DEL TRA­TO AL CON­TRA­TO

Des­de el aná­li­sis pre­vio has­ta la redacción de los acuer­dos, los abogados jue­gan un pa­pel cla­ve en las fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes.

Expansion (México) - - INFORME - POR JES­SI­CA BIGIO

Los abogados im­pul­san la ex­pan­sión de las com­pa­ñías en nue­vos mer­ca­dos gra­cias a su tra­ba­jo pa­ra ha­cer reali­dad las fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes.

Ten­drá 34 ca­pí­tu­los y ya no se lla­ma­rá TL­CAN. El nue­vo acuer­do co­mer­cial en­tre Es­ta­dos Uni­dos, Mé­xi­co y Ca­na­dá pro­me­te aca­bar con la in­cer­ti­dum­bre que ha pri­ma­do en­tre las em­pre­sas des­de que el go­bierno de Do­nald Trump anun­ció que el tra­ta­do se re­vi­sa­ría. A pe­sar de es­te ‘fi­nal fe­liz’, las fir­mas me­xi­ca­nas con ope­ra­cio­nes en el ex­te­rior se que­dan con un apren­di­za­je: cuan­do se tra­ta de co­mer­cio ex­te­rior, to­do pue­de cam­biar y, por ello, de­ben ha­cer reali­dad la di­ver­si­fi­ca­ción de la que se lle­va dé­ca­das ha­blan­do pa­ra de­pen­der me­nos de Es­ta­dos Uni­dos. “Ca­da vez más em­pre­sas em­pie­zan a ana­li­zar con­cep­tual­men­te la idea de ad­qui­rir fir­mas en Amé­ri­ca del Sur o Eu­ro­pa”, co­men­ta Abel Fran­cis­co Me­jía, so­cio del des­pa­cho de abogados Sán­chez De­vanny Ese­ve­rri. En es­te pro­ce­so, los abogados ju­ga­rán un pa­pel cla­ve, es­pe­cial­men­te, a la ho­ra de con­cre­tar fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes que las fir­mas me­xi­ca­nas em­pren­dan en el ex­tran­je­ro. “Nos bus­can a no­so­tros y a los ban­que­ros de in­ver­sión pa­ra ver qué mer­ca­dos val­dría la pe­na ex­plo­rar”, aña­de Me­jía, aun­que acla­ra que, de mo­men­to, esas in­ten­cio­nes no se han ma­te­ria­li­za­do ma­si­va­men­te. Los abogados y los ase­so­res de in­ver­sión son los pri­me­ros que en­tran a par­ti­ci­par en pro­ce­sos de fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes, ex­pli­ca Me­jía, quien ha par­ti­ci­pa­do en más de 15 ope­ra­cio­nes de es­te ti­po en los úl­ti­mos tres años. “Ge­ne­ral­men­te, las com­pa­ñías lle­gan con no­so­tros des­de que to­man la de­ci­sión de ex­pan­dir­se, pa­ra que los ayu­de­mos a ubi­car tar­gets po­ten­cia­les”, di­ce. Por eso, re­co­mien­da que el equi­po de abogados que se con­tra­te pa­ra el pro­ce­so ten­ga un en­fo­que de ne­go­cios y en­tien­da qué es lo que más le con­vie­ne a su clien­te. La par­te más com­ple­ja de la par­ti­ci­pa­ción de los abogados en com­pras o fu­sio­nes vie­ne jus­to des­pués de que se de­ci­de qué em­pre­sa se quie­re ad­qui­rir, cuan­do co­mien­za el due di­li­gen­ce, que con­sis­te en in­ves­ti­gar y au­di­tar esa com­pa­ñía, co­men­ta El­sa Her­nán­dez Cas­ti­llo, fun­da­do­ra y so­cia di­rec­to­ra de Her­nán­dez Cas­ti­llo Ase­so­res Em­pre­sa­ria­les. En es­te mo­men­to, cuan­do el ven­de­dor po­ne sus ac­ti­vos en ven­ta, tie­ne que crear un da­ta room, que es un archivo con to­da la in­for­ma­ción de la com­pa­ñía. “To­dos los

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.