EN LA MI­RA

LOS CLU­BES DEL FUT­BOL ME­XI­CANO SE ACOS­TUM­BRA­RON A NE­GO­CIAR LI­BRE­MEN­TE, PE­RO AHO­RA ES­TÁN BA­JO LA LU­PA DE COFECE, QUE IN­VES­TI­GA EL MER­CA­DO DE PIER­NAS

Esto - - PORTADA - POR SAL­VA­DOR AGUI­LE­RA

Que en el mer­ca­do de fichajes no exis­tan acuer­dos en­tre com­pe­ti­do­res que pue­dan afec­tar o ge­ne­rar res­tric­cio­nes in­de­bi­das a la mo­vi­li­dad de los fut­bo­lis­tas”

SER­GIO LÓ­PEZ

COFECE

Así, de la pa­ta­da, es co­mo se en­cuen­tra el fut­bol me­xi­cano, su­je­to a in­ves­ti­ga­ción por la pre­sun­ta rea­li­za­ción de con­duc­tas an­ti­com­pe­ti­ti­vas en el mer­ca­do de fichajes de ju­ga­do­res pro­fe­sio­na­les, ex­clu­si­va­men­te den­tro del te­rri­to­rio na­cio­nal. En ca­so de que, de­ri­va­do de di­chas in­da­ga­to­rias, se com­prue­be la apli­ca­ción de “prác­ti­cas monopólicas ab­so­lu­tas”, ti­pi­fi­ca­das co­mo de­li­to en el có­di­go pe­nal fe­de­ral, las o los in­vo­lu­cra­dos po­drían ser san­cio­na­dos a par­tir de mul­tas has­ta la pri­va­ción de la li­ber­tad, que va de cin­co a 10 años.

Des­pués de dar a co­no­cer los mo­ti­vos por los que la Co­mi­sión Fe­de­ral de Com­pe­ten­cia Eco­nó­mi­ca (COFECE) rea­li­za di­ver­sas di­li­gen­cias en­tre los di­fe­ren­tes clu­bes del ba­lom­pié na­cio­nal, Ser­gio Ló­pez Ro­drí­guez, ti­tu­lar de la Au­to­ri­dad In­ves­ti­ga­do­ra, ex­pli­có al Dia­rio de los De­por­tis­tas los de­ta­lles de la mis­ma.

“Hoy (ayer) hi­ci­mos pú­bli­co que es­ta­mos in­ves­ti­gan­do el mer­ca­do de fichajes de ju­ga­do­res pro­fe­sio­na­les del fut­bol en te­rri­to­rio na­cio­nal. ¿Qué es­ta­mos in­ves­ti­gan­do? Si en es­te mer­ca­do se pu­die­ran o no co­me­ter prác­ti­cas monopólicas ab­so­lu­tas. ¿Qué es eso? Un acuer­do en­tre com­pe­ti­do­res den­tro de un mis­mo mer­ca­do, que pu­die­ra te­ner por ob­je­to fi­jar un pre­cio. Es de­cir, ma­ni­pu­lar­lo pa­ra arri­ba o pa­ra aba­jo de ma­ne­ra coor­di­na­da y con­jun­ta en­tre to­dos los com­pe­ti­do­res, ade­más de di­vi­dir­se un mer­ca­do”, de­ta­lló en en­tre­vis­ta ex­clu­si­va con es­te dia­rio.

“Los com­pe­ti­do­res no pue­den res­trin­gir la ofer­ta de un bien o ser­vi­cio”, pre­ci­só ta­jan­te Ló­pez Ro­drí­guez. “Es de­cir, pro­du­cir u ofre­cer una can­ti­dad li­mi­ta­da de ser­vi­cios. Tam­po­co pue­den in­ter­cam­biar in­for­ma­ción pa­ra al­guno de es­tos ob­je­tos”, abun­dó el ex­per­to.

“No­so­tros, de­ri­va­do de un mo­ni­to­reo cons­tan­te que ha­ce­mos de los mer­ca­dos que in­te­gran la eco­no­mía na­cio­nal en di­ver­sas con­duc­tas que pu­die­ran lle­gar a ser an­ti­com­pe­ti­ti­vas, mo­ni­to­rea­mos di­ver­sos mer­ca­dos y con­duc­tas. Las va­mos vien­do y de ahí va­mos ob­te­nien­do di­ver­sos ele­men­tos de con­vic­ción o in­di­cios. ¿Por qué? Por­que la ley ge­ne­ral de com­pe­ten­cia eco­nó­mi­ca me exi­ge a mí te­ner una cau­sa ob­je­ti­va pa­ra ini­ciar una in­ves­ti­ga­ción. La cau­sa ob­je­ti­va es cual­quier in­di­cio por el que yo pue­da sos­te­ner, ju­rí­di­ca­men­te, que al­guien es­tá vio­lan­do la ley”, com­par­tió en char­la vía te­le­fó­ni­ca.

“En es­te sen­ti­do, de­ri­va­do de un mo­ni­to­reo, en­con­tra­mos di­ver­sas evi­den­cias que nos ha­cen te­ner una cau­sa ob­je­ti­va y por eso, el 29 de ju­nio de 2018 iniciamos es­ta in­ves­ti­ga­ción que hoy (ayer) ha­ce­mos pú­bli­ca”, re­ve­ló.

UN PAR DE AÑOS

Aun­que Ló­pez Ro­drí­guez evi­tó en­trar en de­ta­lle so­bre los po­si­bles in­vo­lu­cra­dos, con tal de no en­tor­pe­cer la in­ves­ti­ga­ción en turno, des­ta­có que el pro­ce­so pue­de du­rar has­ta dos años y me­dio, al tér­mino del cual po­drían de­ter­mi­nar si exis­ten o no ele­men­tos com­pro­ba­bles pa­ra se­ña­lar a los res­pon­sa­bles del po­si­ble ilí­ci­to.

“Mi­ra, yo no pue­do ha­blar de las ac­tua­cio­nes es­pe­cí­fi­cas que se han lle­va­do a ca­bo en la in­ves­ti­ga­ción de ju­nio al día de hoy. Lo que sí te pue­do co­men­tar es que, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, en cual­quier in­ves­ti­ga­ción, la au­to­ri­dad in­ves­ti­ga­do­ra cuen­ta con di­ver­sas he­rra­mien­tas", ar­gu­men­tó. "Po­de­mos ha­cer vi­si­tas de ve­ri­fi­ca­ción, re­que­rir in­for­ma­ción, ci­tar a de­cla­rar a quie­nes con­si­de­re­mos que es­tán re­la­cio­na­dos y cuen­tan con in­for­ma­ción re­le­van­te pa­ra la in­ves­ti­ga­ción o alle­gar­nos la in­for­ma­ción a fuen­te pú­bli­ca. To­da in­ves­ti­ga­ción tie­ne pe­rio­dos. Aho­ri­ta es­ta­mos en el pri­mer lap­so. Ca­da uno cons­ta de 120 días há­bi­les, y esos pe­rio­dos se pue­den am­pliar has­ta en cua­tro oca­sio­nes”.

Es de­cir, “una in­ves­ti­ga­ción pue­de du­rar has­ta 600 días há­bi­les. Aho­ri­ta, es­ta­mos en el pe­rio­do de 120 días. Y se­ría pre­ma­tu­ro su­po­ner qué re­sul­ta­do va a te­ner la in­ves­ti­ga­ción. Pe­ro he­mos ejer­ci­do nues­tras fa­cul­ta­des en el mer­ca­do a in­ves­ti­gar”.

Ob­ser­vó que “los pro­ce­di­mien­tos, aquí en la co­mi­sión, tie­nen dos eta­pas: uno es la in­ves­ti­ga­ción que te co­men­to, o bien,

in­ves­ti­gué y ten­go ele­men­tos, en­ton­ces emi­ti­mos un do­cu­men­to que se lla­ma el Dic­ta­men de Pro­ba­ble Res­pon­sa­bi­li­dad, el cual, co­mo su nom­bre lo in­di­ca, es­ta­ble­ce­mos qué per­so­nas fí­si­cas o mo­ra­les su­po­ne­mos que es­tán co­me­tien­do una con­duc­ta que es vio­la­to­ria a la ley”.

Di­cho do­cu­men­to di­ce nom­bres es­pe­cí­fi­cos, cuá­les son las prue­bas y en qué con­sis­ten las con­duc­tas. “Eso se le no­ti­fi­ca al agen­te eco­nó­mi­co impu­tado y vie­ne la se­gun­da eta­pa, co­no­ci­da co­mo Pro­ce­di­mien­to Se­gui­do en For­ma de Jui­cio, en el que co­mo par­ti­cu­lar te es­tán impu­tan­do una pro­ba­ble vio­la­ción de una ley, tú tie­nes de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal y le­gal de de­fen­der­te. Ahí ha­rás ma­ni­fes­ta­cio­nes y mos­tra­rás prue­bas. És­tas se van a desaho­gar. Una vez que es­te pro­ce­di­mien­to con­clu­ya, se­rá el pleno de la co­mi­sión el ór­gano má­xi­mo de de­ci­sión que tie­ne es­ta co­mi­sión, el que de­ter­mi­ne en de­fi­ni­ti­va si se vio­ló o no la ley”.

MUL­TA Y CÁR­CEL

En ca­so de exis­tir vio­la­cio­nes a la ley, el pleno pue­de im­po­ner san­cio­nes. Ha­bría mul­tas, que van de has­ta el 10 por cien­to de los in­gre­sos de las per­so­nas mo­ra­les, mul­tas a las per­so­nas fí­si­cas e in­ha­bi­li­ta­ción a di­rec­ti­vos pa­ra ejer­cer car­gos. Pe­ro no só­lo se re­du­ci­ría a cas­ti­gos de cor­te ad­mi­nis­tra­ti­vo. “Las prác­ti­cas monopólicas ab­so­lu­tas tam­bién es­tán ti­pi­fi­ca­das co­mo un po­si­ble de­li­to en el có­di­go pe­nal fe­de­ral. Y las per­so­nas que ha­yan in­cu­rri­do en ellas pue­den te­ner una pe­na pri­va­ti­va de la li­ber­tad que va de los 5 a los 10 años”, afir­mó.

“A la Co­mi­sión le com­pe­te, úni­ca­men­te al pleno de la co­mi­sión, san­cio­nar­lo con una mul­ta o la in­ha­bi­li­ta­ción a una per­so­na. A la au­to­ri­dad pe­nal le com­pe­te­rá, en su mo­men­to, de­ter­mi­nar si hay ma­te­ria pa­ra man­dar a al­guien a im­po­ner­le una san­ción pre­ven­ti­va de la li­ber­tad”.

- ¿Las san­cio­nes se abri­rían a pre­si­den­tes de clu­bes o al pro­pio ti­tu­lar de la Fe­de­ra­ción Me­xi­ca­na de Fut­bol?

-Lo que sí te pue­do de­cir es quié­nes par­ti­ci­pan en el mer­ca­do. No­so­tros es­ta­mos in­ves­ti­gan­do el fi­cha­je de ju­ga­do­res. ¿Qué se en­tien­de por fi­cha­je a la au­to­ri­dad in­ves­ti­ga­do­ra? Los pro­ce­sos de re­clu­ta­mien­to, con­tra­ta­ción y las po­lí­ti­cas que to­man los em­plea­do­res pa­ra ha­cer­se de los ser­vi­cios de ju­ga­do­res pro­fe­sio­na­les. ¿Quié­nes in­ter­vie­nen en es­te pro­ce­di­mien­to de fi­cha­je? Bueno, hay ju­ga­do­res pro­fe­sio­na­les de fut­bol, es­tán los clu­bes, y es­tos, a su vez, tie­nen un due­ño. Hay di­rec­ti­vos o ge­ren­tes, es­tá el cuer­po téc­ni­co y, por su­pues­to, ju­ga­do­res. Es­tá la fe­de­ra­ción, las dis­tin­tas di­vi­sio­nes que tie­ne el fut­bol pro­fe­sio­nal, ya sea va­ro­nil o fe­me­nil, y los agen­tes o re­pre­sen­tan­tes. To­das esas per­so­nas es­tán in­mis­cui­das, de una u otra ma­ne­ra, en el mer­ca­do in­ves­ti­ga­do.

Ló­pez Ro­drí­guez afir­mó que “den­tro de es­tos ac­to­res que te aca­bo de co­men­tar es­tán aque­llos que se­rán ob­je­to de la in­ves­ti­ga­ción pa­ra de­ter­mi­nar si en el mer­ca­do de fichajes de ju­ga­do­res en el fut­bol, en te­rri­to­rio na­cio­nal, se es­tán o no ha­cien­do prác­ti­cas monopólicas ab­so­lu­tas”.

FO­TO: AR­CHI­VO ES­TO

El fut­bol for­ma par­te de otro pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción.

FO­TO: AR­CHI­VO ES­TO

Co­sas de la pa­ta­da su­ce­den en nues­tro de­por­te, es­pe­cial­men­te el fut­bol soc­cer, que hoy arro­ja otro te­ma gor­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.