LA HUMILDAD DE UN GRAN­DE

Esquire Watch Book (México) - - CONTENIDO - Por Joa­quín Pé­rez

Re­ci­bi­mos al nue­vo Eli­te 6150 en el mar­co del 150 aniver­sa­rio de Ze­nith.

Ze­nith ce­le­bra 150 años de su fun­da­ción con una co­se­cha de re­lo­jes ex­tra­or­di­na­rios, en­tre los que se des­ta­ca el sen­ci­llo pe­ro am­bi­cio­so Eli­te 6150.

Cum­plir 150 años es mo­ti­vo pa­ra sen­tir­se or­gu­llo­so e in­flar­se co­mo un pa­vo­rreal. Ze­nith lo ha he­cho. El am­bien­te fes­ti­vo de es­te acon­te­ci­mien­to se pa­la­dea­ba en su stand de la fe­ria Ba­sel­world 2015. El lu­gar pa­re­cía un hor­mi­gue­ro, lleno de gen­te en bus­ca de los re­lo­jes con­me­mo­ra­ti­vos de es­te acon­te­ci­mien­to. Al me­nos dos de ellos es­tán de­di­ca­dos a su fun­da­dor, Geor­ges Fa­vre-ja­cot. Oriun­do de Le Lo­cle, el pe­que­ño pue­blo sui­zo cu­na de la al­ta re­lo­je­ría, Fa­vre-ja­cot fun­dó la ma­nu­fac­tu­ra en 1865 a una edad en la que mu­chos jó­ve­nes de hoy aún no sa­ben qué ha­cer con su vi­da: 22 años. Pe­ro él lo te­nía muy cla­ro: que­ría re­vo­lu­cio­nar el pro­ce­so de fa­bri­car los guar­da­tiem­pos de arri­ba aba­jo. En dos pa­la­bras: in­dus­tria­li­zar­lo y mo­der­ni­zar­lo. Fue pio­ne­ro en im­plan­tar la elec­tri­ci­dad en un ta­ller en Le Lo­cle. Tam­bién co­lo­có gran­des cris­ta­le­ras que de­ja­ban en­trar luz na­tu­ral a rau­da­les. In­te­gró la fun­di­ción, el la­mi­na­do, la es­tam­pa­ción y la rea­li­za­ción de las ca­jas y las es­fe­ras. Y lo más sor­pren­den­te e iné­di­to por en­ton­ces: los com­po­nen­tes se in­ter­cam­bia­ban in­de­pen­dien­te­men­te del mo­vi­mien­to en el que se es­tu­vie­ra tra­ba­jan­do. Fue un vi­sio­na­rio de pies a ca­be­za.

Ze­nith tie­ne una tra­yec­to­ria apa­bu­llan­te, pe­ro lo su­yo no es ti­rar la ca­sa por la ven­ta­na a la pri­me­ra opor­tu­ni­dad. Más bien ac­túa con la humildad de los gran­des y abre­va de su he­ren­cia pa­ra desa­rro­llar nue­vos mo­de­los de sus lí­neas his­tó­ri­cas, re­lo­jes con­tem­po­rá­neos que va­yan acor­de con el si­glo xxi. Su es­tra­te­gia no es mag­ne­ti­zar al pú­bli­co con una co­lec­ción in­ter­mi­na­ble en una al­fom­bra ro­ja. No: lo in­tere­san­te se de­gus­ta en ra­cio­nes pe­que­ñas.

In­tere­san­te co­mo el Eli­te 6150, un re­loj sen­ci­llo, efec­ti­vo, de una ele­gan­cia su­til, cu­yo ca­li­bre ho­mó­ni­mo se­rá la ba­se de los fu­tu­ros desa­rro­llos de Ze­nith. El Eli­te ori­gi­nal sur­gió en 1994 y se co­ro­nó co­mo Me­jor Mo­vi­mien­to del año en Ba­sel­world. Era un ul­tra­plano con 55 ho­ras de re­ser­va de mar­cha que inau­gu­ró el di­se­ño por compu­tado­ra en la ma­nu­fac­tu­ra. Sin em­bar­go, no tu­vo el im­pac­to que se es­pe­ra­ba pa­ra un me­ca­nis­mo tan con­fia­ble,

y fue opa­ca­do por su her­mano ma­yor, el le­gen­da­rio y he­roi­co El Pri­me­ro.

La fir­ma de­ci­dió que es­te era un buen mo­men­to pa­ra vol­ver a apos­tar por el Eli­te y, de pa­so, con­fir­mar su ca­pa­ci­dad co­mo ma­nu­fac­tu­ra re­lo­je­ra con to­das las de la ley. El nue­vo ca­li­bre es au­to­má­ti­co y reúne 195 com­po­nen­tes en 3.92 mm de gro­sor, que pal­pi­tan a una fre­cuen­cia de 28,000 al­ter­nan­cias por ho­ra. Mo­vi­mien­to y re­loj pre­sen­tan tres ras­gos dis­tin­ti­vos res­pec­to a sus pre­de­ce­so­res: el se­gun­de­ro se ha cen­tra­do (an­tes es­ta­ba a las 9 h); au­men­ta la re­ser­va de mar­cha has­ta las 100 ho­ras; y el diá­me­tro de la ca­ja cre­ce a 42 mm. Su as­pec­to es prác­ti­ca­men­te nue­vo. Su di­se­ño en for­ma de gui­ja­rro des­pren­de un de­li­ca­do cla­si­cis­mo. La es­fe­ra, pla­tea­da y abombada, al­ber­ga tres agu­jas del­ga­das en for­ma de bas­tón y unos ín­di­ces es­pi­ga­dos. A tra­vés del fon­do de la ca­ja (he­cha en ace­ro) se ob­ser­va la ma­sa os­ci­lan­te de­co­ra­da con mo­ti­vo Cô­tes de Ge­nè­ve. Una pie­za de lí­neas tan pu­ras se me­re­ce una co­rrea de piel de ali­gá­tor, cla­ro que sí.

MÁS IN­VI­TA­DOS

Pe­ro el Eli­te 6150 no fue el úni­co mo­de­lo que se unió al fes­te­jo de cum­plea­ños de Ze­nith, aun­que sí el más im­por­tan­te por la tras­cen­den­cia es­tra­té­gi­ca que sig­ni­fi­ca pa­ra la ma­nu­fac­tu­ra. Lo que que­re­mos de­cir es que no po­día fal­tar un El Pri­me­ro. En es­ta oca­sión se tra­ta de El Pri­me­ro Sport ( 1 ), do­ta­do con el ca­li­bre au­to­má­ti­co El Pri­me­ro 400 B que la­te a una fre­cuen­cia de 36,000 al­ter­nan­cias por ho­ra, lo que le ga­ran­ti­za una pre­ci­sión de una dé­ci­ma de se­gun­do. Es­te mo­vi­mien­to pro­ce­de del le­gen­da­rio cro­nó­gra­fo El Pri­me­ro, que Ze­nith lan­zó en 1969 y que, al día de hoy, es la estrella de la mar­ca, el que más fa­ma le ha da­do, y que es to­do un em­ble­ma de la al­ta re­lo­je­ría.

Unos rá­pi­dos tra­zos so­bre el nue­vo mo­de­lo: es una pie­za ro­bus­ta, ul­tra­de­por­ti­va, con una ca­ja de 45 mm he­cha en ace­ro. A sus fun­cio­nes de ho­ras y mi­nu­tos ha­bi­tua­les, y pe­que­ño se­gun­de­ro a las 9 h, se aña­de un con­ta­dor de 12 ho­ras, otro de 30 mi­nu­tos y una es­ca­la ta­qui­mé­tri­ca.

Una vuel­ta de tuer­ca a lo an­te­rior es el Pi­lot Ty­pe 20 Ex­tra Spe­cial Bron­ze ( 2 ), qui­zá lo más vin­ta­ge que se vio en la fe­ria Ba­sel­world, con esa ca­ja de 45 mm en bron­ce (el fon­do es de ti­ta­nio) y su co­rrea en piel des­gas­ta­da. En su in­te­rior vi­ve el mo­vi­mien­to au­to­má­ti­co Ze­nith Eli­te 679. El otro Pi­lot que se pre­sen­tó fue el Ty­pe 20 GMT ( 3), un nue­vo vás­ta­go pa­ra la fa­mi­lia avia­do­ra que Ze­nith lan­zó a prin­ci­pios de los años 30 y que, co­mo su nom­bre in­di­ca, implementa un se­gun­do hu­so ho­ra­rio de 24 ho­ras en una ca­ja de 48 mm.

Co­mo la ce­re­za de ese pas­tel ya con 150 ve­las en­cen­di­das, hay dos ejem­pla­res muy es­pe­cia­les, am­bos de la co­lec­ción Aca­demy. El Geor­ges Fa­vre-ja­cot es un ho­me­na­je al fun­da­dor de la mar­ca y de­mues­tra to­do lo que son ca­pa­ces de ha­cer en la ma­nu­fac­tu­ra. El mo­vi­mien­to me­cá­ni­co de al­ta fre­cuen­cia El Pri­me­ro 4810, de cuer­da ma­nual, va acom­pa­ña­do de un sis­te­ma de fuer­za cons­tan­te me­dian­te la trans­mi­sión hu­so-ca­de­na que se pue­de vis­lum­brar a tra­vés de una aber­tu­ra en la es­fe­ra. Es un ejer­ci­cio por­ten­to­so en­vuel­to en una ca­ja de 45 mm en oro ro­sa y en edi­ción li­mi­ta­da a 150 uni­da­des.

Ese mis­mo me­ca­nis­mo de fuer­za cons­tan­te y ca­rac­te­rís­ti­cas de ca­li­bre los com­par­te con el se­gun­do Aca­demy de aniver­sa­rio, el Ch­ris­top­he Co­lomb Hu­rri­ca­ne Grand Vo­ya­ge II, que tie­ne más com­pli­ca­cio­nes, da­do su ori­gen ma­ri­ne­ro: un mó­du­lo gi­ros­có­pi­co au­to­rre­gu­la­dor lla­ma­do Gra­vity Con­trol. Rim­bom­ban­te nom­bre pa­ra un me­ca­nis­mo que lo que ha­ce es man­te­ner el ór­gano re­gu­la­dor y el ba­lan­cín en ho­ri­zon­tal, co­mo aque­llos cro­nó­me­tros de ma­ri­na en­ca­ja­dos al la­do del ti­món. La es­fe­ra es una ver­da­de­ra es­cul­tu­ra en tres di­men­sio­nes, re­ple­ta de subes­fe­ras ca­la­das en­tre sí y en dis­tin­tos pla­nos, una de ellas con cris­tal abom­ba­do (la del mó­du­lo gi­ros­có­pi­co). Pe­ro la ma­yor sor­pre­sa se es­con­de en el fon­do de la ca­ja: un fres­co en mi­nia­tu­ra que re­pre­sen­ta la epo­pe­ya de Cris­tó­bal Co­lón en 1492.

Aca­demy Geor­ges Fa­vre-ja­cot. Ca­ja de 45 mm en oro ro­sa. Mo­vi­mien­to ma­nual El Pri­me­ro 4810 con sis­te­ma de fuer­za cons­tan­te me­dian­te la trans­mi­sión hu­so­ca­de­na. Edi­ción de 150 ejem­pla­res. Eli­te 6150 Ca­ja de 42 mm en ace­ro. Mo­vi­mien­to au­to­má­ti­co de 3.92...

Ch­ris­top­he Co­lomb Hu­rri­ca­ne Grand Vo­ya­ge II Ca­ja de 45 mm en oro ro­sa. Mo­vi­mien­to ma­nual El Pri­me­ro 8805 con 50 ho­ras de re­ser­va de mar­cha. Se­gun­de­ro pe­que­ño a las 9 h. “Gra­vity Con­trol” a las 6 h. Co­rrea en piel de cai­mán.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.