AME­RI­CAN EX­PRESS BA­JÓ UN NI­VEL EL PO­DER DE DE­CI­SIÓN, PA­RA EVI­TAR QUE TO­DAS RECAIGAN EN UNOS PO­COS DI­REC­TI­VOS.

Expansion (México) - - LIDERAZGO -

co­la­bo­ra­do­res. Me­dian­te en­cues­tas pe­rió­di­cas a to­dos los em­plea­dos de la com­pa­ñía, la em­pre­sa aho­ra mo­ni­to­rea el desem­pe­ño de sus ge­ren­tes y di­rec­ti­vos, pa­ra des­pués im­plan­tar cer­ti­fi­ca­cio­nes o ca­pa­ci­ta­cio­nes en ca­so de iden­ti­fi­car ca­ren­cias. “Con los re­sul­ta­dos de la en­cues­ta ge­ne­ra­mos tres ni­ve­les de re­por­tes, uno a ni­vel mer­ca­do­país, otro por ne­go­cio y otro por li­ne ma­na­ger”, ex­pli­ca Blan­ca Ló­pez, res­pon­sa­ble de desa­rro­llo or­ga­ni­za­cio­nal de Nestlé. El ob­je­ti­vo de es­ta seg­men­ta­ción es di­rec­cio­nar de for­ma más efi­caz las me­di­das a to­mar. Nestlé Mé­xi­co, que aca­ba de apun­tar a Faus­to Cos­ta co­mo su nue­vo pre­si­den­te eje­cu­ti­vo, lo que sig­ni­fi­ca un cam­bio de li­de­raz­go, rea­li­za una pla­nea­ción es­tra­té­gi­ca a to­dos los ni­ve­les pa­ra que la com­pa­ñía si­ga ope­ran­do con nor­ma­li­dad en ca­so de que al­guien más to­me las rien­das o de que ocu­rran even­tos ines­pe­ra­dos. Co­mo par­te de es­ta pla­nea­ción, el pre­si­den­te de la com­pa­ñía im­par­te un ta­ller ca­da año con los lí­de­res de su equi­po en el que se de­fi­nen las prio­ri­da­des del mer­ca­do, las ini­cia­ti­vas y mé­tri­cas cla­ve, los ob­je­ti­vos de la zo­na, los de Nestlé a ni­vel glo­bal y los fac­to­res eco­nó­mi­cos a con­si­de­rar, cuen­ta Ló­pez. A par­tir de ese ta­ller se de­tec­tan las prio­ri­da­des de la or­ga­ni­za­ción en Mé­xi­co y ca­da ne­go­cio ha­ce el mis­mo ejer­ci­cio in­ter­na­men­te, ali­nean­do los ob­je­ti­vos de ca­da uno con las me­tas de la fir­ma. “Ha­ce­mos co­mo un ‘cas­ca­reo’ de ese ejer­ci­cio pa­ra que, al fi­nal, to­dos los co­la­bo­ra­do­res es­tén orien­ta­dos ha­cia la mis­ma mi­sión”, apun­ta Ló­pez. “To­do se do­cu­men­ta y se ha­ce vi­si­ble pa­ra to­dos a fin de que, aun­que ten­ga­mos un pe­rio­do don­de no haya al­guien a car­go, to­dos se­pa­mos qué ha­cer, có­mo ha­cer­lo y en qué mo­men­to”. Con las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les que se ave­ci­nan, la ca­pa­ci­dad de las fir­mas en Mé­xi­co pa­ra en­fren­tar­se al cam­bio se es­tá po­nien­do a prue­ba. “Las em­pre­sas tie­nen que dar­se a la ta­rea de or­ga­ni­zar­se a gran es­ca­la, co­mo lo ha­cen pa­ra un sis­mo o una emer­gen­cia na­tu­ral”, opi­na Va­len­cia. “Así co­mo las je­rar­quías se trans­for­man en esos ca­sos y ca­da uno sa­be có­mo reac­cio­nar, se de­be pre­pa­rar a la em­pre­sa pa­ra que no ha­ga fal­ta es­pe­rar la au­to­ri­za­ción de un di­rec­tor o de un vi­ce­pre­si­den­te pa­ra ca­da ope­ra­ción que se de­ba im­ple­men­tar”. La mi­sión no es sen­ci­lla y re­quie­re de mu­cha pla­nea­ción es­tra­té­gi­ca. “Yo en­tien­do la re­si­lien­cia co­mo un ár­bol que se do­bla y pue­de re­gre­sar a su for­ma ori­gi­nal”, di­ce, por su par­te, Ab­del Mu­sik. “No im­por­ta si vie­ne el vien­to o si vie­ne la llu­via, de al­gu­na for­ma lo re­sis­tes y pue­des sub­sis­tir a mu­chos cam­bios de tu en­torno”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.