Ma­nual de es­ti­lo

La cla­ve pa­ra mez­clar co­lo­res, tex­tu­ras y es­tam­pa­dos es­tá en el equi­li­brio. El ac­tor es­ta­dou­ni­den­se, Finn Wit­trock, nos mues­tra có­mo ha­cer­lo.

Esquire (México) - - En­tra­da - Mo­da: Matt­hew Mar­den

Son las on­ce de la ma­ña­na y Finn Wit­trock tie­ne un buen mo­ti­vo pa­ra te­ner ham­bre. Vie­ne de su pri­me­ra fun­ción del día de Ote­lo, en don­de lu­cha, ha­ce press de ban­ca, se pa­ra de ma­nos so­bre un ba­rril de cer­ve­za y se lo be­be ca­si to­do de for­ma muy con­vin­cen­te. Así que cuan­do nos reuni­mos en un di­ner ucra­niano aba­rro­ta­do en la Se­gun­da Ave­ni­da, en Nue­va York —en don­de a juz­gar por el sa­lu­do del me­se­ro, de­be ser clien­te fre­cuen­te—, ¿quién soy yo pa­ra de­cir­le que es muy tem­prano pa­ra una kiel­ba­sa y un pie­ro­gi? Me tar­dé en re­co­no­cer al ac­tor de 32 años. Se cor­tó la me­le­na y aho­ra lu­ce un cas­que­te mi­li­tar pa­ra in­ter­pre­tar a Cas­sio jun­to con Da­niel Craig y Da­vid Oye­lo­wo en la pro­duc­ción mo­der­na de Ote­lo, con­tex­tua­li­za­da en la Ma­ri­na. Wit­trock ha ido re­mon­tan­do en el ci­ne co­mer­cial po­co a po­co, con pa­pe­les se­cun­da­rios en The Big Short, Noah y Un­bro­ken, pe­ro has­ta aho­ra se ha ne­ga­do a que lo en­ca­si­llen. Su pa­pel de Dandy Mott en Ame­ri­can Ho­rror Story: Freak Show, un hom­bre in­fan­til que be­be co­ñac de un bi­be­rón y ha­ce ma­rio­ne­tas de los cuer­pos de sus víc­ti­mas, le ha me­re­ci­do bas­tan­tes ad­mi­ra­do­res (así co­mo una no­mi­na­ción al Emmy). “Dis­fru­to el di­na­mis­mo que im­pli­ca ir de una co­sa a la otra”, di­ce a pro­pó­si­to de su fa­ci­li­dad pa­ra cam­biar en­tre un psi­có­pa­ta y un ni­ño bo­ni­to. Es­pe­ra es­tre­nar un par de cin­tas en el cir­cui­to de fes­ti­va­les en 2017 —des­ta­ca Land­li­ne que co­pro­ta­go­ni­za con John Tur­tu­rro y Jenny Sla­te—, pe­ro la in­me­dia­tez de las re­pre­sen­ta­cio­nes en vi­vo lo si­guen atra­yen­do al tea­tro. Por eso de­ci­dió ha­cer las pro­duc­cio­nes con­se­cu­ti­vas de Ote­lo y The Glass Me­na­ge­rie. Le re­cuer­da a al­go que “Phil Hoff­man” —co­mo él le lla­ma, sin el Sey­mour— le con­tó du­ran­te su acla­ma­da tem­po­ra­da de 2012 de La muer­te de un via­jan­te: “Cuan­do ter­mi­na la obra, se con­vier­te en mi­to”. Las muer­tes de Hoff­man y po­co des­pués del di­rec­tor de la obra, Mi­ke Ni­chols, tris­te­men­te con­fir­ma­ron esas pa­la­bras. “Es la her­mo­sa tra­ge­dia del tea­tro. Es una ex­pe­rien­cia ma­ra­vi­llo­sa, pe­ro des­pués que­da li­bre y des­apa­re­ce”, di­ce. Eso no quie­re de­cir que el ac­tor crea que el po­der del ar­te sea fu­gaz. Le pa­re­ce que más que nun­ca és­te tie­ne un pa­pel im­por­tan­te en la cul­tu­ra ac­tual, pues vo­ces co­mo la de Sha­kes­pea­re “pue­den ser ins­truc­ti­vas” y el tea­tro te pue­de ayu­dar a “sa­nar y es­cla­re­cer tus sen­ti­mien­tos”. Le de­cep­cio­nó que Do­nald Trump de­ci­die­ra re­pren­der al elen­co de Ha­mil­ton por leer una de­cla­ra­ción po­lí­ti­ca fren­te a Mi­ke Pen­ce, en­ton­ces en el pú­bli­co. “Era una opor­tu­ni­dad ex­ce­len­te pa­ra afir­mar la ma­ra­vi­lla de vi­vir en un país en don­de te pue­des ex­pre­sar. [Pe­ro] Trump lo con­vir­tió en otra pe­lea. No pue­de evi­tar su­bir­se al ring.” Cuan­do des­pués de la ma­ti­né do­mi­ni­cal de Ote­lo en­cuen­tro a Wit­trock cer­ca de la puer­ta del es­ce­na­rio, abre los ojos co­mo pla­tos, se sien­te cul­pa­ble. “¡Pen­sé que ven­drías hoy en la no­che!”, di­ce. Se dis­cul­pa por te­ner una agen­da tan apre­ta­da. Pe­ro su in­ter­pre­ta­ción ya me ha da­do mu­cho en que pen­sar, así que lo man­do a que re­pon­ga las ca­lo­rías an­tes de la fun­ción de la tar­de, den­tro de dos ho­ras, en la que comenzará a re­cons­truir el mi­to des­de ce­ro. —En­tre­vis­ta de Ju­lia Black.

Fo­tos: Ale­xei Hay

Tra­je y cor­ba­ta de Ralph Lau­ren, ca­mi­sa de Dries Van No­ten, za­pa­tos de Es­qui­vel y re­loj Oys­ter Per­pe­tual Sub­ma­ri­ner de Ro­lex.

Sa­co y pan­ta­lón de Ca­na­li, ca­mi­sa de Mar­ni y cor­ba­ta de Dra­ke’s.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.