Tu­ris­mo en CU­BA 2019 y PERS­PEC­TI­VAS 2020

EN LOS ÚL­TI­MOS DOS AÑOS, EL TU­RIS­MO IN­TER­NA­CIO­NAL EN CU­BA CO­MO AC­TI­VI­DAD ECO­NÓ­MI­CA SE HA VIS­TO LI­MI­TA­DO EN SU DESA­RRO­LLO POR PRO­BLE­MAS ES­TRUC­TU­RA­LES ENDÓGENOS DE LA ECO­NO­MÍA DE DI­FÍ­CIL SOLUCIÓN

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Es­pe­cial / Spe­cial - TEX­TO / TEXT: DR. JO­SÉ LUIS PERELLÓ CABRERA FO­TOS / PHOTOS: AR­CHI­VO EX­CE­LEN­CIAS / AUT­HOR’S ARCHIVES

En es­tos úl­ti­mos dos años, el tu­ris­mo in­ter­na­cio­nal en Cu­ba co­mo ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca se ha vis­to li­mi­ta­do en su desa­rro­llo por pro­ble­mas es­truc­tu­ra­les endógenos de la eco­no­mía de di­fí­cil solución. En­tre los más re­le­van­tes es­tán la in­su­fi­cien­cia del aho­rro do­més­ti­co, la es­ca­sez cró­ni­ca de di­vi­sas y de fi­nan­cia­mien­tos ex­ter­nos, las dis­tor­sio­nes en el sis­te­ma de pre­cios re­la­ti­vos de­ri­va­das del uso de un ti­po de cam­bio so­bre­va­lua­do, los mer­ca­dos seg­men­ta­dos y la dua­li­dad mo­ne­ta­ria y cam­bia­ria, en­tre otros. Es­te es­ce­na­rio ha con­tem­pla­do la per­ma­nen­cia y re­cru­de­ci­mien­to de las res­tric­cio­nes co­mer­cia­les, eco­nó­mi­cas y fi­nan­cie­ras im­pues­tas por el go­bierno es­ta­dou­ni­den­se, que mos­tra­ron su peor ca­ra a par­tir de la se­gun­da mi­tad del año 2019.

UNA MI­RA­DA AL ES­CE­NA­RIO IN­TER­NA­CIO­NAL

El au­men­to de las ten­sio­nes glo­ba­les ha im­pac­ta­do ne­ga­ti­va­men­te en mu­chos paí­ses, que son tra­di­cio­nal­men­te emi­so­res de via­jes y tu­ris­mo pa­ra Cu­ba des­de Eu­ro­pa. El año 2019 de­mos­tró cla­ra­men­te que el or­den eco­nó­mi­co in­ter­na­cio­nal en­fren­ta in­cer­ti­dum­bres y trans­for­ma­cio­nes que re­ve­lan el ago­ta­mien­to y las li­mi­ta­cio­nes del ac­tual mo­de­lo de desa­rro­llo; dan­do cuen­ta que la re­cu­pe­ra­ción eco­nó­mi­ca se­rá len­ta en los pró­xi­mos años.

Des­de Eu­ro­pa, los prin­ci­pa­les mer­ca­dos tu­rís­ti­cos se han vis­to afec­ta­dos por la pro­lon­ga­da in­cer­ti­dum­bre an­te la sa­li­da del Reino Uni­do de la Unión Eu­ro­pea (Bre­xit); lo que ha pro­vo­ca­do el co­lap­so de Tho­mas Cook, uno de los ma­yo­res ope­ra­do­res mun­dia­les de tu­ris­mo y via­jes; per­tur­ban­do tam­bién a va­rias ae­ro­lí­neas, que han afec­ta­do los via­jes a 38 paí­ses, par­ti­cu­lar­men­te de Amé­ri­ca y Eu­ro­pa, can­ce­lan­do 8,6 mi­llo­nes de asien­tos de avión en los úl­ti­mos tres me­ses de 2019.

An­te es­tas reali­da­des, que in­di­can que el tu­ris­mo de­be­rá en­fren­tar tiem­pos tor­men­to­sos que ra­len­ti­za­rán su cre­ci­mien­to; la ex­pan­sión del SARS-Cov2 coad­yu­va a que el es­ce­na­rio se tor­ne aún peor, con pro­nós­ti­cos muy ne­ga­ti­vos pa­ra los pró­xi­mos me­ses. No obs­tan­te, co­mo en an­te­rio­res oca­sio­nes, la in­dus­tria de los via­jes y el tu­ris­mo mos­tra­rá su rá­pi­da ca­pa­ci­dad de re­cu­pe­ra­ción an­te si­tua­cio­nes si­mi­la­res.

Hay que agre­gar que la des­ace­le­ra­ción de los via­jes y el tu­ris­mo in­ter­na­cio­nal a la su­bre­gión del Ca­ri­be en par­ti­cu­lar, de la que Cu­ba no es­tá exen­ta, ha es­ta­do in­fluen­cia­da en los úl­ti­mos años por tres fac­to­res prin­ci­pa­les: el sur­gi­mien­to de nue­vos des­ti­nos emer­gen­tes en va­rias su­bre­gio­nes del mun­do, que com­pi­ten fuer­te­men­te con el tu­ris­mo ca­ri­be­ño; la fre­cuen­cia e in­ten­si­dad de los fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos; y la au­sen­cia de una renovación real y efec­ti­va de los pro­duc­tos tu­rís­ti­cos en la ofer­ta.

EL TU­RIS­MO EN CU­BA EN 2019

A pe­sar del ac­tual es­ce­na­rio per­ver­so, y des­de el co­mien­zo de la aper­tu­ra de Cu­ba al tu­ris­mo in­ter­na­cio­nal, la si­tua­ción eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ra de la is­la, las res­tric­cio­nes del go­bierno es­ta­dou­ni­den­se man­te­ni­das du­ran­te mu­chos años, las san­cio­nes y la per­se­cu­ción de ac­ti­vos cu­ba­nos por par­te de la Ofi­ci­na de Con­trol de Ac­ti­vos (OFAC), se man­tie­nen y se ra­ti­fi­can con las res­tric­cio­nes del go­bierno es­ta­dou­ni­den­se am­plia­das cons­tan­te­men­te con nue­vas re­gu­la­cio­nes en 2019. Ello es un im­pe­di­men­to real y sig­ni­fi­ca­ti­vo al arri­bo de vi­si­tan­tes, al cum­pli­mien­to del plan de desa­rro­llo y a la ca­li­dad del ser­vi­cio tu­rís­ti­co.

En el año 2019 las lle­ga­das in­ter­na­cio­na­les re­por­ta­ron 4 275 561 vi­si­tan­tes, un de­cre­ci­mien­to de 9,3% en re­la­ción al año an­te­rior. A pe­sar de las res­tric­cio­nes, via­ja­ron des­de Es­ta­dos Uni­dos 1 051 433 re­si­den­tes en el te­rri­to­rio ve­cino, de ellos, 552 895 cu­ba­noa­me­ri­ca­nos y 498 538 es­ta­dou­ni­den­ses; nin­guno lo hi­zo co­mo tu­ris­ta, pues las re­gu­la­cio­nes prohí­ben ha­cer tu­ris­mo en es­ta is­la ca­ri­be­ña.

Re­sul­ta sig­ni­fi­ca­ti­vo el de­cre­ci­mien­to de los mer­ca­dos emi­so­res tra­di­cio­na­les eu­ro­peos, lo que con­fir­ma que fac­to­res po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos de al­can­ce glo­bal, ge­ne­ra­do­res de in­cer­ti­dum­bres en va­rios mer­ca­dos del vie­jo con­ti­nen­te, in­ci­den ne­ga­ti­va­men­te en el tu­ris­mo.

Los re­sul­ta­dos re­por­tan 19 366 871 tu­ris­tas días, un 1% de in­cre­men­to en re­la­ción a 2018, con un in­gre­so tu­rís­ti­co de po­co más de 2,616 mi­llo­nes de cuc.; li­ge­ra­men­te su­pe­rior al año an­te­rior. En es­te sen­ti­do, los cre­ci­mien­tos del tu­ris­mo de es­tan­cia pro­ce­den­te de Ca­na­dá y Ru­sia coad­yu­va­ron a me­jo­res re­sul­ta­dos en es­te in­di­ca­dor.

En 2019, la in­fra­es­truc­tu­ra de alo­ja­mien­to ce­rró con 74 211 ca­pa­ci­da­des alo­ja­ti­vas dis­tri­bui­das en 422 ins­ta­la­cio­nes, en que el 74,7 % de las ha­bi­ta­cio­nes co­rres­pon­den a la mo­da­li­dad de pla­ya, con 188 ho­te­les. El alo­ja­mien­to pa­ra el tu­ris­mo masivo de sol y pla­ya con­cen­tra el 85,6 % del to­tal de ha­bi­ta­cio­nes 4 y 5 es­tre­llas del país.

Se­gún es­tu­dios de ten­den­cias del mer­ca­do, pu­bli­ca­dos por World Tou­rism Ci­ties Federation (WTCF), el tu­ris­mo ur­bano o tu­ris­mo de ciu­dad co­bra im­por­tan­cia de­bi­do al cre­ci­mien­to de es­tos seg­men­tos de via­je­ros con ma­yo­res in­gre­sos y mo­ti­va­dos por la cul­tu­ra. En es­te sen­ti­do, el plan de desa­rro­llo ho­te­le­ro del país, pa­ra los pró­xi­mos años, de­be­rá en­fo­car sus es­fuer­zos en la cons­truc­ción y re­mo­de­la­ción de ho­te­les de ciu­dad con ca­te­go­ría 5 es­tre­llas, y en al­gu­nos ca­sos su­pe­rior, en es­pe­cial en las ciu­da­des de La Ha­ba­na y Santiago de Cu­ba.

En el ám­bi­to de la ges­tión y co­mer­cia­li­za­ción ho­te­le­ra, el año 2019 ce­rró con 105 con­tra­tos de ad­mi­nis­tra­ción ho­te­le­ra fir­ma­dos con 21 ge­ren­cias ex­tran­je­ras de diez paí­ses, que in­vo­lu­cran a 132 ho­te­les con 50 207 ha­bi­ta­cio­nes, al­gu­nos de es­tos en pro­ce­so cons­truc­ti­vo.

CU­BA EN 2020, TRAN­SI­TAR CON IN­DE­PEN­DEN­CIA Y SO­BE­RA­NÍA

Ac­tual­men­te, el tu­ris­mo y los tu­ris­tas son otros; el con­cep­to de las va­ca­cio­nes ha va­ria­do, la for­ma de dis­fru­tar­las es di­fe

ren­te, la ex­plo­si­va ace­le­ra­ción de las al­tas tec­no­lo­gías es­tá pre­sen­te en to­das las eta­pas del via­je y mar­can los de­rro­te­ros que de­be­rán se­guir los des­ti­nos tu­rís­ti­cos de ca­da te­rri­to­rio, apo­ya­dos por las po­lí­ti­cas gu­ber­na­men­ta­les.

Pa­ra el sec­tor tu­rís­ti­co cu­bano, el 2020 re­pre­sen­ta­rá un año col­ma­do de gran­des obs­tácu­los y re­tos: una in­ten­si­fi­ca­ción cons­tan­te en las res­tric­cio­nes im­pues­tas por el blo­queo y la po­lí­ti­ca es­ta­dou­ni­den­se; el en­fren­ta­mien­to a la pan­de­mia SARSCov2, cu­yas con­se­cuen­cias afec­ta­rán los flu­jos nor­ma­les de vi­si­tan­tes in­ter­na­cio­na­les; la adap­ta­ción al cam­bio cli­má­ti­co y otros fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos; y la fal­ta de re­cur­sos fi­nan­cie­ros pa­ra con­ti­nuar los pro­yec­tos del plan de desa­rro­llo.

La po­si­bi­li­dad que tie­ne el sec­tor tu­rís­ti­co cu­bano de apro­piar­se de los be­ne­fi­cios del tu­ris­mo de­pen­de de va­rios fac­to­res in­ter­nos; uno de es­tos es la com­pe­ti­ti­vi­dad de la in­dus­tria lo­cal y su ca­pa­ci­dad pa­ra pro­veer a las em­pre­sas del sec­tor en la tan ne­ce­sa­ria sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes. Nin­gún país pue­de te­ner éxi­to en su desa­rro­llo tu­rís­ti­co ale­ján­do­se de la es­fe­ra de la pro­duc­ción en­dó­ge­na.

La in­ver­sión en la in­fra­es­truc­tu­ra re­sul­ta in­dis­pen­sa­ble en el pro­ce­so de desa­rro­llo tu­rís­ti­co. En es­te as­pec­to, pue­den ha­cer­se gran­des ho­te­les, mag­ní­fi­cos puer­tos, ae­ro­puer­tos y ca­rre­te­ras; pe­ro el real apor­te al desa­rro­llo se ma­te­ria­li­za en la me­di­da que los sec­to­res pro­duc­to­res de ali­men­tos, bie­nes y ser­vi­cios in­cre­men­ten ace­le­ra­da­men­te sus ac­cio­nes y pro­duc­cio­nes; fa­ci­li­tan­do en­ton­ces el apro­ve­cha­mien­to efi­cien­te de las in­fra­es­truc­tu­ras.

La ac­tual co­yun­tu­ra exi­gi­rá un es­fuer­zo in­clu­si­vo que ga­ran­ti­ce la sus­ten­ta­bi­li­dad me­dian­te la in­no­va­ción cons­tan­te, apo­ya­do en el cre­ci­mien­to de los de­más sec­to­res pro­duc­ti­vos, co­mo res­pues­ta a los cam­bios del mer­ca­do, y que di­na­mi­ce real­men­te la eco­no­mía, man­te­nien­do un equi­li­brio con lo am­bien­tal y lo so­cial.

Fo­men­tar y am­pliar la ofer­ta de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos cu­ba­nos res­pon­de no so­lo a la ne­ce­si­dad de in­cre­men­tar la ca­pa­ci­dad de fi­nan­cia­mien­to pro­ve­nien­te de fuen­tes ex­ter­nas; tam­bién con­tri­bu­ye a ele­var la sa­tis­fac­ción es­pi­ri­tual y ma­te­rial de la ma­yor par­te de la so­cie­dad cu­ba­na que ac­ce­de a esos des­ti­nos, que se sien­te par­te de ellos y que pien­sa co­mo país.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.