La glo­ba­li­za­ción avan­za a pe­sar de los paí­ses pro­tec­cio­nis­tas.

An­te los men­sa­jes pro­tec­cio­nis­tas, más em­pre­sas in­ter­na­cio­na­les, es la te­sis de los edi­to­res de es­te li­bro.

Expansion (México) - - CONTENIDO - POR: Pu­ri Lu­ce­na

La cam­pa­ña de Do­nald Trump pa­ra con­ver­tir­se en el can­di­da­to re­pu­bli­cano a la pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos, ha­ce tres años, hi­zo sal­tar to­das las alar­mas. El po­pu­lis­mo en­ton­ces, an­tes in­clu­so de que se ce­le­bra­ra el re­fe­rén­dum en Reino Uni­do pa­ra de­jar la Unión Eu­ro­pa, se con­ce­bía más co­mo un fe­nó­meno ca­rac­te­rís­ti­co de Amé­ri­ca La­ti­na o de paí­ses emer­gen­tes. Y en ese con­tex­to, na­ció Bu­si­ness Des­pi­te Bor­ders, el li­bro que San­tia­go Íñi­guez, pre­si­den­te eje­cu­ti­vo de la es­pa­ño­la IE Uni­ver­sity, y Ka­zuo Ichi­jo, rec­tor de la es­cue­la de ne­go­cios Hi­tot­su­bas­hi, en Ja­pón, pre­sen­tan aho­ra con una te­sis prin­ci­pal: a pe­sar del au­ge del pro­tec­cio­nis­mo, la glo­ba­li­za­ción hoy es irre­ver­si­ble. Íñi­guez ofre­ce tres ra­zo­nes pa­ra ello: la tec­no­lo­gía, que per­mi­te a una em­pre­sa, in­de­pen­dien­te­men­te de su ta­ma­ño, ven­der en cual­quier mer­ca­do del mun­do, ade­más de trans­mi­tir co­no­ci­mien­to e ideas; el per­fil de los mi­llen­nials, ca­rac­te­rís­ti­ca­men­te glo­bal, y el au­ge del es­pí­ri­tu em­pren­de­dor. “El me­jor re­me­dio contra la ma­la po­lí­ti­ca in­ter­na­cio­nal es ha­cer bue­nos ne­go­cios y pro­mo­ver el fe­nó­meno em­pren­de­dor”, ase­gu­ra Íñi­guez. Fren­te al po­pu­lis­mo, el pro­tec­cio­nis­mo y las ba­rre­ras co­mer­cia­les, más bue­nos ne­go­cios, apun­ta el li­bro, que re­co­pi­la ar­tícu­los de es­pe­cia­lis­tas y aca­dé­mi­cos me­xi­ca­nos, es­pa­ño­les, chi­le­nos, ita­lia­nos, bra­si­le­ños, pe­rua­nos, chi­nos, ja­po­ne­ses, es­ta­dou­ni­den­ses, fi­li­pi­nos, no­rue­gos y ho­lan­de­ses. Una mues­tra en las pá­gi­nas de la obra de la di­ver­si­dad y la glo­ba­li­za­ción que ca­rac­te­ri­za el mun­do de los ne­go­cios. Íñi­guez des­ta­ca que hay mo­ti­vos pa­ra ser “re­la­ti­va­men­te op­ti­mis­tas”, por­que las ame­na­zas al li­bre co­mer­cio se es­tán for­mu­lan­do más en el te­rreno del dis­cur­so po­lí­ti­co, que en es­tra­te­gias y he­chos. “Ve­mos que se ha lle­ga­do a un acuer­do en­tre Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá y Mé­xi­co, que no tie­ne cam­bios fun­da­men­ta­les res­pec­to al an­te­rior, y en só­lo un año”, apun­ta el aca­dé­mi­co. “Tam­bién ve­mos ame­na­zas a pro­duc­tos chi­nos, pe­ro aún no se ha re­fle­ja­do en una po­lí­ti­ca de ac­ción/reac­ción. Una gue­rra co­mer­cial no be­ne­fi­cia a na­die y los po­lí­ti­cos lo sa­ben”. Por eso, los edi­to­res del li­bro apues­tan por que las em­pre­sas si­gan su vo­ca­ción de cre­cer in­ter­na­cio­nal­men­te, pe­se a los po­si­bles obs­tácu­los que en­cuen­tren. Y po­ne un ejem­plo: el ve­ne­ciano Mar­co Po­lo fue ca­paz de ha­cer ne­go­cios en Mon­go­lia en el si­glo XIII, sin si­quie­ra ha­blar el mis­mo idio­ma que sus in­ter­lo­cu­to­res. El tex­to, eso sí, se cen­tra en ejem­plos más re­cien­tes. “Son em­pre­sas con ne­go­cios in­ter­na­cio­na­les. Al­gu­nas se han re­no­va­do, co­mo Ge­ne­ral Mo­tors, que busca com­pe­tir con es­tra­te­gias in­no­va­do­ras”, ex­pli­ca Íñi­guez. Pe­ro tam­bién es­tán las chi­nas Hua­wei y Haier, que, en po­cos años, han con­quis­ta­do el mun­do. “Chi­na es­tá to­man­do el tes­ti­go de la in­no­va­ción, de la tec­no­lo­gía, por lo que plan­tear un aran­cel so­bre sus pro­duc­tos va a ge­ne­rar que sean más com­pe­ti­ti­vos”, apun­ta el pre­si­den­te de IE Uni­ver­sity. El re­to es có­mo nos con­ver­ti­mos en paí­ses con ma­yor com­pe­ti­ti­vi­dad que la que tie­ne Chi­na o en qué sec­to­res in­vier­ten los paí­ses pa­ra di­fe­ren­ciar­se”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.