Par­tió con to­dos los ho­no­res

EL CRO­NIS­TA DE­CANO DEL HIPÓDROMO FA­LLE­CIÓ LABORANDO HAS­TA SU ÚL­TI­MO SUS­PI­RO

Esto - - BOXEO - POR MI­GUEL ÁN­GEL GAR­CÍA

Don Ru­bén Ha­ces fa­lle­ció una vez cum­pli­da su la­bor pe­rio­dís­ti­ca, to­da vez que ayer mis­mo se pu­bli­có la úl­ti­ma in­for­ma­ción que en­vió a es­ta redacción el re­co­no­ci­do ve­te­rano de la plu­ma; dio cuen­ta del po­tro Ku­kul­kán y la po­tran­ca Ja­la Ja­la que hoy dispu­tan El Clá­si­co In­ter­na­cio­nal del Ca­ri­be. Es­to no es más que un des­te­llo del pro­fe­sio­na­lis­mo y en­tre­ga que don Ru­bén tu­vo siem­pre con el Pe­rió­di­co ES­TO, com­pro­me­ti­do has­ta el fi­nal co­mo los má­xi­mos le­tra­dos de pe­rio­dis­mo an­ti­guo que ja­más sol­ta­ron el bo­lí­gra­fo.

DE URUA­PAN A MÉ­XI­CO

Ru­bén Ha­ces na­ció en el po­bla­do de Urua­pan, Mi­choa­cán, el 13 de mar­zo de 1931, año en que na­cie­ron el bien re­cor­da­do Javier So­lís y la pri­me­ra ac­triz, Sil­via Pi­nal.

Cuan­do muy ni­ño, sus pa­dres emi­gra­ron a la Ciu­dad de Mé­xi­co, lu­gar don­de Ru­bén reali­zó sus es­tu­dios de pe­rio­dis­mo lo­gran­do la li­cen­cia­tu­ra. En los años 50tas el se­ñor Ha­ces lle­gó a Dia­rio ES­TO, lo ha­cía ya enamo­ra­do de las ac­ti­vi­da­des ecues­tres y del hipódromo. Pe­ro más enamo­ra­do es­ta­ba de su es­po­sa, la se­ño­ra Gua­da­lu­pe Cha­cón, con quien con­tra­jo ma­tri­mo­nio en 1958 y con quien pro­creó cua­tro hi­jos: Mart­ha Pa­tri­cia, Juan Car­los, Ju­lio Al­ber­to y Ma­ría Ele­na.

Ha­ce tres se­ma­nas su es­po­sa fa­lle­ció, lo que en gran me­di­da de­vas­tó a periodista; el pa­sa­do jue­ves tras ver el par­ti­do Amé­ri­ca­pu­mas, por­que era fiel se­gui­dor de las Águi­las, ce­nó tran­qui­la­men­te pa­ra lue­go ir­se a los bra­zos de Mor­feo en un sueño eterno. Don Ru­bén mu­rió co­mo los jus­tos.

TROTAMUNDOS

Le de­cía­mos que don Ru­bén pi­só in­fi­ni­dad de ae­ro­puer­tos en to­dos los con­ti­nen­tes. Des­de los Jue­gos Olím­pi­cos de Mé­xi­co 1968, Ha­ces cu­brió inin­te­rrum­pi­da­men­te Jue­gos Cen­troa­me­ri­ca­nos y Pa­na­me­ri­ca­nos has­ta Atlan­ta 1996 pa­ra el Pe­rió­di­co ES­TO; lo mis­mo Mun­dia­les de Atletismo. Pe­ro no so­lo es­cri­bía de de­por­tes, sino que tam­bién los prac­ti­ca­ba, ya que gus­tó del atletismo y lo­gró me­tas co­mo una me­da­lla de oro en una ca­rre­ra de 10 mil me­tros en Ca­ra­cas. Or­ga­ni­zó y co­rrió una ma­ra­tón de mil vuel­tas a la Ala­me­da Cen­tral, en la Ciu­dad de Mé­xi­co con el fin de re­cau­dar fon­dos.

LOS CA­BA­LLOS, SU VI­DA

Sin du­da la vi­da de Ru­bén Ha­ces fue­ron los ca­ba­llos. Una vez con la ca­pa­ci­dad de es­cri­bir se in­vo­lu­cró en el ecues­tre y des­de aque­llos años fue la plu­ma in­fal­ta­ble en el hipódromo; ac­tual­men­te era el de­cano de los pe­rio­dis­tas en esa fuen­te, dan­do pun­tual in­for­ma­ción en las pá­gi­nas del pe­rió­di­co, al que to­da su vi­da le fue leal. Ha­ces ja­más de­jó su fuen­te in­for­ma­ti­va de­sola­da y pa­ra mues­tra, el pa­sa­do jue­ves to­da­vía en­vió su úl­ti­ma no­ta, com­pro­me­tién­do­se a en­viar ayer la cró­ni­ca de la ca­rre­ra de hoy.

En su ha­bi­tat na­tu­ral, ro­dea­do de gen­te aman­te de los ca­ba­llos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.