Los 31 au­tos del hi­jo de Na­pi­to

El Universal - - PORTADA - Tex­to: CAR­LOS LO­RET

Por me­dio de un ca­nal de vi­deos, el hi­jo de Na­po­león Gómez Urru­tia, Na­pi­to, se­na­dor de Mo­re­na, pre­su­me 31 vehícu­los de lu­jo, ca­da uno con un cos­to de al me­nos 2 mi­llo­nes de pe­sos.

Na­po­león Gómez Cas­so se pre­sen­ta co­mo em­pre­sa­rio e in­ver­sio­nis­ta, y tan pron­to su pa­dre en­tró al Se­na­do creó dos em­pre­sas de­di­ca­das jus­to a las ac­ti­vi­da­des que re­gu­lan las dos co­mi­sio­nes que su pa­pá in­te­gra: Mi­ne­ría y Ener­gía.

El hi­jo del se­na­dor de Mo­re­na, Na­po­león Gómez Urru­tia “Na­pi­to”, ha pre­su­mi­do en re­des so­cia­les la pro­pie­dad de al me­nos 31 vehícu­los, al­gu­nos de ellos de ca­rre­ra y al­to ren­di­mien­to, cu­yo pre­cio de ven­ta par­te de los dos mi­llo­nes de pe­sos ca­da uno.

El lis­ta­do in­clu­ye au­to­mó­vi­les y ca­mio­ne­tas Au­di, Mer­ce­des Benz cla­se E, Land Ro­ver, Mus­tang, BMW, Pors­che, Mit­su­bis­hi Lan­cer Evo­lu­tion X y Nis­san GT-R. In­clu­so creó un ca­nal de YouTu­be pa­ra mos­trar sus “ju­gue­tes”.

Na­po­león Gómez Cas­so, “Po­lo” pa­ra sus ami­gos, ha ex­hi­bi­do te­ner tam­bién 7 mo­to­ci­cle­tas (en­tre ellas una Du­ca­ti y otra BMW), 2 cua­tri­mo­tos y 6 bi­ci­cle­tas de al­ta ga­ma.

Hay re­gis­tro de su par­ti­ci­pa­ción en fo­ros de afi­cio­na­dos y co­lec­cio­nis­tas de au­to­mó­vi­les, en los que re­la­ta có­mo va ven­dien­do y com­pran­do vehícu­los, comenta sus ex­pe­rien­cias al vo­lan­te, y se que­ja de los es­tric­tos lí­mi­tes de ve­lo­ci­dad en Ca­na­dá, don­de vi­vió con su pa­dre des­pués de que ha­ce más de una dé­ca­da el hoy se­na­dor Gómez Urru­tia hu­yó de México, acu­sa­do por tra­ba­ja­do­res mi­ne­ros de ro­bar­se 55 mi­llo­nes de dó­la­res del sin­di­ca­to que en­ca­be­za­ba, asun­to del que fue exo­ne­ra­do años más tar­de.

Es tal la ri­que­za que ex­hi­be en re­des so­cia­les, que un usua­rio le pre­gun­tó iró­ni­ca­men­te al hi­jo del se­na­dor si era con­tra­ban­dis­ta de dro­ga o tra­fi­can­te de per­so­nas.

El hi­jo de Na­po­león Gómez Urru­tia se pre­sen­ta co­mo em­pre­sa­rio, in­ver­sio­nis­ta, y tan pron­to su pa­dre en­tró al Se­na­do en la elec­ción de ju­lio de 2018, creó dos em­pre­sas de­di­ca­das jus­to a las ac­ti­vi­da­des que re­gu­lan las dos co­mi­sio­nes del Se­na­do que su pa­pá in­te­gra: Mi­ne­ría y Ener­gía.

To­da es­ta his­to­ria es­tá sus­ten­ta­da en do­cu­men­tos ofi­cia­les y for­ma par­te del re­por­ta­je “Em­pe­ra­dor Na­po­león”, de Are­lí Quin­te­ro y Mi­guel Cas­ti­llo Chá­vez, que se pre­sen­ta­rá hoy a las 13:00 ho­ras en el pro­gra­ma a mi car­go “Así las co­sas con Lo­ret” en W Ra­dio.

La in­ves­ti­ga­ción do­cu­men­ta el ca­mino se­gui­do por el ter­cer Na­po­león de la di­nas­tía, sus lu­jos y ca­pri­chos, y la cons­ti­tu­ción de las em­pre­sas que am­plían el po­der fa­mi­liar, así co­mo las pro­pie­da­des in­mo­bi­lia­rias del clan en México y Ca­na­dá, con va­lor su­pe­rior a los 150 mi­llo­nes de pe­sos.

Na­po­león Gómez Urru­tia no es un se­na­dor más. Des­pués de años de au­to­exi­lio en Ca­na­dá, fue el pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor quien lo res­ca­tó, lo lla­mó per­se­gui­do po­lí­ti­co y lo hi­zo se­na­dor. “Na­pi­to”, co­mo se le co­no­ce por­que he­re­dó el sin­di­ca­to mi­ne­ro de su pa­dre Na­po­léon Gómez Sa­da, es con­si­de­ra­do co­mo la pun­ta de lan­za del lo­pe­zo­bra­do­ris­mo pa­ra con­tro­lar la vi­da sin­di­cal del país. Una es­pe­cie de Fi­del Velázquez, no del PRI sino de Mo­re­na: ya fun­dó la cen­tral obre­ra Con­fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res (CIT) que bus­ca ocu­par el lu­gar de la vie­ja Con­fe­de­ra­ción de Tra­ba­ja­do­res de México (CTM) en tiem­pos del PRI, y es pre­sen­ta­do co­mo el gran re­pre­sen­tan­te del “nue­vo sin­di­ca­lis­mo de la Cuar­ta Trans­for­ma­ción”.

Con la he­ren­cia pa­ter­nal de un sin­di­ca­to y la di­ná­mi­ca em­pre­sa­rial de su hi­jo, el se­na­dor Na­pi­to com­ple­ta el tri­den­te: po­der sin­di­cal, po­der po­lí­ti­co, po­der eco­nó­mi­co. •

Na­po­león Gómez Cas­so pre­su­me en re­des so­cia­les al me­nos 31 vehícu­los, cu­yo pre­cio de ven­ta par­te de los 2 mi­llo­nes de pe­sos ca­da uno.

En la co­lec­ción de Na­po­león Gómez Cas­so fi­gu­ra un Scion FR-S.

Mer­ce­des Benz Cla­se E, pro­pie­dad del hi­jo del se­na­dor de Mo­re­na.

Un Au­di 2011 se en­cuen­tra en­tre los 31 vehícu­los.

En­tre las ca­mio­ne­tas apa­re­ce una Ram 2500 La­ra­mie, mo­de­lo 2012.

Un Nis­san S 14 tam­bién per­te­ne­ce al hi­jo del se­na­dor Gómez Urru­tia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.