fa­ce to fa­ce

Eduardo Gran­ja y @me­me­las­deo­ri­za­ba.

ELLE (México) - - Contenido - POR JORDI LI­NA­RES RI­VAS

CUAN­DO UN SE­GUI­DOR LE PRE­GUN­TÓ A MEMELAS DE ORI­ZA­BA POR QUÉ NO SE­GUÍA A NA­DIE EN INS­TA­GRAM, RES­PON­DIÓ, “POR­QUE SOY BE­YON­CÉ”. MEMELAS PUE­DE PRE­SU­MIR DE UN “0 SE­GUI­DOS” CO­MO HA­CEN QUEEN B, ADE­LE, OPRAH O BANKSY. PE­RO A DI­FE­REN­CIA DE ES­TE ÚL­TI­MO, ÉL NO ES­CON­DE SU IDEN­TI­DAD A LOS FIE­LES CON­SU­MI­DO­RES DE SU “AR­TE”. LA MEN­TE DE­TRÁS DE LA CUEN­TA DE ME­MES QUE SE GA­NÓ EL FOLLOW DEL PRE­SI­DEN­TE DE MÉ­XI­CO ES:

ELLE MÉ­XI­CO:

01. Des­de las pri­me­ras ce­le­bri­da­des que te si­guie­ron, has­ta Enrique Pe­ña Nie­to, ¿có­mo ha si­do el boom de @me­me­las­deo­ri­za­ba? 02. ¿Qué pien­sas de ser po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­to? 03. ¿Cuál es tu re­la­ción con la mo­da? ¿Has pen­sa­do en abrir una cuen­ta en­fo­ca­da a es­ta in­dus­tria?

EDUARDO GRAN­JA:

01. Su­pe­rra­ro. An­tes de te­ner cien mil se­gui­do­res, me en­te­ra­ba de to­do. Sa­bía exac­ta­men­te qué fa­mo­sos me se­guían, pe­ro des­de que lle­gué a cien mil, per­dí la cuen­ta. Las pri­me­ras ve­ces era chis­to­so, pe­ro des­pués se vol­vió ra­ro por­que te en­te­ras de que te si­gue gen­te muy, muy fa­mo­sa y una vez que sé que al­guien me si­gue, me da co­sa bur­lar­me, soy más cui­da­do­so. Sí lo con­si­de­ro pues son tus se­gui­do­res y te si­guen por al­go. Y es que en ge­ne­ral, to­das las co­sas que pa­san en Memelas son al­go que no pue­do ex­pli­car fá­cil­men­te. 02. Pien­so que eso se ha sa­li­do un po­co de con­trol, hay que te­ner cui­da­do con lo que ha­blas. Pre­ci­sa­men­te por­que ca­da vez sa­be­mos que hay más co­sas in­co­rrec­tas. Cuan­do es­tás en al­go co­mo los me­mes tienes una “li­cen­cia especial” pa­ra bur­lar­te un po­co más de lo nor­mal, no eres un no­ti­cie­ro, en­ton­ces sí pue­des ha­cer bro­mas pe­sa­das, pe­ro bueno, yo por lo me­nos en Memelas ten­go bas­tan­tes lí­mi­tes y to­do el tiem­po me los es­toy re­cor­dan­do. 03. Es com­pli­ca­do. La mo­da es mi pa­sión, es lo que más me gus­ta. Sin em­bar­go, des­de ha­ce co­mo dos años de­ci­dí de­jar­la en pau­sa. He tra­ba­ja­do en mo­da du­ran­te mu­chos años y ac­tual­men­te es­toy un po­co har­to de ella. No em­pe­za­ría XQD FXHQWD GH PHPHV GH PRGD 0H OR SUHJXQWDQ PXFKR SHUR SUHÀHUR TXH WRGR VHD D WUDY­pV GH 0HPHODV ,PDJ­tQDWH si esa cuen­ta ya me da el tra­ba­jo que me da, con otra me vol­ve­ría lo­co.

ELLE MÉ­XI­CO:

04. ¿Có­mo es tu tra­ba­jo con Memelas? 05. ¿Qué es al­go de Memelas que na­die se ima­gi­na? 06. ¿Có­mo ha cam­bia­do Eduardo Gran­ja con la fa­ma de Memelas?

EDUARDO GRAN­JA:

04. Al prin­ci­pio era un hobby. Me de­di­ca­ba el día com­ple­to a su­bir me­mes sin nin­gu­na in­ten­ción. Cuan­do em­pe­zó a cre­cer, me di cuen­ta del po­ten­cial que te­nía por­que te­ner mu­chos se­gui­do­res es igual a un mi­ni­me­dio con el que pue­des ha­cer lo que quie­ras. En­ton­ces me em­pe­za­ron a bus­car por fue­ra pa­ra ha­cer con­te­ni­do pa­ra cam­pa­ñas y mar­cas, y cuan­do la cuen­ta cre­ció, em­pe­cé a me­ter pu­bli­ci­dad en for­ma de me­mes. Aho­ra es­toy to­do el día vien­do co­rreos, voy a jun­tas, en­tre­vis­tas y pro­gra­mas de te­le­vi­sión. El fuer­te es su­bir me­mes to­do el día, pe­ro esa ya es la par­te fá­cil. 05. La can­ti­dad de co­sas que me es­cri­be la gen­te. Dia­rio re­ci­bo car­tas, la ma­yo­ría muy bue­na on­da, aun­que a ve­ces hay una que otra de odio, pe­ro es muy ra­ro. Tam­bién te sor­pren­de­rías por­que prác­ti­ca­men­te to­dos los días me lle­ga al­go re­la­cio­na­do con men­sa­jes co­mo “me ayu­das con mi de­pre­sión” o “es­toy te­nien­do un mal día y me ha­ces reír”, me es­cri­be mu­cha gen­te, co­sas im­pre­sio­nan­tes. 06. No ha cam­bia­do en reali­dad na­da, ni de mi per­so­na, ni de mi vi­da, so­lo que la gen­te me em­pie­za a re­co­no­cer en la ca­lle y se con­vier­te en al­go ra­ro. Me pa­sa bas­tan­te se­gui­do que lle­go a un res­tau­ran­te, es­toy en un an­tro o es­toy en la ca­lle y me gri­tan, me sa­lu­dan, me pi­den una fo­to, y eso es a lo que más me ha cos­ta­do acos­tum­brar­me de Memelas. No es­pe­ra­ba que fue­ra a pa­sar, to­do fue co­mo una ca­sua­li­dad.

EDUARDO GRAN­JA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.