KE­VIN BA­CON

Esquire (México) - - Es­te Soy Yo - POR: JO­SÉ ALE­JAN­DRO AN­TU­NES Fo­to: Cor­te­sía

> He es­ta­do en Lon­dres, Ale­ma­nia, Es­ta­dos Uni­dos, Mu­nich y de­más lu­ga­res ha­blan­do de es­te nue­vo show, I Lo­ve Dick, el cual ha si­do muy di­ver­ti­do por­que… ¡pues só­lo es muy cool! y la tra­ma es con­tro­ver­sial, sexy, chis­to­sa, es inusual y la ver­dad, tie­ne un gran tí­tu­lo, tie­ne un po­co de to­do.

> La his­to­ria sí es­tá cen­tra­da en el amor y se­xo, pe­ro so­bre to­do en ar­tis­tas y su re­la­ción con su ar­te, có­mo lo so­lu­cio­nan en

su vi­da dia­ria.

> ”Dick” es un ar­tis­ta y es al­guien que ha he­cho ar­te des­de ha­ce años y se cues­tio­na mu­chas co­sas en su vi­da, co­mo sus re­la­cio­nes pa­sa­das con las mu­je­res, su mor­ta­li­dad y si lo ha he­cho en el mun­do del ar­te, si tie­ne va­lor… si su tra­ba­jo va a so­bre­sa­lir al pa­sar los años. > Creo que el per­so­na­je ha to­ma­do la de­ci­sión de mar­car un nue­vo ca­mino y en­tre esas ecua­cio­nes de una mu­jer con su ma­ri­do; ella se ob­se­sio­na ins­tan­tá­nea­men­te con “Dick” y cam­bia su mun­do al re­vés, y su mun­do es pe­que­ño, vi­ve en Mar­fa, Te­xas, en don­de ha crea­do un im­pe­rio pa­ra él mis­mo.

> Hay mu­cho de él con lo que me iden­ti­fi­co, es una ce­le­bri­dad y no me to­ca in­ter­pre­tar a fa­mo­sos muy se­gui­do.

> Aun­que “Dick” es co­no­ci­do en un lu­gar pe­que­ño, es una per­so­na que no ne­ce­si­ta que to­da la gen­te se­pa quién es, vien­do ca­da uno de sus mo­vi­mien­tos de lo que ha­ce de su vi­da, tam­bién me pue­do iden­ti­fi­car con eso.

> Me con­si­de­ro un ar­tis­ta a mi ma­ne­ra y mi vi­da es crear al­go que ten­ga im­pac­to en la gen­te y los afec­te en cier­to mo­do, es al­go in­creí­ble pa­ra mí, y cla­ro, al­go muy vul­ne­ra­ble cuan­do veo que no fun­cio­na.

> Hu­bo va­rias co­sas que me lle­va­ron a que­rer in­ter­pre­tar­lo, pri­me­ro, por­que la idea de la se­rie fue al­go muy di­ver­ti­do, es un per­so­na­je que no ha­bía in­ter­pre­ta­do an­tes y me in­tere­só ver ha­cia don­de iba, en qué se iba a con­ver­tir, él es un mis­te­rio en los pri­me­ros epi­so­dios, un enig­ma, y es­pe­ra­ba te­ner la opor­tu­ni­dad de con­ver­tir­lo en una per­so­na real. Ade­más co­no­cía el tra­ba­jo de Kathryn Hahn, así que hu­bo mu­chas co­sas que me in­tere­sa­ron pa­ra in­ter­pre­tar­lo.

> Lo úl­ti­mo que ha­bía he­cho fue The Fo­llo­wing, y es un pro­gra­ma muy in­ten­so, os­cu­ro y vio­len­to… y es­to era lo con­ta­rio, es­te es so­bre amor y ro­man­ce, to­do eso su­mer­gi­do en me­dia ho­ra.

> Ca­da pro­yec­to es di­fe­ren­te, ha­cer una co­me­dia no quie­re de­cir que me la pa­so rien­do en el set, sí me to­mo el tra­ba­jo muy e se­rio pe­ro te tie­nes que com­pro­me­ter de la mis­ma ma­ne­ra con una co­me­dia que con un dra­ma, y dis­fru­to am­bas si­tua­cio­nes.

> Me gus­ta tra­ba­jar en es­pa­cios en los que en­cuen­tro apo­yo, res­pal­do y res­pe­to, gen­te fe­liz por es­tar tra­ba­jan­do ahí, fe­li­ces de te­ner es­te ti­po de tra­ba­jo, si ahí es don­de es­toy tra­ba­jan­do, es­toy fe­liz. No me gus­ta es­tar en lu­ga­res tó­xi­cos. The Fo­llo­wing y I Lo­ve Dick fue­ron gran­des es­pa­cios pa­ra tra­ba­jar.

> Sé que la gen­te va a ver to­do ti­po de ex­pre­sión se­xual y de amor en el show, al­gu­nos van a re­la­cio­nar­se, otro se van a ca­len­tar y otros has­ta se van a in­co­mo­dar, pe­ro na­da de lo que van a ver se­rá vio­len­to… sí es grá­fi­co, pe­ro no hay na­da de odio, y creo que la gen­te pue­de ver eso y de­cir, “el amor y el se­xo pue­den te­ner mu­chas ver­sio­nes y va­rian­tes”, y eso es­tá bien, hay que acep­tar las di­fe­ren­cias en­tre am­bos, y creo que eso es lo que la gen­te va a en­ten­der cuan­do se sien­ten a ver­lo.

> Lo in­tere­san­te de la ma­ne­ra de ver­lo en es­ta pla­ta­for­ma en lí­nea es que el pi­lo­to y el show com­ple­to es­ta­rán dis­po­ni­bles exac­ta­men­te en el mis­mo mo­men­to.

> Es­pe­ro que un día des­pués del es­treno ten­ga al­gu­na lla­ma­da de al­guien que me di­ga “oye, lo he vis­to to­do com­ple­to en una no­che”… tal vez es mu­cho pe­dir, por­que en reali­dad son cua­tro ho­ras en to­tal, ca­da uno de vein­ti­tan­tos mi­nu­tos, pe­ro con los so­cios y ami­gos que he ha­bla­do, me han da­do res­pues­tas muy bue­nas.

> Hay una nue­va for­ma, re­no­va­da, de ver se­ries. Creo que to­do es­tá cam­bian­do, y en una ma­ne­ra muy rá­pi­da, si me hu­bie­ras pre­gun­ta­do ha­ce cin­co años que es­ta­ría ha­cien­do una se­rie pa­ra Ama­zon, bueno, no sé ni qué pen­sar, te hu­bie­ra di­cho que no, que eso es pa­ra com­prar li­bros… te­ner­la en una pla­ta­for­ma así es mo­ver­te a la ve­lo­ci­dad de la luz, es emo­cio­nan­te te­ner un es­pa­cio pa­ra po­der ex­pe­ri­men­tar, y Ama­zon Stu­dios nos es­tá ofre­cien­do esa opor­tu­ni­dad con I Lo­ve Dick.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.