LA RU­TA PA­NA­ME­RI­CA­NA

EL CA­MINO QUE UNE EL NOR­TE CON EL SUR Y QUE HA­CE A LAS AMÉ­RI­CAS UNA SO­LA. RECORRERLO TE EN­SE­ÑA­RÁ LA MÍ­TI­CA DI­VER­SI­DAD DEL CON­TI­NEN­TE

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Rutas - TEX­TO: MARYLIN LUIS GRI­LLO FO­TOS: ARCHIVO EX­CE­LEN­CIAS

La ru­ta Pa­na­me­ri­ca­na es una de esas vías que se vuel­ven im­pres­cin­di­bles a la ho­ra de enu­me­rar los más fa­mo­sos ca­mi­nos de as­fal­to.Es la más lar­ga del mun­do, la más ma­ne­ja­ble tam­bién —se­gún el Li­bro de los Ré­cords Guin­ness—, y co­nec­ta los dos po­los del pla­ne­ta, des­de Alas­ka (Es­ta­dos Uni­dos) has­ta la Tie­rra del Fue­go, en Ar­gen­ti­na, o vi­ce­ver­sa.

No es una úni­ca obra o me­ga­pro­yec­to, sino que se tra­ta de una multitud de ca­rre­te­ras de di­ver­sos paí­ses que vin­cu­lan a ca­si to­do el con­ti­nen­te Ame­ri­cano con un tra­mo uni­do de vía, ex­cep­to en un pun­to.

La su­ma de ra­ma­les com­ple­ji­za de­fi­nir una úni­ca di­men­sión. Pá­gi­nas web y en­ci­clo­pe­dias ha­blan de 32 700 km, mien­tras que otras re­fie­ren una lon­gi­tud de 48 000. Co­mo fue­re, a 97 años de con­ce­bi­da, la obra es­tá ca­si com­ple­ta.

Pa­ra con­for­mar la ru­ta se uti­li­za­ron mu­chas ca­rre­te­ras exis­ten­tes que se co­nec­ta­ron en­tre sí, lo cual le otor­gó su gran di­ver­si­dad: la Pa­na­me­ri­ca­na se en­san­cha y an­gos­ta por tra­mos, se ha­ce de tie­rra o pa­vi­men­ta­da, atra­vie­sa pue­blos per­di­dos y bu­lli­cio­sas ciu­da­des.

Tam­bién re­co­rre to­do ti­po de geo­gra­fías, cli­mas y es­ta­cio­nes, e, in­clu­so —co­mo cam­bia de he­mis­fe­rio—, in­vier­te el ve­rano y el in­vierno, el oto­ño y la pri­ma­ve­ra.

Con­du­cir por ella im­pli­ca lle­gar al Gran Ca­ñón de Co­lo­ra­do; el Sa­lar de Uyu­ni; los la­gos de las Mon­ta­ñas Ro­co­sas; el Ca­ri­be me­xi­cano; las sel­vas fron­do­sas de Cos­ta Ri­ca; la Pa­ta­go­nia…; de la cos­ta a las mon­ta­ñas; del frío ár­ti­co, a las cer­ca­nías de la con­ge­la­da An­tár­ti­da.

Pa­ra los aman­tes de la na­tu­ra­le­za es­te es un tra­yec­to de­fi­ni­ti­vo, así co­mo pa­ra quie­nes bus­can cul­tu­ra, pues atra­ve­san­do más de diez fron­te­ras y con so­lo dos idio­mas, cam­bian los acen­tos, los pla­tos mu­tan de co­lo­res, las cos­tum­bres va­rían.

Ini­cial­men­te, iba de Alas­ka a Bue­nos Ai­res, re­co­rrien­do Ciu­dad de Mé­xi­co (Mé­xi­co), San Sal­va­dor (El Sal­va­dor), Ca­li (Co­lom­bia), Qui­to (Ecua­dor), Li­ma (Pe­rú) y Los An­des (Chi­le).

Al cen­tro se en­cuen­tra su pun­to hue­co: el Ta­pón de Da­rién, de apro­xi­ma­da­men­te 130 km de sel­va mon­ta­ño­sa, ubi­ca­do en­tre el ex­tre­mo es­te de Pa­na­má y el no­roes­te de Co­lom­bia. La ca­rre­te­ra Pa­na­me­ri­ca­na se cor­ta en Ya­vi­za (Pa­na­má), y en Lo­mas Ais­la­das (Co­lom­bia) ini­cia en Amé­ri­ca del Sur.

En la ac­tua­li­dad exis­ten pro­yec­tos en eje­cu­ción pa­ra com­ple­tar­la y am­pliar­la: el trans­ver­sal de las Amé­ri­cas, y las au­to­pis­tas de la Mon­ta­ña. Su prin­ci­pal obra es la cons­truc­ción de la au­to­vía o do­ble cal­za­da en­tre Me­de­llín y Tur­bo, que fu­sio­na­rá, de­fi­ni­ti­va­men­te, a Amé­ri­ca.

Pe­ro uni­fi­car la vía no es sen­ci­llo, ya que de­be atra­ve­sar Da­rién, im­por­tan­te re­ser­va de la bios­fe­ra, co­no­ci­da co­mo el Cho­có bio­geo­grá­fi­co, y pa­ra pre­ser­var­laha­brá que bus­car ca­mi­nos al­ter­na­ti­vos. A es­to­se su­ma la ne­ce­si­dad de man­te­ner el con­trol de en­fer­me­da­des tro­pi­ca­les, pro­te­ger la cul­tu­ra de los pue­blos in­dí­ge­nas y evi­tar el trá­fi­co de dro­gas, la tra­ta de per­so­nas y las gue­rri­llas.

Ofi­cial­men­te, la ca­rre­te­ra Pa­na­me­ri­ca­na pa­sa por 14 paí­ses:

1. Es­ta­dos Uni­dos, 2. Ca­na­dá, 3. Mé­xi­co, 4. Gua­te­ma­la, 5. El Sal­va­dor, 6. Hon­du­ras, 7. Nicaragua, 8. Cos­ta Ri­ca, 9. Pa­na­má (aquí la ru­ta se ve in­te­rrum­pi­da por el Ta­pón de Da­rién, que obli­ga a los via­je­ros en sus pro­pios vehícu­los a tras­la­dar­lo en bar­co ha­cia Su­da­mé­ri­ca), 10. Co­lom­bia, 11. Ecua­dor, 12. Pe­rú, 13. Chi­le, 14. Ar­gen­ti­na.

Tam­bién se le su­man los tra­yec­tos de es­te a oes­te: Ve­ne­zue­la, Bra­sil, Gu­ya­na, Su­ri­nam, Gu­ya­na Fran­ce­sa;y los tron­ca­les, que la unen con Bo­li­via. Otras al­ter­na­ti­vas tam­bién in­clu­yen Pa­ra­guay y Uru­guay.

Lea más en: http://www.re­vis­ta­sex­ce­len­cias.com/ex­ce­len­cias-del-mo­tor/ex­ce­len­cias-del-mo­tor-no-83/ru­tas/la-ru­ta-mas-lar­ga­del-mun­do

Re­co­rrer la ru­ta to­ma en­tre uno o dos años; pe­ro la ex­pe­rien­cia cam­bia la vi­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.