A qui­tar­se la cruz

Esto - - LA DOS - POR SAL­VA­DOR AGUI­LE­RA @Agui­le­raes­to

Cruz Azul no pue­de mo­rir­se an­tes de tiem­po co­mo le ha pa­sa­do un mon­tón de ve­ces en otros tor­neos. La tris­te his­to­ria de La Má­qui­na, tras cum­plir 21 años sin ga­nar la Li­ga, tie­ne que cam­biar ya y es­ta es la tem­po­ra­da pa­ra ha­cer­lo.

Esa cruz que tem­po­ra­da tras tem­po­ra­da se ha­ce más pe­sa­da, hay que des­truir­la pa­ra le­van­tar­se y al­can­zar el tan an­he­la­do tí­tu­lo que se ha convertido en un sueño im­po­si­ble. El 1-0 no es una lá­pi­da pa­ra los ce­men­te­ros, pe­ro Mon­te­rrey ju­ga­rá de­ci­di­do a mar­car de nue­vo y en­ton­ces obli­gar a los ce­les­tes a ir por tres, lo cual ya com­pli­ca­ría se­ria­men­te las co­sas pa­ra un equi­po que bus­ca, irre­me­dia­ble­men­te, ser cam­peón.

De ahí que Pedro Cai­xin­ha de­be tra­zar el par­ti­do per­fec­to. La Má­qui­na de Cruz Azul no pue­de fa­llar. Cier­to que ha per­di­do una de­ce­na de fi­na­les des­de la úl­ti­ma vez que al­can­zó un tí­tu­lo, pe­ro que­dar fue­ra en se­mi­fi­na­les es to­da­vía peor den­tro de su his­to­rial.

Des­de lue­go que en­fren­te ten­drá a un ri­val de je­rar­quía que de­ci­dió no dis­traer­se en na­da y lle­gó con tiem­po a la ca­pi­tal pa­ra te­ner una con­cen­tra­ción má­xi­ma y echar al gran fa­vo­ri­to, al su­per­lí­der, al más per­se­gui­do por los fan­tas­mas. Pe­ro tam­bién me que­da cla­ro que de­be lle­gar el día de de­cir bas­ta, so­bre to­do cuan­do se tie­ne his­to­ria, je­rar­quía, tí­tu­los, buen téc­ni­co, plan­ti­lla y una directiva con re­no­va­das ideas.

Con to­do res­pe­to, Cruz Azul no es el Atlas. Los ro­ji­ne­gros pue­den se­guir sin un tí­tu­lo, ir en los úl­ti­mos lu­ga­res y na­die les di­rá na­da por­que no hay pe­so, no hay je­rar­quía. Lo aca­ba­mos de ver. La Má­qui­na, en cam­bio, tie­ne que qui­tar­se la cruz. Y des­pués de la gran tem­po­ra­da que hi­zo, aho­ra es cuán­do pa­ra dar otro pa­so ha­cia ese an­sia­do tí­tu­lo. De lo con­tra­rio, ni ha­blar, a su­frir lo de siem­pre. Ven­drán las crí­ti­cas, las bur­las, has­ta los me­mes y a em­pe­zar de nue­vo la bús­que­da por­que esa ta­rea de ser cam­peón no se pue­de aca­bar nun­ca si en ver­dad eres un gran­de.

Sí, hoy co­no­ce­re­mos al pri­mer fi­na­lis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.