EM­PRE­SAS DE CI­NE

Expansion (México) - - EN LA MIRA - lec­to­res@ex­pan­sion.com.mx @Ex­pan­sionmx /Ex­pan­sión­mex ex­pan­sion.mx

El po­der del ci­ne, la televisión o la pu­bli­ci­dad ra­di­ca en su ca­pa­ci­dad pa­ra mol­dear nues­tras ideas. Pri­me­ro se adue­ñan de un es­te­reo­ti­po y lue­go lo modifican a su an­to­jo pa­ra des­per­tar en el pú­bli­co una reac­ción o un sen­ti­mien­to. Eso les ha per­mi­ti­do rom­per al­gu­nos ta­búes, pe­ro tam­bién crear otros nue­vos. En es­te mo­derno sis­te­ma de cas­tas, la ima­gen, el gé­ne­ro, la re­li­gión o la di­ver­si­dad se­xual si­guen sien­do al­gu­nas de las eti­que­tas que ge­ne­ran opor­tu­ni­da­des de acer­ca­mien­to o re­cha­zo, y que asig­nan a ca­da quien un rol en la so­cie­dad. El en­torno la­bo­ral no es ajeno a es­ta reali­dad. Va­rios es­tu­dios de­mues­tran que la ma­yo­ría de los can­di­da­tos a un pues­to de tra­ba­jo mien­te. Y no só­lo lo ha­ce so­bre ca­pa­ci­da­des téc­ni­cas o ex­pe­rien­cias an­te­rio­res, sino so­bre as­pec­tos de su per­so­na­li­dad o su vi­da pri­va­da. Por no ha­blar de la ima­gen, que mu­chos modifican pa­ra in­cre­men­tar sus po­si­bi­li­da­des, es­pe­cial­men­te, en tra­ba­jos que im­pli­can aten­ción al clien­te. Men­ti­mos pa­ra sa­tis­fa­cer la ima­gen que las em­pre­sas quie­ren pro­yec­tar ha­cia el ex­te­rior, lo que, en mu­chos ca­sos, se tra­du­ce en in­sa­tis­fac­ción la­bo­ral y fal­ta de pro­duc­ti­vi­dad. Ese es­que­ma pue­de (y de­be) em­pe­zar a cam­biar. Así lo re­fle­ja­mos en nues­tra por­ta­da de es­ta edi­ción de ‘Sú­per Em­pre­sas 2018’, en la que Ar­cos Do­ra­dos, la fran­qui­cia in­de­pen­dien­te de Mcdo­nald’s (se­gun­da po­si­ción en el ran­king) más gran­de del mun­do, que ope­ra la mar­ca en Amé­ri­ca La­ti­na, nos da a co­no­cer su ‘Cool­tu­ra de Ser­vi­cio’. Es­ta nue­va fi­lo­so­fía, im­ple­men­ta­da re­cien­te­men­te, ofre­ce a los em­plea­dos la po­si­bi­li­dad de im­pri­mir su se­llo per­so­nal en la aten­ción a los clien­tes, lo cual en­glo­ba des­de su ima­gen per­so­nal has­ta la for­ma en que ofre­cen nue­vos pro­duc­tos o pro­mo­cio­nes. Los re­sul­ta­dos de es­ta es­tra­te­gia, que hu­ye de las frases pre­fa­bri­ca­das y rom­pe los estereotipos de la hos­pi­ta­li­dad, ya se re­fle­jan en el ba­lan­ce de re­sul­ta­dos de la em­pre­sa, cu­yos in­gre­sos en la re­gión in­te­gra­da por Mé­xi­co, Cos­ta Ri­ca y Pa­na­má, au­men­ta­ron en el cuar­to tri­mes­tre de 2017, en com­pa­ra­ción con el mis­mo pe­rio­do del año an­te­rior. Los pro­ta­go­nis­tas de es­ta re­vo­lu­ción son los mis­mos jó­ve­nes, mi­llen­nials y cen­ten­nials, cu­ya pro­duc­ti­vi­dad y com­pro­mi­so con la com­pa­ñía pue­de au­men­tar has­ta un 83% ba­jo es­que­mas de es­te ti­po, se­gún el es­tu­dio glo­bal ‘Ten­den­cias de ta­len­to 2017, rea­li­za­do por Mer­cer. Otra de las prác­ti­cas que lla­ma­ron nues­tra aten­ción, en es­ta edi­ción, res­pon­de a la ne­ce­si­dad de agi­li­zar los pro­ce­sos de to­ma de de­ci­sio­nes en las em­pre­sas, pa­ra vol­ver­las re­si­lien­tes fren­te a la ve­lo­ci­dad en la que se pro­du­cen los cam­bios en su en­torno. Amex, em­pa­ta­da en pri­me­ra po­si­ción con Nestlé en nues­tro ran­king de ‘Sú­per Em­pre­sas 2018’ en la ca­te­go­ría de más de 3,000 em­plea­dos, lo lla­ma Need for Speed. Su es­tra­te­gia con­sis­te, bá­si­ca­men­te, en ba­jar el ni­vel de de­ci­sión uno o dos ni­ve­les, cam­bian­do la per­cep­ción de que cuan­tas más per­so­nas par­ti­ci­pan a la ho­ra de de­ci­dir, me­jor es el re­sul­ta­do. Nestlé lo lla­ma ‘Pul­so de Li­de­raz­go, y se ba­sa en me­dir la ca­pa­ci­dad de sus lí­de­res pa­ra to­mar de­ci­sio­nes ági­les y acer­ta­das, me­dian­te en­cues­tas pe­rió­di­cas a sus em­plea­dos. ¿Po­drán las em­pre­sas, al igual que el ci­ne, mol­dear es­ta nue­va reali­dad?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.