A 10 años del arri­bo de AXA a Mé­xi­co, la tec­no­lo­gía ha si­do su alia­da.

Los di­rec­ti­vos de AXA afir­man que pa­ra que, por fin, crez­ca el sec­tor de los se­gu­ros es cla­ve in­ver­tir en tec­no­lo­gía y pro­duc­tos sen­ci­llos.

Expansion (México) - - CONTENIDO - POR: Adrián Es­ta­ñol

La ca­la­mi­dad pa­ra unos re­pre­sen­ta opor­tu­ni­dad pa­ra otros. Es­ta fra­se des­cri­be la lle­ga­da de la ase­gu­ra­do­ra AXA a Mé­xi­co: ha­ce una dé­ca­da, cuan­do es­ta­ba co­men­zan­do la crisis eco­nó­mi­ca y fi­nan­cie­ra glo­bal, la com­pa­ñía fran­ce­sa des­em­bol­só 1,500 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra ad­qui­rir la di­vi­sión de se­gu­ros de la ho­lan­de­sa In­ter­na­tio­na­le Ne­der­lan­den Group (ING), que no te­nía in­te­rés en que­dar­se en Mé­xi­co, tras per­der un lar­go jui­cio contra la me­xi­ca­na Fer­ti­nal y con­de­na­da a pa­gar­le más de 93 MDD. Des­de en­ton­ces, AXA se co­lo­ca co­mo la ter­ce­ra ase­gu­ra­do­ra más gran­de del país, con 34,428 mi­llo­nes de pe­sos de pri­mas y seis mi­llo­nes de clien­tes. Sin

em­bar­go, el sec­tor es­tá le­jos de al­can­zar su po­ten­cial en el país, ad­mi­ten Geor­ge Stans­field, di­rec­tor ge­ne­ral ad­jun­to glo­bal, y Daniel Band­le, CEO de AXA Se­gu­ros Mé­xi­co. La cla­ve pa­ra cam­biar la si­tua­ción –agre­gan– es­tá en la tec­no­lo­gía.

EX­PAN­SIÓN: ¿Por qué to­ma­ron la de­ci­sión de in­ver­tir en Mé­xi­co en ple­na crisis?

GEOR­GE STANS­FIELD: Era fe­bre­ro de 2008, es­tá­ba­mos al prin­ci­pio de la crisis fi­nan­cie­ra, pe­ro bus­cá­ba­mos una in­ver­sión de lar­go pla­zo y vi­mos la opor­tu­ni­dad: vi­mos que ING que­ría ha­cer otra co­sa y que la di­vi­sión de se­gu­ros no era su pri­me­ra prio­ri­dad. Pa­ra no­so­tros, es el prin­ci­pal ne­go­cio. Así que to­ma­mos el ries­go en aquel mo­men­to, por­que sen­ti­mos que Mé­xi­co era un país con un fu­tu­ro bri­llan­te, y, 10 años des­pués, pen­sa­mos lo mis­mo. Es­ta­mos con­ven­ci­dos de que hi­ci­mos lo co­rrec­to.

E: ¿Qué han lo­gra­do en es­ta dé­ca­da?

GS: La in­no­va­ción en el mer­ca­do: ar­ma­mos un gran equi­po de ad­mi­nis­tra­ción y tra­ji­mos es­truc­tu­ra y co­no­ci­mien­to de otras par­tes del mun­do. Pe­ro aún hay gran par­te de la po­bla­ción en Mé­xi­co que no es­tá ser­vi­da, y con­si­de­ra­mos que hay mu­cho que ha­cer en pro­duc­tos in­no­va­do­res. E: ¿En qué pro­duc­tos po­drían in­no­var pa­ra ha­cer cre­cer es­te sec­tor, que es­tá po­co desa­rro­lla­do en com­pa­ra­ción con otras eco­no­mías si­mi­la­res? GS: Vie­ne una gran opor­tu­ni­dad con la tec­no­lo­gía, con las in­sur­tech (fir­mas tec­no­ló­gi­cas que ofre­cen ser­vi­cios del sec­tor ase­gu­ra­dor), pa­ra me­jo­rar el ma­ne­jo de los re­cla­mos y la ex­pe­rien­cia pa­ra el clien­te, así co­mo pa­ra que las sus­crip­cio­nes en pro­duc­tos y pa­gos les to­men a los clien­tes mi­nu­tos, en lu­gar de días. DANIEL BAND­LE: Ésa es la gran pre­gun­ta, ¿có­mo ha­cer que los me­xi­ca­nos ten­gan ac­ce­so al se­gu­ro? Son tres pi­la­res: si em­pe­za­mos por el clien­te, le te­ne­mos que ex­pli­car por qué el se­gu­ro es re­le­van­te. En se­gun­do lu­gar, de par­te de las au­to­ri­da­des, te­ne­mos que te­ner in­cen­ti­vos. Por ejem­plo, el se­gu­ro pa­ra autos con res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil es obli­ga­to­rio en mu­chos lu­ga­res que no es­tán más desa­rro­lla­dos que Mé­xi­co. En el país aún no es así. Otro ejem­plo es que hay que su­pri­mir el to­pe de de­du­ci­bi­li­dad en las pri­mas de gas­tos mé­di­cos ma­yo­res, pa­ra que los me­xi­ca­nos ten­gan ver­da­de­ros in­cen­ti­vos al con­tra­tar un se­gu­ro. Y en ter­cer lu­gar, es­ta­mos las ase­gu­ra­do­ras. Te­ne­mos que in­ver­tir en tec­no­lo­gía pa­ra crear pro­duc­tos más sim­ples, que se en­tien­dan me­jor y que sean más re­le­van­tes. La tec­no­lo­gía nos ayuda, por­que ya no se va­le lan­zar pro­duc­tos com­ple­jos y que no se en­tien­dan.

E: Por ejem­plo, des­pués del te­rre­mo­to del año pa­sa­do, no au­men­ta­ron los se­gu­ros a la vi­vien­da. ¿Qué se pue­de ha­cer?

DB: La­men­ta­ble­men­te, tie­nes ra­zón, no he­mos vis­to una su­bi­da en el nú­me­ro de ca­sas ase­gu­ra­das. El te­ma pa­sa por los due­ños de las ca­sas y el pre­dial. Cuan­do las au­to­ri- da­des co­bran el pre­dial, una par­te ten­dría que ir a un se­gu­ro obli­ga­to­rio. Así te­ne­mos la cer­te­za de que to­dos es­tán ase­gu­ra­dos y que se cuen­tan con los fon­dos pa­ra cu­brir­los des­pués de un tem­blor.

E: La in­dus­tria en­fren­ta pro­ble­mas en dos fren­tes: la bre­cha en­tre el ro­bo de autos y la re­cu­pe­ra­ción, y el au­men­to en los cos­tos de la sa­lud. ¿Có­mo los afron­tan?

DB: No­so­tros es­ta­mos en el ra­mo de autos y de sa­lud, así que no po­dría de­cir que una co­sa nos preo­cu­pa me­nos que la otra. En el ro­bo de autos, exi­gi­mos que las au­to­ri­da­des sean más es­tric­tas. Sa­be­mos dón­de tie­nen lu­gar la ma­yo­ría de los ro­bos, y ahí hay que po­ner más me­di­das de se­gu­ri­dad. El te­ma de la re­cu­pe­ra­ción es de­li­ca­do, por­que sa­be­mos que tie­ne mu­cho que ver con el cri­men organizado, y no­so­tros de­be­mos pro­te­ger a nues­tros em­plea­dos. En el te­ma de gas­tos mé­di­cos, to­dos es­ta­mos de acuer­do en que la in­fla­ción mé­di­ca no pue­de ser re­gu­lar­men­te más al­ta que la in­fla­ción ge­ne­ral. Te­ne­mos que en­con­trar la ma­ne­ra de ali­near­nos con otros ac­to­res. Si to­ma­mos el ejem­plo de los hos­pi­ta­les, és­tos tie­nen que es­tar in­tere­sa­dos en que sus pa­cien­tes, nues­tros ase­gu­ra­dos, no ten­gan que pa­gar ca­da vez más.

Daniel Band­le y Geor­ge Stans­field, di­rec­ti­vos de AXA, ha­cen ba­lan­ce de su pri­me­ra dé­ca­da en Mé­xi­co. ANIVER­SA­RIO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.