re­port

¿SA­BÍAS QUE LA MA­YO­RÍA DE LAS MU­JE­RES UTI­LI­ZA LA BA­SE IN­CO­RREC­TA PA­RA SU TI­PO Y SU TONO DE PIEL? NO TE VUEL­VAS UNA ES­TA­DÍS­TI­CA MÁS Y APREN­DE CÓ­MO ESCOGERLA BIEN.

ELLE (México) - - Contents - POR NAT­HA­LIA PA­VÓN

¿Cuál es tu ba­se de maquillaje? De una vez por to­das. te de­ci­mos có­mo sa­ber­lo.

En la ma­yo­ría de las si­tua­cio­nes nos gus­ta te­ner de dón­de ele­gir. Sin em­bar­go, hay ve­ces que el nú­me­ro de al­ter­na­ti­vas a nues­tra dis­po­si­ción pue­den ser abru­ma­do­ras. Bas­ta con ir a un Sep­ho­ra pa­ra dar­te cuen­ta de que muy den­tro de ti, en reali­dad, desea­rías que exis­tie­ra una so­la ba­se pa­ra to­das. Pe­ro te va­mos a de­cir por qué no es así: so­mos com­ple­ta y ab­so­lu­ta­men­te di­fe­ren­tes y va­ya que nos ha to­ma­do mu­cho lo­grar que las mar­cas de be­lle­za no­ta­ran eso. Con la lle­ga­da de pro­pues­tas co­mo Fenty Beauty, de Rihan­na, cu­ya ba­se vie­ne en 40 to­nos di­fe­ren­tes, las mar­cas se han vuel­to más in­clu­yen­tes que nun­ca. Aho­ra tie­nen pro­duc­tos que ofre­cen una ga­ma enor­me de to­na­li­da­des pa­ra sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de to­do mun­do. La ma­gia del ma­keup ideal pa­ra ti está en que te ayu­da­rá a ver­te co­mo si en reali­dad no tra­je­ras na­da pues­to. Ade­más, te per­mi­ti­rá co­rre­gir y com­pen­sar lo que no está tan pa­dre en tu piel, así co­mo re­sal­tar lo me­jor de ti. Lo pri­me­ro que ne­ce­si­tas ha­cer es iden­ti­fi­car tu ti­po de piel y de­fi­nir qué co­ber­tu­ra quie­res pa­ra es­ta­ble­cer la fór­mu­la que me­jor va con­ti­go. Si tu ca­ra es se­ca, es­co­ge una a ba­se de acei­te, pues la ha­rá ver más hi­dra­ta­da y no es­ca­mo­sa. Por otro la­do, si es más gra­so­sa, tu me­jor op­ción son aque­llas de agua u oil-free. Evi­ta­rán el efec­to ca­key y que bri­lles co­mo bo­la de dis­co. En cuan­to al aca­ba­do, si pre­fie­res al­go li­ge­ro, los hi­dra­tan­tes con co­lor y BB creams son idea­les, mien­tras que si re­quie­res al­go que ta­pe mu­cho más, las de co­ber­tu­ra de me­dia a al­ta te fun­cio­na­rán me­jor. A ve­ces se ne­ce­si­ta. Una vez que se­pas qué fór­mu­la de­bes bus­car, en­fó­ca­te en una ba­se es­pe­cí­fi­ca y es­co­ge tres co­lo­res que se acer­quen más a tu tono de piel. Aplí­ca­las en­tre la bar­bi­lla y el cue­llo y es­pe­ra unos mi­nu­tos pa­ra ver có­mo oxi­dan. La que ha­ya des­apa­re­ci­do por com­ple­to, cuan­do la ves a la luz na­tu­ral, es la in­di­ca­da. Pe­ro an­tes de que can­tes vic­to­ria, re­cuer­da que nues­tra piel tam­bién tie­ne sub­to­nos y pue­den ser fríos, neu­tros o cá­li­dos. De es­to de­pen­de que no te veas blan­cuz­ca, ro­sa o de­ma­sia­do bron­cea­da. Y pa­ra des­cu­brir qué ti­po eres, lo me­jor es que re­vi­ses las ve­nas de tus mu­ñe­cas. Si se ven azu­les, eres fría, pe­ro si tien­den al ver­de, en­ton­ces, eres cá­li­da. Las que es­tán en un pun­to me­dio son neu­tras. Hay mu­chas ba­ses que in­di­can en su em­pa­que cuá­les son sus sub­to­nos. Es­to te re­sol­ve­rá la vi­da. Lo im­por­tan­te es que prue­bes y que, so­bre to­do, si eres pri­me­ri­za, va­yas a una tien­da a bus­car la ba­se ideal. El maquillaje tien­de a ver­se di­fe­ren­te en fo­to y en los en­va­ses. Si es ne­ce­sa­rio, pí­de­le ayu­da a una ven­de­do­ra. Pue­de que, al fi­nal, te odie un po­co, pe­ro una piel per­fec­ta lo va­le.

La ma­gia del ma­keup ideal pa­ra ti está en que te ayu­da­rá ver­te co­mo si en reali­dad no tra­je­ras na­da pues­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.