"Se­gui­mos en con­tact"

El Imparcial - Estilos GH - - GUS RODRÍGUEZ - POR: HU­GO GAS­TE­LUM FO­TOS: COR­TE­SÍA GUS RO­DRÍ­GUEZ

En los tiem­pos en que no ha­bía In­ter­net, la úni­ca ma­ne­ra de en­te­rar­se so­bre vi­deo­jue­gos era por la re­vis­ta "Club Nin­ten­do" o el pro­gra­ma "Nin­ten­do­ma­nía": am­bas crea­cio­nes de la le­yen­da del 'ga­ming' Gus Ro­drí­guez, quien ade­más es el ge­nio de­trás de mu­chos pro­yec­tos de te­le­vi­sión.

Eran fi­na­les de los ochen­tas cuan­do Gus y Pepe Sie­rra en­con­tra­ron en un bo­ta­de­ro de un su­per­mer­ca­do al­go que les cam­bia­ría la vi­da pa­ra siem­pre: la pri­me­ra con­so­la de Nin­ten­do, el NES; ahí se desató la pa­sión por los vi­deo­jue­gos por la que mu­chas per­so­nas iden­ti­fi­ca­rían a Gus Ro­drí­guez. Es­ta pa­sión lle­vo a Gus (pu­bli­cis­ta de pro­fe­sión) a di­ri­gir la pu­bli­ci­dad de la úni­ca tien­da dis­tri­bui­do­ra ofi­cial de Nin­ten­do en México, te­nien­do un éxi­to no­ta­ble des­de el prin­ci­pio.

Mu­cho de es­te éxi­to se de­bió a que en la tien­da con­ta­ban con "ex­per­tos en los vi­deo­jue­gos" que ayu­da­ban a los ni­ños a pa­sar sus jue­gos, ade­más en el lu­gar te­nían una es­pe­cie de fo­lle­to a dos tin­tas (idea de Gus) con tips y tru­cos pa­ra los car­tu­chos.

Ese fo­lle­to evo­lu­cio­nó has­ta con­ver­tir­se en "Club Nin­ten­do", re­vis­ta men­sual ofi­cial de la com­pa­ñía en La­ti­noa­mé­ri­ca con Gus Ro­drí­guez a la ca­be­za del pro­yec­to; aquí una en­tre­vis­ta ex­clu­si­va con el le­gen­da­rio per­so­na­je.

¿Có­mo sur­gió la idea de rea­li­zar "Nin­ten­do­ma­nía"?

"Des­pués de es­tar unos me­ses ha­cien­do la re­vis­ta, la gen­te de Nin­ten­do me di­ce que es­tá sa­lien­do muy ca­ro pa­gar­nos los via­jes, pe­ro nos quie­ren lle­var a Ja­pón pa­ra al­go nue­vo que vie­ne pa­ra Nin­ten­do y pa­ra es­to, quie­ren que ha­ga­mos un pro­gra­ma de te­le­vi­sión y que yo lo ma­ne­je.

Que yo fue­ra el con­duc­tor me so­nó ra­ro, por­que yo no soy con­duc­tor, no soy ac­tor, no soy el mu­cha­cho gua­po de la pe­lí­cu­la; en­ton­ces le di­je: 'Sí pue­do hacerlo, pe­ro creo que se ne­ce­si­ta una ima­gen más jo­ven'; la gen­te de Nin­ten­do in­sis­tió en que yo lo hi­cie­ra, en ese mo­men­to fue cuan­do me pu­se la go­rra y di­je: 'Va­mos a tra­tar de hacerlo'. Ya que em­pe­zó el pro­gra­ma, fue la lo­cu­ra pa­ra mí: la fa­ma me aga­rró de re­pen­te, aun­que yo di­go que no me la me­rez­co, por­que pa­ra mí la estrella siem­pre fue el vi­deo­jue­go; aún hoy me sien­to muy con­ten­to de oír a la gen­te que me di­ce: 'Tú hi­cis­te que mi in­fan­cia fue­ra di­fe­ren­te'; sa­ber que pu­dis­te in­fluen­ciar po­si­ti­va­men­te a una generación no tie­ne pre­cio".

¿Qué pien­sas de la in­dus­tria de los vi­deo­jue­gos en México?

"No se real­men­te qué es­té pa­san­do con la pro­gra­ma­ción de vi­deo­jue­gos, sé que hay mu­chos me­xi­ca­nos que es­tán metidos en los vi­deo­jue­gos in­ter­na­cio­nal­men­te y afor­tu­na­da­men­te les ha ido bien.

Aquí en México creo que fal­ta am­bi­ción pa­ra que real­men­te se im­pul­se a los vi­deo­jue­gos: no só­lo se ne­ce­si­ta la gen­te ta­len­to­sa, que hay bas­tan­te, yo creo que se ne­ce­si­tan pa­tro­ci­na­do­res.

Hoy hay mu­cho más res­pe­to por los ga­mers en México gra­cias a que mu­chos tor­neos de es­ports han te­ni­do cam­peo­nes me­xi­ca­nos, des­de que se creó la Fe­de­ra­ción Me­xi­ca­na de De­por­tes Elec­tró­ni­cos es­tá cam­bian­do la ca­ra de los vi­deo­jue­gos de México an­te el mun­do".

¿Có­mo ves la es­ce­na ga­mer a ni­vel glo­bal?

"Pro­fe­sio­nal­men­te, hay un res­pe­to to­tal ha­cia los vi­deo­jue­gos: aho­ra te das cuen­ta que las uni­ver­si­da­des dan be­cas, ins­ti­tu­cio­nes co­mo el Real Ma­drid tie­nen equi­pos de es­ports".

¿Aún jue­gas al­gún vi­deo­jue­go?

"Jue­go mu­cho me­nos de lo que qui­sié­ra; es­toy a pun­to de ter­mi­nar 'Zel­da Breath of the Wild' y cuan­do me dan ga­nas de ju­gar, voy a la 'vie­ja es­cue­la' y sa­co mi NES, mi Su­per NES o mi 64".

¿Cuál es tu for­ma­to pre­fe­ri­do: fí­si­co o di­gi­tal?

"Lo fí­si­co, a mí per­so­nal­men­te, me gus­ta más; hay quien no pue­de ima­gi­nar eso de es­tar po­nien­do car­tu­chos y te­ner que so­plar­les, los tiem­pos han cam­bia­do de­fi­ni­ti­va­men­te: cuan­do ves a los que tie­nen una co­lec­ción de vi­deo­jue­gos y ves los car­tu­chos, las ca­jas, los pós­ters, la ver­dad es muy es­pec­ta­cu­lar y a mÍ me gus­ta eso".

¿Tie­nes al­gún nue­vo pro­yec­to en puer­ta?

"Se van a en­te­rar muy pron­to de un pro­yec­to muy gran­de con mi hi­jo, en la on­da de vi­deo­jue­gos".

"Les quie­ro agra­de­cer mu­chí­si­mo el se­gui­mien­to a mi ca­rre­ra, tan­to de ga­mer co­mo de crea­ti­vo de te­le­vi­sión; siem­pre di­go que no sé cuál es mi tra­ba­jo y cuál es mi hob­bie. Mu­chí­si­mas gra­cias y es­ta­mos en con­tact" Gus Ro­drí­guez

Gus Ro­drí­guez con Shi­ge­ru Mi­ya­mo­to, di­se­ña­dor y pro­duc­tor de vi­deo­jue­gos de Nin­ten­do ("Ma­rio Bros", "The Le­gend of Zel­da", "Don­key Kong,", "Star Fox").

Gus ha­cía el pro­gra­ma "Nin­ten­do­ma­nía" con su hi­jo, Ja­vier Ro­drí­guez

Pri­me­ra edi­ción de la re­vis­ta "Club Nin­ten­do", en 1991.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.