EL CAN­DI­DA­TO SIN CON­DI­CIO­NES

Jonathan Heath fue el úni­co pro­pues­to co­mo sub­go­ber­na­dor de Banxico, en mo­men­tos en que pue­de ver­se ame­na­za­da su au­to­no­mía.

Expansion (México) - - EN LA MIRA - POR: Ve­ró­ni­ca García de León R.

La no­ti­cia sur­gió co­mo un ru­mor di­fun­di­do por un dia­rio es­ta­dou­ni­den­se, y el 28 de sep­tiem­bre fue con­fir­ma­da por el pró­xi­mo se­cre­ta­rio de Ha­cien­da, Carlos Ur­zúa: Jonathan Heath se­rá pro­pues­to por el pre­si­den­te elec­to Andrés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, pa­ra ocu­par el asien­to que de­ja­rá libre el sub­go­ber­na­dor Ma­nuel Ra­mos Fran­cia, el 31 de di­ciem­bre, en la Jun­ta de Go­bierno del Ban­co de Mé­xi­co. Su de­sig­na­ción de­be­rá ser ra­ti­fi­ca­da por el Se­na­do. La pro­pues­ta fue aplau­di­da por eco­no­mis­tas e ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras na­cio­na­les y ex­tran­je­ras. Heath es un ex­pe­ri­men­ta­do eco­no­mis­ta, ex­per­to en po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, ade­más de ser re­co­no­ci­do por su in­de­pen­den­cia y su aná­li­sis crí­ti­co del acon­te­cer eco­nó­mi­co de Mé­xi­co. El ofre­ci­mien­to, con tan­ta an­te­la­ción y sin pro­po­ner una ter­na, es, por sí mis­mo, un re­co­no­ci­mien­to ha­cia el eco­no­mis­ta, de­fen­sor de la au­to­no­mía de Banxico. Es­ta de­fe­ren­cia ha­cia us­ted, ser ele­gi­do sin con­si­de­rar a na­die más pa­ra el pues­to, ¿no lo com­pro­me­te? “Cuan­do me sen­té con Carlos Ur­zúa y me pro­pu­so es­te pues­to no me pu­so con­di­cio­nes. Si me hu­bie­ran da­do lí­nea, po­si­ble­men­te, no hu­bie­ra acep­ta­do”. Cui­dar la au­to­no­mía del ban­co cen­tral y su man­da­to de con­te­ner la in­fla­ción en un ni­vel de 3 a 4%, es ape­nas uno de los te­mas que man­ten­drán ocu­pa­dos a Heath y al res­to de la Jun­ta el pró­xi­mo año, en mo­men­tos en los que al­gu­nos le­gis­la­do­res ha­blan de plan­tear que el ban­co cen­tral tam­bién ten­ga co­mo ob­je­ti­vo fo­men­tar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y el em­pleo.

EX­PAN­SIÓN: ¿Qué po­drá apor­tar co­mo miem­bro de la Jun­ta de Banxico? JONATHAN HEATH: Siem­pre he creí­do que, en una Jun­ta de Go­bierno, de­bes te­ner per­so­nas de dis­tin­tos orí­ge­nes y co­rrien­tes, pa­ra te­ner pun­tos de vis­ta más ba­lan­cea­dos. Si tienes clo­nes, de qué sir­ve te­ner una jun­ta. Pue­do apor­tar un pun­to de vis­ta di­fe­ren­te. Tam­po­co soy no­va­to, co­noz­co muy bien la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, sé có­mo ope­ra y co­noz­co sus li­mi­tan­tes.

E: ¿Có­mo au­to­de­fi­ne su pos­tu­ra en cuan­to a po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria? JH: Por mis es­tu­dios, mi for­ma­ción es or­to­do­xa. Y den­tro de lo que es la po­si­ción, haw­kish o do­vish, me gus­ta abor­dar el pro­ble­ma (de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria) con una vi­sión ba­lan­cea­da.

E: ¿Qué opi­na de la idea de que Banxico ten­ga un do­ble man­da­to, cui­dar el cre­ci­mien­to ade­más de la in­fla­ción? JH: Es un de­ba­te po­lí­ti­co que lle­va gen­te que no co­no­ce có­mo fun­cio­na la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria. El man­da­to del Ban­co no es

LÓ­PEZ OBRA­DOR HA PRO­ME­TI­DO RES­PE­TAR LA AU­TO­NO­MÍA DEL BAN­CO DE MÉ­XI­CO, LA ME­JOR FOR­MA DE HA­CER­LO ES DE­JAR IN­TAC­TO LO QUE DI­CE LA CONS­TI­TU­CIÓN.

úni­co, es prio­ri­ta­rio, pe­ro ve igual otro ti­po de co­sas, ana­li­za el ba­lan­ce de ries­gos de la in­fla­ción, con­jun­ta­men­te con el ba­lan­ce de ries­gos del cre­ci­mien­to. La me­jor apor­ta­ción que la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria pue­de ha­cer al cre­ci­mien­to es te­ner las ta­sas lo más ba­jas po­si­ble a tra­vés de man­te­ner la in­fla­ción lo más ba­ja po­si­ble.

E: ¿Qué otros re­tos en el cor­to pla­zo en­fren­ta Banxico? JH: Tie­ne re­tos com­pli­ca­dos. Ba­jar la in­fla­ción ha si­do más difícil de lo que se an­ti­ci­pó. Y por otro la­do, la Re­ser­va Fe­de­ral es­tá su­bien­do ta­sas, y siem­pre ha si­do difícil que Mé­xi­co que­de fue­ra de sin­cro­nía con res­pec­to a ella. Por eso es­tán muy di­vi­di­das las opi­nio­nes so­bre si Banxico de­be se­guir su­bien­do la ta­sa o no.

E: El in­cre­men­to de la ta­sa ha au­men­ta­do el cos­to fi­nan­cie­ro de la deu­da.

En su de­ci­sión de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, ¿Banxico de­be con­si­de­rar que su­bir la ta­sa apre­ta­rá el gas­to del go­bierno? JH: La me­jor for­ma de con­tri­buir al pro­gra­ma eco­nó­mi­co de Ló­pez Obra­dor es dis­mi­nuir el cos­to fi­nan­cie­ro, y se lo­gra al re­du­cir la in­fla­ción, pa­ra que, al fi­nal, pue­dan ba­jar las ta­sas de in­te­rés.

E: La trans­pa­ren­cia es un re­to que ha te­ni­do el ban­co, ¿có­mo va en ese te­ma? JH: Ha ha­bi­do avan­ces en la trans­pa­ren­cia. An­tes no se pu­bli­ca­ban las mi­nu­tas (de la reunión de la Jun­ta), y ya se pu­bli­can. An­tes, cuan­do ha­bía vo­ta­ción de la Jun­ta de Go­bierno, no le po­nían nom­bre y ape­lli­do al vo­to, aho­ra se po­ne.

E: En otros es­pa­cios ha se­ña­la­do que Banxico de­be trans­pa­ren­tar sus fi­nan­zas. JH: Fal­ta­ría un po­co más de trans­pa­ren­cia pa­ra ase­gu­rar que el pro­pio Ban­co de Mé­xi­co va en sin­cro­nía con los in­ten­tos de aus­te­ri­dad. El ban­co rea­li­za una gran can­ti­dad de gas­tos que, mu­chas ve­ces, no son ne­ce­sa­rios. Es una ins­ti­tu­ción con de­ma­sia­do po­der por­que na­die re­vi­sa sus de­ci­sio­nes y sus fi­nan­zas . En la épo­ca de Agus­tín Cars­tens, por ejem­plo, ex­pan­dió mu­cho el nú­me­ro de fun­cio­na­rios.

E: ¿Qué opi­na de la po­lí­ti­ca de ba­jar los suel­dos de al­tos fun­cio­na­rios? ¿Es­tá de acuer­do en que tam­bién apli­que al ban­co cen­tral? JH: Aquí no se tra­ta de es­tar de acuer­do o no. La po­lí­ti­ca, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les, va en la di­rec­ción co­rrec­ta, pe­ro es po­co fle­xi­ble. Re­du­cir los suel­dos a to­dos los al­tos fun­cio­na­rios po­ne en pe­li­gro te­ner a las me­jo­res per­so­nas en los pues­tos cla­ves. Yo di­go que to­do mun­do ja­le en la mis­ma di­rec­ción y ser más flexibles, en tér­mi­nos ge­ne­ra­les.

EX­PE­RI­MEN­TA­DO. Es­tu­dió la maes­tría y el doc­to­ra­do en Eco­no­mía, en la Uni­ver­si­dad de Pen­sil­va­nia. Ha si­do eco­no­mis­ta prin­ci­pal en va­rias ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.