BEN­ZE­MA ANOTÓ DOS GO­LES QUE FOR­TA­LE­CEN A SO­LA­RI EN EL REAL MA­DRID

CON DE­CI­SIO­NES FIR­MES Y OTRA DE­MOS­TRA­CIÓN QUE RE­SU­CI­TA AL CAM­PEÓN DE EU­RO­PA, SO­LA­RI SE GA­NA EL PUES­TO

Esto - - PORTADA -

Plzen, Re­pú­bli­ca Che­ca.- El Real Ma­drid re­cu­pe­ró la con­fian­za, con Ka­rim Ben­ze­ma ins­pi­ra­do y en el pa­pel de lí­der du­ran­te la go­lea­da de 5-0 con la que des­tro­zó el es­pí­ri­tu com­ba­ti­vo del mo­des­to Vik­to­ria Plzen, en la fe­cha 4 de la Cham­pions Lea­gue.

La re­cons­truc­ción del ac­tual cam­peón de Eu­ro­pa co­mien­za a lle­gar a ba­se de go­les y bue­nos re­sul­ta­dos. El téc­ni­co San­tia­go So­la­ri fir­ma el pleno, tres de tres, gra­cias a de­ci­sio­nes con per­so­na­li­dad. En Plzen en­te­rró el de­ba­te de la por­te­ría, al apos­tar por Thi­baut Cour­tois, ade­más de sen­tar en el ban­co de su­plen­tes a Lu­ka Mo­dric, Is­co Alar­cón y Mar­co Asen­sio.

Los go­les lo tapan to­do. Has­ta las du­das de­fen­si­vas an­te cual­quier ri­val, po­de­ro­so o mo­des­to, que se adue­ña­ron de un ini­cio en el que el ím­pe­tu del Vik­to­ria Plzen ge­ne­ró mi­nu­tos de pro­ble­mas. Pe­ro el fac­tor for­tu­na, tan en con­tra del des­ti­tui­do Ju­len Lo­pe­te­gui, ha cam­bia­do y aho­ra son los tra­ve­sa­ños los que de nue­vo evi­tan go­les del ri­val.

Una ac­ción de Pa­trik Hro­sovs­ký, ape­nas al mi­nu­to 9, aca­bó con un cen­tro que pe­gó en Na­cho Fer­nán­dez y re­pe­lió el pos­te.

La ines­ta­bi­li­dad se es­ce­ni­fi­ca­ba en Ser­gio Ra­mos y un co­da­zo que de­bió cos­tar­le la tar­je­ta ro­ja di­rec­ta. Mi­lán Ha­vel, con la na­riz da­ña­da, no pu­do ter­mi­nar el pri­mer tiem­po.

El ba­lón a tác­ti­ca fi­ja fue el pun­to cla­ve con el que Real Ma­drid ex­plo­tó la de­bi­li­dad del ri­val. An­tes, Ben­ze­ma de­mos­tró que era su no­che con un gol pa­ra en­mar­car, tras arran­car des­de el cos­ta­do iz­quier­do, rea­li­zar dos re­cor­tes pa­ra sen­tar al ri­val y de­fi­nir con ca­li­dad, al mi­nu­to 21.

En tres mi­nu­tos, Real Ma­drid lo­gró lo que has­ta el mo­men­to ha­bía si­do in­ca­paz en to­da la tem­po­ra­da: sen­ten­ciar un par­ti­do. Ca­se­mi­ro re­ma­tó de ca­be­za un ti­ro de es­qui­na pa­ra am­pliar la ven­ta­ja en el mar­ca­dor y mos­trar el gran pun­to dé­bil del equi­po che­co.

Ben­ze­ma fir­mó su do­ble­te al mi­nu­to 37 pa­ra su­pe­rar la ba­rre­ra de 200 go­les con la pla­ye­ra del Real Ma­drid; mien­tras que Ga­reth Ba­le anotó el cuar­to tan­to an­tes del des­can­so, al 40’.

Que­da­ba po­ca his­to­ria pa­ra el se­gun­do tiem­po, que arran­có con dos ata­ja­das de Cour­tois y el Real Ma­drid apro­ve­chan­do los es­pa­cios pa­ra co­rrer. So­la­ri pro­te­gió a Ra­mos, aper­ci­bi­do de san­ción pa­ra el due­lo an­te la Ro­ma, den­tro de tres se­ma­nas, si era amo­nes­ta­do. No su­frió en ex­ce­so an­te un Vik­to­ria Plzen que bus­có el tan­to de la hon­ra con más co­ra­zón que ca­be­za.

De­jó dis­tan­cia en­tre lí­neas que apro­ve­chó Vi­ni­cius Ju­nior y su ham­bre de glo­ria. Lo in­ten­tó siem­pre des­de la ban­da iz­quier­da; per­do­nó al­gu­na ac­ción de pe­li­gro, pe­ro asis­tió a To­ni Kroos pa­ra una ma­ra­vi­lla de gol que pu­so el cie­rre, al mi­nu­to 67.

Ca­da año es igual con las crí­ti­cas. A ve­ces la gen­te no en­tien­de lo que ha­go en la can­cha. Es­toy pa­ra ayu­dar al equi­po. A ve­ces anoto, otras no. Lo im­por­tan­te es ga­nar tí­tu­los”

KA­RIM BEN­ZE­MA

DE­LAN­TE­RO REAL MA­DRID

El mé­ri­to es de los ju­ga­do­res. Son ca­pa­ces de lle­gar don­de quie­ran, lo han de­mos­tra­do en el pa­sa­do. Vi­vi­mos en cri­sis per­ma­nen­te to­do el tiem­po, in­clu­so cuan­do ga­na­mos Cham­pions”

SAN­TIA­GO SO­LA­RI

DT REAL MA­DRID

Si las co­sas le sa­len bien a So­la­ri, por qué no dar­le opor­tu­ni­dad. No sa­be­mos si ven­drá otro, pe­ro no­so­tros a él lo tra­ta­mos con mu­cho res­pe­to co­mo el pri­mer téc­ni­co del Real Ma­drid”

CA­SE­MI­RO

VO­LAN­TE REAL MA­DRID

/ FO­TO: AFP

Ben­ze­ma, tan cues­tio­na­do se­ma­nas atrás, ejer­ció de lí­der con dos tan­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.