Pa­tek Phi­lip­pe lan­za la co­lec­ción Twenty-4 Au­to­má­ti­co con un to­que muy fe­me­nino.

Una nue­va co­lec­ción pa­ra las mu­je­res ac­tua­les lle­na de fres­cu­ra al pa­sar de una ca­ja rec­tan­gu­lar a re­don­da y con mo­vi­mien­to au­to­má­ti­co.

Equestrian Life Style - - Contenido - Pa­tek Phi­lip­pe por San­dra Ba­rra­das

Mi­lán fue el lu­gar per­fec­to pa­ra mar­car un nue­vo ca­pí­tu­lo en la his­to­ria de Pa­tek Phi­lip­pe y de la co­lec­ción Twenty~4. La lí­nea na­ció en 1999, ha­ce ca­si 20 años que cum­plía los ca­pri­chos fe­me­ni­nos, pie­zas atem­po­ra­les que siempre van bien el cual­quier mo­men­to del día. Pe­ro, ¿por­qué no ha­cer un cam­bio en la co­lec­ción y ha­blar­les a las mu­je­res con pre­fe­ren­cia por los re­lo­jes au­to­má­ti­cos?

Es así co­mo la ca­sa re­lo­je­ra sui­za de­ci­de un nue­vo to­que de fres­cu­ra al re­loj con­vir­tien­do la clá­si­ca ca­ja rec­tan­gu­lar en re­don­da, y pa­sar de un mo­vi­mien­to de cuar­zo a uno au­to­má­ti­co, y que ade­más, pue­dan con­tem­plar su me­ca­nis­mo al fon­do del re­loj a tra­vés del cris­tal de za­fi­ro. Así na­ce el Twen- ty~4 Au­to­má­ti­co.

“Hoy es el mo­men­to de evo­lu­cio­nar”, di­jo el pre­si­den­te de Pa­tek Phi­lip­pe, Thierry Stern, “de­ci­di­mos que las mu­je­res tam­bién de­be­rían te­ner sus pro­pios re­lo­jes. No tru­cos, no al­go que se pa­rez­ca al re­loj de un hom­bre. Ne­ce­si­tá­ba­mos adap­tar el mo­vi­mien­to, tu­vi­mos que adap­tar el ta­ma­ño”, agre­gó. Tra­duc­ción: es una ex­ce­len­te op­ción me­cá­ni­ca sin ol­vi­dar el se­llo de fe­mi­nei­dad. Un nue­vo acier­to de la fir­ma.

La de­li­ca­de­za y refinamiento que ca­rac­te­ri­zan a Pa­tek Phi­lip­pe lo lle­van a es­ta nue­va co- lec­ción, cin­co pri­me­ros mo­de­los Twenty~4 Au­to­má­ti­co do­ta­dos de una ca­ja re­don­da de ace­ro o de oro ro­sa, con en­gas­te de dia­man­tes y di­ver­sos co­lo­res de ca­rá­tu­las.

Twenty~4 es una las co­lec­cio­nes de la mar­ca de re­lo­jes, se unen Ca­la­tra­va, Gon­do­lo, Com­pli­ca­cio­nes, Gran­des Com­pli­ca­cio­nes, Elip­se d’or, Nau­ti­lus y Aqua­naut, to­das, do­ta­das de de­li­ca­de­za en sus aca­ba­dos, in­ves­ti­ga­ción y tec­no­lo­gía de van­guar­dia, ade­más mu­chas de las co­lec­cio­nes pre­sen­tan el sa­voir fai­re de las ofi­cios ar­te­sa­na­les, aque­llos que pa­ra mu­chos ya son his­to­ria y que Pa­tek Phi­lip­pe los nu­tre por la sen­ci­lla ra­zón de que for­man par­te de la re­lo­je­ría tra­di­cio­nal sui­za.

Sin du­da es­ta lí­nea res­pon­de a las ne­ce­si­da­des de mu­je­res más exi­gen­tes y con un al­to sen­ti­do de refinamiento. El Twenty~4 Au­to­má­ti­co se co­ro­na co­mo la pri­me­ra pie­za do­ta­da de un mo­vi­mien­to me­cá­ni­co de cuer­da au­to­má­ti­ca, ani­ma­do por el ca­li­bre 324 SC con una ca­ja de 36 mm de diá­me­tro he­cha de oro ro­sa o ace­ro.

Con las nue­vas ver­sio­nes que se unen al Twenty~4 Au­to­má­ti­co lu­ci­rás una pie­za que ven­drá bien en to­da oca­sión, tan­to de día co­mo de no­che (de ahí de de­ri­va su nom­bre). Ideal pa­ra las mu­je­res ac­tua­les, se­gu­ras de sí mis­mas y, so­bre to­do, que sa­ben lo que quie­ren.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.