí­ti­cas de dro­gas o el trá­fi­co de ar­mas. No só­lo hay que pre­ci­sar quien cu­ra­rá la en­fer­me­dad, hay que aten­der y pre­ve­nir sus cau­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.