A pun­to de aca­bar el li­de­raz­go sin­di­cal sin con­sen­ti­mien­to.

Mé­xi­co ra­ti­fi­ca un con­ve­nio de la OIT que pro­mue­ve la li­ber­tad de los tra­ba­ja­do­res de per­te­ne­cer o no a un sin­di­ca­to.

Expansion (México) - - CONTENIDO - POR: Dain­zú Pa­ti­ño

Los tra­ba­ja­do­res de una em­pre­sa no son con­sul­ta­dos pa­ra ser re­pre­sen­ta­dos por un lí­der sin­di­cal, quien fir­ma, sin pre­gun­tar­les, un con­tra­to co­lec­ti­vo con el pa­trón. Ori­gi­nan un con­tra­to co­lec­ti­vo de pro­tec­ción que pac­ta ba­jos sa­la­rios. Los pa­tro­nes in­ten­tan así evi­tar la ex­tor­sión de los sin­di­ca­tos. Es­ta des­crip­ción re­fle­ja la re­la­ción que exis­te, en al­gu­nos ca­sos en Mé­xi­co, en­tre las em­pre­sas, los sin­di­ca­tos y los tra­ba­ja­do­res. Pe­ro hay cier­tos es­fuer­zos pa­ra cam­biar esa reali­dad. El 20 de sep­tiem­bre, el Se­na­do me­xi­cano ra­ti­fi­có el Con­ve­nio 98 de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal del Tra­ba­jo (OIT), re­fe­ren­te a la li­ber­tad sin­di­cal y a la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, 70 años des­pués de que el or­ga­nis­mo lo adop­tó. El pro­ce­so de ra­ti­fi­ca­ción co­men­zó, pe­ro aún de­be ser va­li­da­do por la OIT. “Do­ce me­ses des­pués co­men­za­rá a re­gir”, ex­pli­ca Ge­rar­di­na Gon­zá­lez, directora de la Ofi­ci­na pa­ra Mé­xi­co y Cu­ba de la OIT.

EX­PAN­SIÓN: ¿Qué be­ne­fi­cios sur­gen de ra­ti­fi­car el Con­ve­nio? GE­RAR­DI­NA GON­ZÁ­LEZ: Tie­ne que ver con la po­si­bi­li­dad que tie­nen las or­ga­ni­za­cio­nes sin­di­ca­les, tra­ba­ja­do­res y em­pre­sa­rios de fun­cio­nar sin in­je­ren­cias unas so­bre otras. Es­te con­ve­nio pre­vé que no ha­ya sanciones pa­ra los tra­ba­ja­do­res por el he­cho de per­te­ne­cer, no per­te­ne­cer o de­jar de per­te­ne­cer a un sin­di­ca­to.

E: ¿El con­ve­nio re­gi­rá por arri­ba de las le­yes me­xi­ca­nas? GG: Una vez que es­tá ra­ti­fi­ca­do un con­ve­nio, se in­cor­po­ra a la le­gis­la­ción na­cio­nal, pe­ro eso no ga­ran­ti­za su cum­pli­mien­to; aquí apa­re­ce el pro­ble­ma de la apli­ca­ción prác­ti­ca. Le co­rres­pon­de­ría a Mé­xi­co ren­dir in­for­mes so­bre su cum­pli­mien­to y apli­ca­ción ha­cia la OIT.

E: ¿Qué de­be­rá ha­cer Mé­xi­co pa­ra que no que­de en le­tra muer­ta? GG: El re­to pa­ra Mé­xi­co vendrá en ma­te­ria de res­pe­tar la ley, que exis­tan dis­po­si­cio­nes pa­ra re­for­zar su cum­pli­mien­to, por ejem­plo, la ins­pec­ción del tra­ba­jo, la edu­ca­ciòn, la con­cien­ti­za­ción y que los tra­ba­ja­do­res, em­pre­sa­rios, sin­di­ca­tos y go­bierno sean res­pon­sa­bles. Se re­quie­re re­for­zar la cul­tu­ra del diá­lo­go y la ne­go­cia­ción.

E: ¿Qué pa­sa si un país in­cum­ple un con­ve­nio con la OIT? ¿En­fren­ta sanciones? GG: En ge­ne­ral, el ob­je­ti­vo no es san­cio­nar a los paí­ses, el ob­je­ti­vo es orien­tar, lo­grar que se ga­ran­ti­cen los de­re­chos, se­ña­lar­le a los paí­ses las vías de me­jo­ra. La OIT fun­cio­na a ba­se de que­jas y re­cla­ma­cio­nes. Pri­me­ro, los ciu­da­da­nos de­ben acu­dir a sus pro­pios ór­ga­nos de jus­ti­cia, si no en­cuen­tran so­lu­ción, tie­nen el ca­nal abier­to pa­ra acu­dir a la OIT, por vio­la­cio­nes a los con­ve­nios ra­ti­fi­ca­dos por Mé­xi­co.

E: En la nue­va ver­sión del tra­ta­do co­mer­cial con EU y Ca­na­dá, aún por fir­mar­se, Mé­xi­co se com­pro­me­tió a adop­tar me­di­das le­gis­la­ti­vas pa­ra lo­grar ma­yor li­ber­tad sin­di­cal. ¿Có­mo le ayu­da es­te Con­ve­nio a ello? GG: El he­cho de que los paí­ses ten­gan ra­ti­fi­ca­dos los con­ve­nios fun­da­men­ta­les de la OIT, lle­va cier­ta se­gu­ri­dad de que no se ha­rá dum­ping so­cial y la­bo­ral, y eso, ya en sí mis­mo, es una ga­ran­tía pa­ra que ha­ya un co­mer­cio que uti­li­ce co­mo ven­ta­jas con­di­cio­nes inade­cua­das de re­mu­ne­ra­ción o de tra­ba­jo.

E: ¿Qué otros con­ve­nios de la OIT tie­ne por ra­ti­fi­car Mé­xi­co? GG: De los 189 con­ve­nios con los que cuen­ta la OIT, Mé­xi­co tie­ne ra­ti­fi­ca­dos 79. Pue­de se­guir ra­ti­fi­can­do, co­mo el 189 so­bre la pro­tec­ción de tra­ba­ja­do­res do­més­ti­cos y otros en te­mas mi­gra­to­rios.

CON­GRUEN­CIA. Pa­ra Ge­rar­di­na Gon­zá­lez, el ma­yor re­to al ra­ti­fi­car un con­ve­nio de la OIT es que no que­de en le­tra muer­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.