Ama tu cuer­po una vez más

La per­fec­ción es inal­can­za­ble, sin em­bar­go, exis­ten téc­ni­cas que nos acer­can a la fi­gu­ra li­bre de ce­lu­li­tis que que­re­mos. No hay na­da de ma­lo en ser nues­tra me­jor ver­sión.

ELLE (México) - - En Portada - cell­fi­na­te.com.mx der­ma­to­lo­gi­co­tenny­son.com Cell­fi­na­te Cen­troDer­ma­to­ló­gi­coTenny­son

No es­ta­mos ha­blan­do de un pa­de­ci­mien­to po­co fre­cuen­te, por el con­tra­rio: ocho de ca­da diez mu­je­res pre­sen­tan al­gún gra­do de ce­lu­li­tis, por tal mo­ti­vo es im­por­tan­te sa­ber que, co­mo los cuer­pos, no to­dos los ca­sos son igua­les. In­clu­so, al­gu­nos hom­bres lle­gan a en­fren­tar es­ta mo­les­ta con­di­ción. Los cam­bios hor­mo­na­les y la ge­né­ti­ca son las prin­ci­pa­les cau­sas por las que sur­gen los ho­yue­los en mus­los y glú­teos. Es­te ti­po de ce­lu­li­tis apa­re­ce en cual­quier mu­jer sin im­por­tar edad, pe­so, es­ta­tu­ra, ra­za o co­lor de piel. Pa­ra ata­car el pro­ble­ma, pri­me­ro de­be­mos en­ten­der có­mo fun­cio­na. Al cre­cer los de­pó­si­tos de gra­sa en el cuer­po (adi­po­ci­tos) por ra­zo­nes me­ta­bó­li­cas, es­tos se en­du­re­cen y se vuel­ven fi­bro­sos, oca­sio­nan­do la apa­ri­ción de los ho­yue­los en glú­teos y mus­los. Pe­ro no to­do es­tá per­di­do, ca­da día sur­gen nue­vos tra­ta­mien­tos pa­ra me­jo­rar la apa­rien­cia y con ello tam­bién nues­tra au­to­es­ti­ma. Al día de hoy, el pro­ce­di­mien­to más van­guar­dis­ta y efec­ti­vo dis­po­ni­ble en el mer­ca­do, se lla­ma Cell­fi­na®.

Cuen­ta con el aval de la au­to­ri­dad sa­ni­ta­ria en Mé­xi­co, la Food and Drug Ad­mi­nis­tra­tion (FDA) y la Unión Eu­ro­pea, por lo que es to­tal­men­te se­gu­ro. Cell­fi­na® cor­ta los sep­tos fi­bro­sos de una for­ma guia­da y pre­ci­sa, gra­cias a su tec­no­lo­gía pa­ten­ta­da TS-GS (Tis­sue Sta­bi­li­zed Gui­ded Sub­ci­sion®), se lo­gra re­cu­pe­rar la ter­su­ra de la piel. “Con es­te pro­ce­di­mien­to se eli­mi­nan los ho­yue­los por más de tres años. El pro­ce­di­mien­to se rea­li­za en el con­sul­to­rio del mé­di­co, el cual pue­de du­rar de 45 a 60 mi­nu­tos, de­pen­dien­do del nú­me­ro de ho­yue­los o zo­nas a tra­tar. La pa­cien­te pue­de re­gre­sar a ca­sa y rea­li­zar sus ac­ti­vi­da­des con nor­ma­li­dad de acuer­do a las in­di­ca­cio­nes del mé­di­co”, co­men­ta el Dr. Fran­cis­co Pé­rez Ata­mo­ros. Que la pla­ya se pre­pa­re pa­ra re­ci­bir­te de nue­vo, por­que la ce­lu­li­tis nun­ca más te qui­ta­rá las ga­nas de usar tu bi­ki­ni fa­vo­ri­to. •

Cell­fi­na eli­mi­na los ho­yue­los y mantiene la piel ter­sa de glú­teos y pier­nas por más de 3 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.