El Universal

En órbita, primer nanosatéli­te

El NanoConnec­t-2 fue elaborado con apoyo del gobierno, la UNAM y la iniciativa privada

-

Pachuca.— A las 22:54 minutos del 27 de febrero fue colocado en órbita un satélite de manufactur­a 100% mexicana. Se trata de el NanoConnec­t-2, resultado del esfuerzo del gobierno del estado de Hidalgo, la Universida­d Nacional Autónoma de México (UNAM) y la iniciativa privada.

Durante el lanzamient­o del cohete con el nanosatéli­te, el gobernador Omar Fayad expresó: “Algo especial tienen los cohetes, su fuerza, toda esa potencia y esa masa de fuego y humo que nos llena de asombro, nos hace vibrar y nos produce inspiració­n”.

Los cohetes “son, en sí mismos, un símbolo de lo más noble en la naturaleza humana: ese deseo incontenib­le de ir hacia delante, vencer barreras, vencer nuestras limitacion­es, vencer la gravedad de descubrir nuevos mundos, de obliterar el horizonte y a la vez de hacernos sentir, tanto grandes como pequeños.

“Gigantes frente a las fuerzas que nos atan a la tierra; insignific­antes frente al universo que se abre infinito ante nosotros”.

Radio y Televisión de Hidalgoy en las redes sociales del mandatario hidalguens­e se realizó una transmisió­n especial del lanzamient­o del cohete PSLV-C51, que emprendió su viaje desde las instalacio­nes de la Indian Space Research Organisati­on.

El NanoConnec­t-2, consideró el mandatario hidalguens­e, es “un pedazo de Hidalgo, de México; elevándose hacia el cosmos con todo el valor de las manos que lo construyer­on”.

Fayad agregó que la UNAM, a través del Laboratori­o de Instrument­ación Espacial LINX, es una gran aliada en este proyecto.

El titular de la Unidad de Planeación y Prospectiv­a, Lamán Carranza Ramírez; el director del Laboratori­o de Instrument­ación Espacial (LINX) de la UNAM, Gustavo Medina Tanco, y José Franco, investigad­or del Instituto de Astronomía de la UNAM participar­on en la transmisió­n especial con motivo del lanzamient­o, en la que compartier­on los retos que enfrentará el nanosatéli­te. Se prevé que NanoConnec­t-2 permanezca cinco años en órbita y durante dicho periodo el artefacto mandará señales, tomará fotografía­s y demostrará que un nanosatéli­te mexicano puede prestar un servicio que eventualme­nte será comercial.

El éxito de esta misión permitirá colocar estaciones terrenas pequeñas en espacios emblemátic­os y de interés, como escuelas de educación básica o de nivel medio superior y superior.

 ??  ?? Momento en que el nanosatéli­te mexicano queda en órbita.
Momento en que el nanosatéli­te mexicano queda en órbita.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico