MAES­TROS DEL EN­GA­ÑO

La fra­se "Fa­ke it till you ma­ke it" (Fín­ge­lo has­ta que te sal­ga) co­bra nue­vo sig­ni­fi­ca­do al co­no­cer es­tas in­creí­bles his­to­rias, dis­po­ni­bles vía 'strea­ming'.

El Imparcial - Estilos GH - - NUEVOS DOCUMENTAL­ES - POR: RO­DOL­FO LA­RIOS

Si ya ter­mi­nas­te de ver "Ga­me of Th­ro­nes" por HBO, te re­co­mien­do "The In­ven­tor: Out for Blood in Si­li­con Va­lley", do­cu­men­tal que ofre­ce un vis­ta­zo al bi­za­rro mun­do de las em­pre­sas de Si­li­con Va­lley, don­de la bús­que­da de in­no­va­ción se mez­cla con lo fi­nan­cie­ro, pro­nós­ti­cos y proyeccion­es que dan va­lor mi­llo­na­rio a com­pa­ñías con pro­me­sas e ideas, en lu­gar de re­sul­ta­dos y pro­duc­tos ter­mi­na­dos. Mues­tra la his­to­ria de Eli­za­beth Hol­mes, fun­da­do­ra de la empresa The­ra­nos, que prometió re­vo­lu­cio­nar los la­bo­ra­to­rios quí­mi­cos al desa­rro­llar un pe­que­ño dis­po­si­ti­vo (co­mo una im­pre­so­ra de ofi­ci­na me­dia­na) que con una pe­que­ña mues­tra de san­gre, ha­ría más de 200 prue­bas pa­ra de­tec­tar en­fer­me­da­des. En sus plá­ti­cas pa­ra ob­te­ner in­ver­sio­nis­tas, Hol­mes com­pa­ra la vi­si­ta al la­bo­ra­to­rio quí­mi­co con tor­tu­ra, pues so­mos "per­fo­ra­dos" por gran­des agu­jas y "dre­na­dos" de gran­des can­ti­da­des de san­gre. Sien­do fa­ná­ti­ca de al­gu­nos in­no­va­do­res, toma ele­men­tos de ellos pa­ra ven­der­se co­mo la ves­ti­men­ta de Ste­ve Jobs,

fun­da­dor de Ap­ple; Hol­mes só­lo vis­te de ne­gro, usan­do ca­mi­sas cue­llo de tor­tu­ga al igual que Jobs. Tam­bién uti­li­za la fi­lo­so­fía "Fa­ke it till you ma­ke it" de Tho­mas Al­va Edi­son, y es don­de las co­sas sa­len de con­trol al con­se­guir millones de dó­la­res en in­ver­sión y ase­gu­rar, tan­to a me­dios co­mo in­ver­sio­nis­tas, que su re­vo­lu­cio­na­ria má­qui­na -cu­rio­sa­men­te lla­ma­da "Edi­son"- es­tá lis­ta pa­ra re­sol­ver los pro­ble­mas de sa­lud en el mun­do. El di­rec­tor pre­sen­ta en­tre­vis­tas con em­plea­dos, re­por­te­ros y fi­gu­ras que es­tu­vie­ron re­la

cio­na­dos con el as­cen­so de The­ra­nos, que lle­gó a es­tar co­ti­za­da en 10 mil millones de dó­la­res, así co­mo el ca­mino que pin­ta­ba a Eli­za­beth Hol­mes co­mo la nueva Bill Ga­tes.

Lo más in­tere­san­te no só­lo es ver có­mo una men­ti­ra pue­de ge­ne­rar tan­to di­ne­ro, sino que mues­tra que el uso de fa­vo­res y fi­gu­ras po­lí­ti­cas tam­bién su­ce­de fue­ra de nues­tro país.

VER­DE SE­RÁ

Mien­tras se dis­cu­te en di­fe­ren­tes paí­ses la le­ga­li­za­ción del can­na­bis pa­ra uso mé­di­co y re­crea­ti­vo, en Net­flix pue­des ver el do­cu­men

tal "Grass is Gree­ner": una mi­ra­da al pa­sa­do de có­mo es­ta hier­ba ha sido par­te de la mú­si­ca en la cul­tu­ra afro­ame­ri­ca­na en Es­ta­dos Uni­dos a tra­vés de los años, y có­mo el gobierno la ha uti­li­za­do pa­ra di­fun­dir te­mor y cri­mi­na­li­zar a las mi­no­rías.

El di­rec­tor Fred Brath­wai­te -me­jor co­no­ci­do co­mo Fab 5 Freddy- mues­tra có­mo el jazz de prin­ci­pios del si­glo XX es­ta­ba re­la­cio­na­do con el con­su­mo del can­na­bis; le­yen­das co­mo Louis Arms­trong y Dizzy Gi­lles­pie no só­lo la fu­ma­ban, sino que es­cri­bían can­cio­nes so­bre la planta uti­li­zan­do len­gua­je que el pú­bli­co en ge­ne­ral des­co­no­cía. Lo me­jor del do­cu­men­tal es cuan­do se en­fo­ca en las ac­cio­nes del gobierno es­ta­dou­ni­den­se pa­ra in­fun­dir mie­do, ya que mien­tras el gé­ne­ro musical to­ma­ba más po­pu­la­ri­dad en los ba­res de jazz, las di­fe­ren­cias raciales des­apa­re­cían y gen­te con­vi­vía sin im­por­tar el co­lor de piel.

Al­go que las au­to­ri­da­des de esa épo­ca no to­le­ra­ban, y lan­za­ban cam­pa­ñas pa­ra ate­mo­ri­zar al pú­bli­co es­par­cien­do in­for­ma­ción de có­mo po­días volverte lo­co al con­su­mir can­na­bis, con la fi­na­li­dad de de­te­ner esa con­vi­ven­cia entre mi­no­rías y la gen­te blan­ca.

Si crees que las 'fa­ke news' son al­go nue­vo, en es­te do­cu­men­tal ve­mos es­ta tác­ti­ca uti­li­za­da no só­lo en con­tra de los afro­ame­ri­ca­nos sino tam­bién so­bre los me­xi­ca­nos, so­bre to­do en pe­rió­di­cos don­de no­tas re­la­ta­ban có­mo una fa­mi­lia (de me­xi­ca­nos) se vol­vió lo­ca al co­mer la planta. Cual­quie­ra que sea tu pos­tu­ra so­bre la le­ga­li­za­ción, va­le la pe­na ver es­ta pro­duc­ción en Net­flix.

CONTÁCTALO Ro­dol­fo es di­se­ña­dor grá­fi­co, fa­ná­ti­co de la cul­tu­ra pop y ávi­do con­su­mi­dor de lo que el 'strea­ming' ofre­ce. ¿Tie­nes alguna re­co­men­da­ción? Es­crí­be­le a: rla­[email protected]­l.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.