Abril vi­vió un in­fierno de 10 años con su es­po­so

• Her­mano di­ce que ini­ció por los ce­los de quien aho­ra es se­ña­la­do co­mo el po­si­ble ase­sino

El Universal - - PORTADA - DAVID CARRIZALES Correspons­al —me­tro­po­[email protected]­ni­ver­sal.com.mx

Los con­flic­tos en­tre Abril Ce­ci­lia Pérez Sa­gaón y su exes­po­so Juan Car­los Gar­cía co­men­za­ron ha­ce 10 años por mo­ti­vos de ce­los, re­ve­ló Ja­vier, her­mano de la mu­jer que ha­ce unos días fue ase­si­na­da a ba­la­zos en ca­lles de la Ciu­dad de Mé­xi­co.

“Mi her­ma­na de­bió se­pa­rar­se de in­me­dia­to y lle­var­se a sus hi­jos. No sé cuál ha­ya si­do el ver­da­de­ro mo­ti­vo de mi her­ma­na pa­ra se­guir con es­te ti­po a pe­sar de tan­tas ve­ja­cio­nes, tal vez una co­de­pen­den­cia”, di­jo el fa­mi­liar a EL UNI­VER­SAL.

Ana, la hi­ja de Abril, pu­bli­có en Twit­ter: “Ima­gí­nen­se te­ner que vi­vir el in­fierno vien­do có­mo tu po­bre ma­dre se en­fren­ta an­te un sis­te­ma de jus­ti­cia co­rrup­to, al que no le im­por­ta to­mar ac­cio­nes en con­tra de es­te ti­po de atro­ci­da­des mien­tras ha­ya di­ne­ro”.

“Ima­gí­nen­se des­per­tar en la ma­dru­ga­da por los gri­tos de tu ma­dre. Ver su her­mo­sa ca­ra en­san­gren­ta­da gra­cias al cri­mi­nal que una vez lla­mas­te pa­pá” ANA CE­CI­LIA GAR­CÍA PÉREZ Hi­ja de Abril, víc­ti­ma de fe­mi­ni­ci­dio

••• El fe­mi­ni­ci­dio de Abril Ce­ci­lia mar­có a los fa­mi­lia­res de la víc­ti­ma. Ana, una de las hi­jas de Juan Car­los Gar­cía, re­cor­dó en re­des so­cia­les la tra­ge­dia y el te­rror que vi­vió el pa­sa­do 4 de enero, cuan­do su pro­ge­ni­tor agre­dió a su ma­dre.

“Ima­gí­nen­se des­per­tar­se en la ma­dru­ga­da por los gri­tos de tu ma­dre que gri­ta por su vi­da. Ima­gí­nen­se le­van­tar­se a ver la her­mo­sa ca­ra de tu ma­dre en­san­gren­ta­da, gra­cias al cri­mi­nal que una vez lla­mas­te pa­pá”, posteó la jo­ven en su cuen­ta de Twit­ter, pa­la­bras que acom­pa­ñó con fotografía­s de Abril aún con las le­sio­nes pro­pi­na­das por Juan Car­los.

La­men­ta la corrupción de la que fue víc­ti­ma su ma­dre y que a la pos­tre le cos­tó la vi­da: “Ima­gí­nen­se te­ner que vi­vir el in­fierno vien­do có­mo tu po­bre ma­dre se en­fren­ta an­te un sis­te­ma de jus­ti­cia co­rrup­to, al que no le im­por­ta to­mar ac­cio­nes en con­tra de es­te ti­po de atro­ci­da­des mien­tras ha­ya di­ne­ro”.

Fuen­tes cer­ca­nas a la in­ves­ti­ga­ción re­co­no­cie­ron que no hay gran­des avan­ces en el ca­so de ho­mi­ci­dio, pues si­guen sin es­ta­ble­cer la ru­ta de es­ca­pe de los agresores; tam­po­co tie­nen cla­ro el mó­vil de la agre­sión, a pe­sar que en la car­pe­ta de in­ves­ti­ga­ción CI-FCY/COY-2/UI -2C/D/16885/11-2019 tan­to el abo­ga­do de la fa­mi­lia co­mo sus hi­jos, quie­nes tam­bién su­frie­ron el ata­que, re­fie­ren que el úni­co po­si­ble agre­sor se­ría Juan Car­los.

“La le­sio­na­da con­ti­nua­ba con te­mor de que no es­ta­ba se­gu­ra; sin em­bar­go su hi­ja Ana Ce­ci Gar­cía, le in­di­ca­ba que el se­ñor Juan Car­los Gar­cía Sán­chez la bus­ca­ba en re­des so­cia­les y le en­via­ba so­li­ci­tud de amis­tad, lo que te­nía más in­tran­qui­la a la le­sio­na­da, sien­do vi­gi­la­da aun cuan­do su re­si­den­cia se en­con­tra­ba en otro es­ta­do, ma­ni­fes­tan­do que los he­chos ocu­rri­dos só­lo cau­san ma­yor con­fu­sión, ya que la úni­ca per­so­na que pu­die­ra cau­sar­le da­ño se­ría su exes­po­so Juan Car­los Gar­cía Sán­chez”, se lee en el do­cu­men­to al que EL UNI­VER­SAL tu­vo ac­ce­so.

Se dio a co­no­cer que el sos­pe­cho­so es­tá re­la­cio­na­do con tres car­pe­tas de in­ves­ti­ga­ción en la pro­cu­ra­du­ría ca­pi­ta­li­na, de las cua­les dos ya fue­ron ju­di­cia­li­za­das. La pri­me­ra es de un jui­cio fa­mi­liar con­tra Abril, pues am­bos se dispu­taban la cus­to­dia de sus hi­jos; el se­gun­do, por la agre­sión con­tra la víc­ti­ma del pa­sa­do 4 de enero, cuan­do la las­ti­mó con un ba­te, he­cho por el cual es­tu­vo en pri­sión 10 me­ses.

La in­da­ga­to­ria más re­cien­te se ini­ció lue­go del fe­mi­ni­ci­dio de Abril; la pro­cu­ra­du­ría lo­cal lo bus­ca en ca­li­dad de tes­ti­go, pa­ra que rin­da su de­cla­ra­ción, pues la víc­ti­ma en re­pe­ti­das oca­sio­nes men­cio­nó, tan­to a los jue­ces que to­ma­ron su ca­so co­mo al Mi­nis­te­rio Público, que te­mía por su vi­da. En­fa­ti­zó que no te­nía pro­ble­mas con na­die y que si le su­ce­día al­go el úni­co res­pon­sa­ble se­ría su ex­pa­re­ja.

Ana, una de las hi­jas de Abril, mos­tró en re­des so­cia­les fotografía­s de su ma­dre tras la agre­sión de su pa­dre ocu­rri­da el pa­sa­do 4 de enero.

En su cuen­ta de Twit­ter, Ana Ce­ci, una de las hi­jas de Abril, pu­bli­có las fo­tos del día en que su pa­pá gol­peó con un ba­te a su ma­má y tam­bién la agre­dió con un cú­ter.

Se­ña­la­mien­to. Abril Ce­ci­lia, en sus de­nun­cias, en­fa­ti­zó que no te­nía pro­ble­mas con na­die y que si al­go le pa­sa­ba el úni­co res­pon­sa­ble se­ría su ex­pa­re­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.