MÁS QUE PAN­TA­LLAS

Si bien la ma­yo­ría ubi­ca a Hua­wei por sus smartp­ho­nes, su apues­ta por la di­gi­ta­li­za­ción de sec­to­res es uno de sus mo­to­res y em­pie­za por el pe­tró­leo.

Expansion (México) - - HUAWEI - POR: Ga­brie­la Chá­vez

EEn cua­tro años, Hua­wei pa­só de ser “una em­pre­sa de te­lé­fo­nos chi­nos” a ser el se­gun­do fa­bri­can­te de smartp­ho­nes con más ven­tas glo­ba­les. Sus gadgets hoy os­ten­tan 19% de par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do de mó­vi­les, se­gún da­tos de IDC.

Sin em­bar­go, sus smartp­ho­nes son sólo uno de sus ne­go­cios, y aun­que pue­de que sea el más sexy de ca­ra al pú­bli­co, sus ope­ra­cio­nes de ne­go­cio les han abier­to ca­mino en mer­ca­dos más allá de Chi­na y Es­ta­dos Uni­dos, es­te úl­ti­mo en don­de, ac­tual­men­te, tie­ne prohi­bi­do co­mer­cia­li­zar .

Uno de esos paí­ses es Mé­xi­co.

“Mé­xi­co es muy im­por­tan­te pa­ra nues­tro ne­go­cio de en­ter­pri­se en la re­gión. Es­ta­mos muy en­fo­ca­dos en sec­to­res co­mo el pú­bli­co, pa­ra ges­tio­nar los ac­ti­vos del go­bierno fe­de­ral y lo­ca­les en los es­ta­dos”, di­ce Tony Sze, di­rec­tor de Hua­wei En­ter­pri­se Mé­xi­co, en en­tre­vis­ta con Ex­pan­sión.

Sze, quien re­cien­te­men­te to­mó las rien­das del ne­go­cio na­cio­nal, ad­vir­tió que el sec­tor ener­gé­ti­co, en es­pe­cial, el pe­tro­le­ro, es de su in­te­rés.

“Oil & gas es ha­cia don­de nos es­ta­mos mo­vien­do en la nu­be pa­ra dar co­nec­ti­vi­dad con el in­ter­net de las co­sas (IOT). En Asia, lo he­mos he­cho pa­ra de­tec­tar fil­tra­cio­nes y ro­bos (de com­bus­ti­ble) con sen­so­res en el sue­lo, ade­más de te­ner sen­so­res en los duc­tos”, se­ña­la el eje­cu­ti­vo.

Las tec­no­lo­gías que bus­can im­ple­men­tar en Mé­xi­co son IOT, in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y au­to­ma­ti­za­ción. Un re­por­te de De­loit­te es­ti­ma que el sec­tor pe­tro­le­ro es uno de los que me­jor pue­den apro­ve­char las tec­no­lo­gías pa­ra pa­sar de ba­rri­les a by­tes.

“In­clu­so una ga­nan­cia de 1% en ca­pi­tal pue­de com­pen­sar las pér­di­das que es­tá acu­mu­lan­do el sec­tor, de 35,000 mi­llo­nes de dó­la­res”, ci­ta De­loit­te.

Pe­ro pe­se a la opor­tu­ni­dad, Hua­wei en­fren­ta un fuer­te es­cru­ti­nio por la pugna que tie­ne con el go­bierno del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump. El 16 de ma­yo, EU prohi­bió la co­mer­cia­li­za­ción de pro­duc­tos Hua­wei en el país, lo que pu­so a los chi­nos en una lis­ta ne­gra, ac­ción que de­vino en que Goo­gle rom­pie­ra re­la­cio­nes con la fir­ma chi­na y de­ja­ra de dar so­por­te a sus nue­vos equi­pos An­droid.

El con­flic­to con Trump vie­ne de 2018 cuan­do, por su­pues­tas prác­ti­cas de es­pio­na­je –por su re­la­ción con el go­bierno chino–, EU prohi­bió su uso en el go­bierno. Sze ase­gu­ra que el con­flic­to no im­pac­ta en la re­la­ción de la fir­ma con Mé­xi­co.

“Los con­su­mi­do­res van a ser quie­nes de­ci­dan”, di­ce.

Aus­tra­lia y Nue­va Ze­lan­da se su­ma­ron a la pos­tu­ra es­ta­dou­ni­den­se. Pe­se a to­do, los in­gre­sos de la com­pa­ñía no han su­fri­do. El pri­mer tri­mes­tre de 2019 ge­ne­ró un al­za de 40%, pa­ra su­mar 26,800 mi­llo­nes de dó­la­res.

La con­sul­to­ra Coun­ter­point Re­search ve que es­tos obs­tácu­los han he­cho que Hua­wei se oriente ha­cia otros mer­ca­dos en los que tie­ne opor­tu­ni­dad, co­mo Amé­ri­ca La­ti­na. Pe­se a que aún no han ce­rra­do con­tra­tos pa­ra la mo­der­ni­za­ción del sec­tor pe­tro­le­ro na­cio­nal, Sze bus­ca apro­ve­char la bre­cha de di­gi­ta­li­za­ción que aún se vi­ve. En pers­pec­ti­va, 25% de las em­pre­sas en el país po­drían des­apa­re­cer en un pla­zo no ma­yor a sie­te años si no se mo­der­ni­zan, se­gún un es­tu­dio de Bi­za­gi, pro­vee­do­ra de ser­vi­cios de au­to­ma­ti­za­ción

“Creo que cuan­do un go­bierno es­tá en vías de trans­for­ma­ción di­gi­tal ne­ce­si­ta es­ta co­nec­ti­vi­dad pa­ra dar ser­vi­cios con­ve­nien­tes a los usua­rios”, opi­na el di­rec­ti­vo.

Sin em­bar­go, a la em­pre­sa le que­da un as­pec­to que re­sol­ver en Mé­xi­co: el ta­len­to.

“La ca­li­dad del ca­pi­tal hu­mano es muy bue­na; es muy tra­ba­ja­dor, pe­ro va­mos a ne­ce­si­tar más gen­te”, ase­gu­ra el eje­cu­ti­vo.

em­pleos di­rec­tos son los que ge­ne­ra, en Mé­xi­co, la tec­no­ló­gi­ca de ori­gen chino. De ca­ra al cie­rre de 2019 y en pro­yec­ción pa­ra 2020, es­pe­ra au­men­tar la plan­ti­lla, aun­que ad­vier­te que se­rá un re­to en­con­trar al ta­len­to ade­cua­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.