FRAN­CIS­CO MAN­ZANO aka PRIEST.

ELLE (México) - - Pride -

¿Có­mo ¡Es­toy muy te sien­tes con­ten­ta! de es­tar La co­mi­da, en Mé­xi­co los per­so­nas por pri­me­ra y la fies­ta vez? me en­can­tan, ade­más siem­pre he te­ni­do una co­ne­xión con Mé­xi­co des­de que era ni­ñx. Ob­via­men­te cre­cí vien­do las te­le­no­ve­las me­xi­ca­nas, es­tar aquí es cum­plir un sue­ño. ¿Qué se sien­te ser un icono de la co­mu­ni­dad LGBTTTI+ la­tinx? Tie­nes mu­chos fans de ha­bla his­pa­na y aun­que no es el mis­mo idio­ma, es­tán pen­dien­tes del men­sa­je que com­par­tes. Siento que soy par­te de las vo­ces que ha­blan por to­da nues­tra co­mu­ni­dad en el mun­do, no so­lo en La­ti­noa­mé­ri­ca. Es im­por­tan­te te­ner nues­tra ban­de­ra en al­to y ase­gu­rar­nos de que el men­sa­je que que­ra­mos com­par­tir lle­gue a to­dos los lu­ga­res. Es­tu­dias­te mú­si­ca des­de pe­que­ñx y siem­pre te ha gus­ta­do can­tar, ¿por qué de­ci­dis­te co­men­zar el pro­yec­to de Pabllo Vit­tar en drag? La mú­si­ca lle­gó a mi vi­da an­tes que el drag, em­pe­cé a can­tar des­de pe­que­ñx en la igle­sia, pe­ro ob­via­men­te lo ha­cía co­mo ni­ño. Cuan­do cre­cí y vi a las di­vas pop del mo­men­to, Brit­ney, Be­yon­cé, pen­sé: ¡es­to es lo que quie­ro ha­cer!, pe­ro no sa­bía có­mo, has­ta que a los 18 años me ves­tí de drag pa­ra una fies­ta de Ha­llo­ween y des­de ahí no he pa­ra­do. Eres la pri­me­ra drag queen en una no­mi­na­ción al Grammy La­tino, ¿qué sen­tis­te cuan­do te en­te­ras­te? Me sen­tí su­per­or­gu­llo­sa de mi co­mu­ni­dad. Lo pri­me­ro que pen­sé fue, “si yo pu­de lle­gar ahí, cual­quie­ra pue­de”, y más al­to si se lo pro­po­nen. No ne­ce­sa­ria­men­te en el ar­te o en la mú­si­ca, el sue­ño pue­de que sea con­ver­tir­se en un gran mé­di­co, abo­ga­do, etc. No de­be im­por­tar cuál sea tu ex­pre­sión de gé­ne­ro, so­lo se ne­ce­si­ta te­ner un sue­ño y al­can­zar­lo, siem­pre de­mos­tran­do que so­mos per­so­nas que me­re­ce­mos ser res­pe­ta­das y te­ner en la ca­be­za que si ga­na uno en nues­tra co­mu­ni­dad, ga­na­mos to­dos. ¿Có­mo crees que tu ar­te po­dría em­po­de­rar a la co­mu­ni­dad en los mo­men­tos po­lí­ti­cos y so­cia­les que es­ta­mos vi­vien­do? Es un mo­men­to po­lí­ti­co y so­cial muy duro y lo­co, no se sa­be qué va a pa­sar en el fu­tu­ro, pe­ro yo sé que quie­ro se­guir ha­cien­do es­to, quie­ro se­guir dán­do­le una voz a nues­tra co­mu­ni­dad y ale­gría, diversión, hu­mor y mú­si­ca; eso es lo que más ne­ce­si­ta­mos, y no so­lo (dár­se­lo) a nues­tra co­mu­ni­dad, tam­bién a to­da la gen­te que se sien­ta opri­mi­da, re­cha­za­da o so­la. To­dos es­ta­mos en el mis­mo bar­co, así que uná­mo­nos y de­mos ale­gría al mun­do. Por úl­ti­mo, ¿cuál se­ría el men­sa­je que quie­res dar­le a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes? Crean siem­pre en sus sue­ños. Si crees en ti lo pue­des lo­grar, de­bes re­man­gar­te los pu­ños de la ca­mi­sa, es­tar listx y co­rrer. Yo siem­pre es­ta­ré ahí pa­ra de­cir­te, sí se pue­de. Pabllo Vit­tar, una de las es­tre­llas pop más gran­des de Bra­sil y un ex­po­nen­te del drag in­ter­na­cio­nal, vi­si­tó la CDMX co­mo par­te de su gira Não Pa­ra Não, y en ex­clu­si­va, con el apo­yo de Ap­ple Mu­sic, pre­sen­ta­mos es­ta gran his­to­ria.

“No de­be im­por­tar cuál sea tu gé­ne­ro, so­lo se ne­ce­si­ta te­ner un sue­ño y al­can­zar­lo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.