RE­FOR­ZAN­DO RE­GLAS

Esquire Watch Book (México) - - ENTREVISTA - Por: Jo­sé Alejandro An­tu­nes

SU TRA­YEC­TO­RIA DIO INI­CIO HA­CE DIEZ AÑOS, CO­MO GE­REN­TE DE VEN­TAS DE PIA­GET EN IBE­RIA, POR­TU­GAL Y ES­PA­ÑA, UN DESEM­PE­ÑO LA­BO­RAL POR CUA­TRO AÑOS, QUE LE DIO LA OPOR­TU­NI­DAD DE DI­RI­GIR LA FI­LIAL DE ES­PA­ÑA Y POR­TU­GAL, LO QUE LE OTOR­GÓ LA CON­FIAN­ZA PA­RA DESEMPEÑARSE CO­MO DI­REC­TOR PA­RA LATINOAMÉRICA Y EL CA­RI­BE. HA LO­GRA­DO EX­PRE­SAR LOS OB­JE­TI­VOS DEL NUEVO POLO S, PA­RA QUE EL CLIEN­TE SE SIEN­TA IDEN­TI­FI­CA­DO A NO SE­GUIR TEN­DEN­CIAS, SINO DE CREARLAS, UNA PIE­ZA QUE RE­SAL­TA PER­SO­NA­LI­DAD, AL MAR­GEN DE LAS PIE­ZAS EM­BLE­MÁ­TI­CAS DE LA MAR­CA.

¿Co­mo na­ce su gus­to por la al­ta re­lo­je­ría?

RAÚL RA­MOS: Lle­vo en Pia­get 10 años y an­tes de en­trar aquí, no ha­bía te­ni­do in­quie­tud por la re­lo­je­ría, lle­gue por ca­sua­li­dad, fue amor a pri­me­ra vis­ta. Em­pe­cé a apre­ciar to­do es­to gra­cias a la mar­ca y no de­jo de es­tu­diar­lo y for­mar­me, me en­can­ta la his­to­ria de la re­lo­je­ría y la his­to­ria de mi mar­ca.

¿Qué di­fe­ren­cias en el mer­ca­do re­sal­tan de tus ini­cios dentro del mun­do re­lo­je­ro a hoy en día?

RR: Pa­sé del mer­ca­do eu­ro­peo al latinoamericano, Mé­xi­co es un pun­to muy po­ten­te, con una cultura re­lo­je­ra muy am­plia y muy fuerte pa­ra la mar­ca. Un po­co ale­tar­ga­do en el mer­ca­do latinoamericano, pe­ro con mo­ti­vo de los nue­vos lan­za­mien­tos e ima­gen de Pia­get, sien­to que nos va a po­si­cio­nar don­de en ver­dad te­ne­mos que es­tar y en unos años, veo un cre­ci­mien­to muy im­por­tan­te de la mano del mer­ca­do me­xi­cano.

¿Qué es lo que más te atrae de crear un pro­duc­to?

RR: La par­te es­tra­té­gi­ca, no só­lo el la­do co­mer­cial, sino crear al­go es­tu­pen­do con un gran equi­po de co­mu­ni­ca­ción y mar­ke­ting, que ayu­de a po­si­cio­nar es­tra­té­gi­ca­men­te una vi­sión a lar­go pla­zo. Crear, me­jo­rar y que sea al­go que cuan­do lo vea­mos ha­cia atrás, se no­te la evo­lu­ción de su po­si­ción en Latinoamérica.

¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra ti un re­loj?

RR: Pa­ra mí, al hi­lo del nuevo lan­za­mien­to del Polo S, es un signo de iden­ti­dad muy pro­pia de ca­da per­so­na, que ade­más for­ta­le­ce la per­so­na­li­dad de ca­da uno. Por eso me iden­ti­fi­co con es­ta pie­za, por­que Pia­get nun­ca ha se­gui­do ten­den­cias, crea las su­yas.

Con nue­vos pro­yec­tos siem­pre vie­nen acier­tos y erro­res de ¿có­mo ha si­do del ca­mino de es­tas nue­vas pro­pues­tas?

ment,

brand ma­na­ge-

RR: Siem­pre nos man­te­ne­mos fie­les a una fi­lo­so­fía de más de 140 años. Ha­ce ocho o diez años la re­lo­je­ría to­mó un au­ge por el re­loj gran­de, ca­jas enor­mes, lo que es­ta­ba de mo­da en aquel mo­men­to y Pia­get man­tu­vo su lí­nea clá­si­ca con mo­de­los ul­tra pla­nos. Las co­sas van ca­mi­nan­do muy rá­pi­do y he­mos en­ten­di­do que te­ne­mos que re­ju­ve­ne­cer la clien­te­la, por­que en­ten­de­mos que es com­pli­ca­do que una per­so­na de 25 años to­me co­mo pri­me­ra op­ción a un re­loj de nues­tra ca­sa. Por eso el Polo S es el que abre pa­so a que se in­tro­duz­ca a la fa­mi­lia Pia­get, es per­fec­to, es de­por­ti­vo, se pue­de usar las 24 ho­ras, pa­ra prac­ti­car de­por­te has­ta una no­che de ga­la, nun­ca es­tá fue­ra de lí­nea. Es­ta­mos se­gu­ros que es el mo­men­to ade­cua­do y des­de su lan­za­mien­to to­do ha si­do bue­nas no­ti­cias.

¿Qué sien­tes de ser par­te de es­ta fa­mi­lia Pia­get?

RR: Or­gu­llo, sien­to co­mo si fue­ra mi hi­jo y creo que eso es la cla­ve del éxi­to, sen­tir­te par­ti­ci­pe de al­go tan bo­ni­to que es­tá ha­cien­do la mar­ca, y te­ner el res­pal­do del management de la mar­ca, que con­fíe en ti, que te agra­dez­can el es­fuer­zo. El ma­yor or­gu­llo de cons­truir al­go, ver ha­cia atrás y ver lo que has cons­trui­do.

Ha­ble­mos de los pro­yec­tos que vie­ne des­pués del Polo S

RR: La es­tra­te­gia es muy cla­ra pa­ra lo pró­xi­mos años, te­ne­mos tres pi­la­res bá­si­cos en re­lo­je­ría. La fa­mi­lia Al­ti­plano, (el know-how de Pia­get), la fa­mi­lia Li­me­light (re­lo­je­ría fe­me­ni­na, uno de los pio­ne­ros en el mun­do del re­loj-jo­ya) y Polo S, co­mo po­drás ima­gi­nar, la es­tra­te­gia a me­dio y lar­go pla­zo, ya hay el de­sa­rro­llo que te­ne­mos de la co­lec­ción, en el sa­lón de Ginebra ha­brá no­ve­da­des del Polo S y del Al­ti­plano, de las cua­les te pue­do de­cir que son una ma­ra­vi­lla.

¿Có­mo es que lo­gran unir ese sen­tir de in­no­va­ción, siem­pre man­te­nien­do ese mar­gen de tra­di­ción?

RR: Lo más im­por­tan­te cuan­do se crea una pie­za de al­ta re­lo­je­ría es co­no­cer el know how. Do­mi­nan­do es­to y te­nien­do esa sa­bi­du­ría de al­ta re­lo­je­ría te pue­des per­mi­tir mu­chas co­sas. Evi­den­te­men­te se in­ten­tan ha­cer los mo­vi­mien­tos ul­tra pla­nos, pe­ro ade­cuán­do­lo a la re­lo­je­ría mo­der­na, la tec­no­lo­gía ha avan­za­do mu­cho. La al­ta re­lo­je­ría es muy di­ná­mi­ca, uti­li­zan­do a nues­tro fa­vor to­do eso, Pia­get se per­mi­te lan­zar mo­de­los más eco­nó­mi­cos, sin sa­cri­fi­car su fi­lo­so­fía.

¿Qué es lo que con­si­de­ras que ha po­si­cio­na­do a Pia­get dentro de Mé­xi­co?

RR: Pien­so que el mer­ca­do me­xi­cano es muy ma­du­ro en cuan­to a la re­lo­je­ría. Apues­tan mu­cho al re­loj de­por­ti­vo y hay un gran apre­cio por las mar­cas de al­ta re­lo­je­ría. Pia­get tie­ne un re­co­no­ci­mien­to muy gran­de en to­da la re­gión, pe­ro creo que ha lle­ga­do el mo­men­to de dar un sal­to en ca­li­dad, y mos­trar de lo que real­men­te Pia­get es ca­paz y el polo S nos va a ayu­dar mu­chí­si­mo por­que cam­bia la per­cep­ción de la mar­ca y se va a re­tro­ali­men­tar to­da la co­lec­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.