VA­SOS COMUNICANTES

Esquire (México) - - Checklist -

En los úl­ti­mos años, di­ver­sas pro­duc­cio­nes han mos­tra­do que el pod­cast es un me­dio tan bueno co­mo la te­le­vi­sión para con­tar his­to­rias. Es­pe­cial­men­te, para con­tar his­to­rias de cri­men y cas­ti­go. Des­de el éxi­to arro­lla­dor de las dos pri­me­ras tem­po­ra­das de Se­rial, el radio do­cu­men­tal de­di­ca­do a na­rrar o re­sol­ver crí­me­nes pa­sa­dos y pre­sen­tes ha vi­vi­do un au­tén­ti­co boom.

En­tre las pro­duc­cio­nes más só­li­das y ve­te­ra­nas es­tá Cri­mi­nal: un pro­gra­ma de epi­so­dios no con­se­cu­ti­vos, ba­sa­do so­bre to­do en en­tre­vis­tas, don­de al­gu­nos pro­ta­go­nis­tas de la vi­da cri­mi­nal es­ta­dou­ni­den­se des­me­nu­zan sus his­to­rias. Si lo que bus­cas es un pro­gra­ma se­ria­do, don­de ca­da ca­pí­tu­lo con­du­ce al si­guien­te y te ha­ce an­siar­lo, hay op­cio­nes aún me­jo­res: Cri­me­town cuen­ta se­ma­na a se­ma­na los en­tre­si­jos de la co­rrup­ción y la ma­fia en la ciu­dad de Pro­vi­den­ce du­ran­te los años 80, y es una de las gran­des jo­yas del gé­ne­ro. Stran­glers re­vi­si­ta un ca­so cé­le­bre: el del fa­mo­so es­tran­gu­la­dor de Bos­ton, que ate­rró aque­lla ciu­dad a co­mien­zos de los 60. Aun­que no se cen­tra ex­clu­si­va­men­te en lo que su­ce­de al mar­gen de la ile­ga­li­dad, el pod­cast de NPR, Em­bed­ded, tie­ne al­gu­nos muy bue­nos ca­pí­tu­los en torno al te­ma: en­tre­vis­tas con usua­rios de una nue­va y de­vas­ta­do­ra dro­ga in­tra­ve­no­sa, o un re­por­ta­je a fon­do so­bre los plei­tos en­tre ban­das de mo­to­ci­clis­tas en Te­xas, por ejem­plo. En el mis­mo es­pí­ri­tu, Re­veal pre­sen­ta al­gu­nas in­ves­ti­ga­cio­nes a pro­fun­di­dad a las que va­le la pe­na pres­tar oí­dos: des­de la in­fil­tra­ción de la bor­der pa­trol por los cár­te­les de la dro­ga has­ta el en­cu­bri­mien­to ma­si­vo de abu­so a me­no­res por par­te de la or­ga­ni­za­ción de los Tes­ti­gos de Jeho­vá.

En el mun­do de ha­bla his­pa­na es­ta­mos un po­co atra­sa­dos, to­da­vía, en cuan­to a pro­duc­cio­nes de es­te gé­ne­ro, pe­ro pue­den en­con­trar­se al­gu­nas bue­nas his­to­rias en Así co- mo sue­na, pod­cast pre­sen­ta­do por Car­los Puig que reú­ne a un pu­ña­do de ex­ce­len­tes pe­rio­dis­tas la­ti­noa­me­ri­ca­nos (re­co­mien­do “El Es­pa­ñol” de Luis Pa­blo Beau­re­gard, so­bre un con­tra­ban­dis­ta afin­ca­do en la fron­te­ra con Be­li­ce). Aun­que no se cen­tre ex­clu­si­va­men­te en el cri­men, Radio Am­bu­lan­te (pre­sen­ta­do aho­ra por NPR) ha pro­du­ci­do al­gu­nas de las me­jo­res pie­zas de au­dio en es­pa­ñol de los úl­ti­mos tiem­pos, ya sea so­bre la re­pri­mi­da es­ce­na punk de Cuba, la in­ti­mi­da­ción a tui­te­ros di­si­den­tes en Ecua­dor o la si­tua­ción de dos mi­gran­tes cen­troa­me­ri­ca­nas trans­gé­ne­ro en su vía cru­cis ha­cia los Es­ta­dos Uni­dos.

No me atre­vo a atri­buir­le al ho­rós­co­po –trin­che­ra ul­tra de­co­ra­da del pen­sa­mien­to má­gi­co– mi pre­di­lec­ción por los nú­me­ros re­don­dos, pe­ro tam­po­co me gus­ta esa ten­den­cia, más o me­nos ex­ten­di­da, de de­cla­rar­se ob­se­si­vo com­pul­si­vo por cual­quier bo­ba­da. Los nú­me­ros re­don­dos, al mar­gen de nues­tras su­pers­ti­cio­nes ele­gi­das, tie­nen una be­lle­za pro­pia, com­pro­ba­ble. Y de en­tre ellos, co­mo se sa­be, el 100 es uno de los más per­fec­tos y es­pe­ra­dos. Na­da pro­du­ce más desa­so­sie­go que el fa­mo­so 99.90 de los pre­cios en­ga­ño­sos.

Ce­le­bro pues esta edi­ción (¡ nú­me­ro 100!) de Es­qui­re. Es un gus­to pla­ti­car des­de aquí con los lectores.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.