GI­GAN­TE A ME­DIO GAS

La plan­ta Eti­leno XXI, en Ve­ra­cruz, no ope­ra a su má­xi­ma ca­pa­ci­dad: Pe­mex no pue­de su­mi­nis­trar­le to­do el etano que ne­ce­si­ta.

Expansion (México) - - BRASKEM IDESA - Éd­gar Sí­gler POR:

AA los tra­ba­ja­do­res de la plan­ta Eti­leno XXI, que se ubi­ca en Nan­chi­tal, Ve­ra­cruz, se les su­gie­re ir ves­ti­dos de ci­vi­les y no po­ner­se sus uni­for­mes has­ta lle­gar al enor­me com­ple­jo pe­tro­quí­mi­co de Bras­kem Ide­sa. La ola de in­se­gu­ri­dad en el es­ta­do ha ori­lla­do a la com­pa­ñía a to­mar más pre­cau­cio­nes pa­ra sus tra­ba­ja­do­res. La plan­ta, en una zo­na con abun­dan­te ve­ge­ta­ción y mal co­mu­ni­ca­da con las ciu­da­des ale­da­ñas, se en­cuen­tra a cer­ca de una ho­ra de Mi­na­titlán, don­de un ata­que du­ran­te un cum­plea­ños de­jó 13 per­so­nas sin vi­da ape­nas en abril.

El com­ple­jo pue­de pro­du­cir po­co más de un mi­llón de to­ne­la­das anua­les de po­li­eti­leno de ba­ja y al­ta den­si­dad, un in­su­mo bá­si­co pa­ra la in­dus­tria del plás­ti­co. 800,000 to­ne­la­das se pro­du­cen ac­tual­men­te en Eti­leno XXI.

¿Por qué una fá­bri­ca de ca­si 5,200 mi­llo­nes de dó­la­res de­ci­dió ins­ta­lar­se en es­te lu­gar? El com­ple­jo, el más gran­de de Amé­ri­ca La­ti­na en su ti­po, se en­cuen­tra arro­pa­do por plan­tas de Pe­mex, co­mo Can­gre­je­ra y Mo­re­los, ade­más de otras fir­mas del ra­mo. To­das quie­ren el gas na­tu­ral de Pe­mex, un pro­duc­to abun­dan­te y des­per­di­cia­do ape­nas una dé­ca­da atrás, y que aho­ra se ago­ta a pa­sos agi­gan­ta­dos.

Los ca­mi­nos de as­fal­to da­ña­dos y an­gos­tos van abrien­do la bre­cha a una es­truc­tu­ra gi­gan­tes­ca que, a tra­vés de va­rios pro­ce­sos quí­mi­cos, lo­gra con­ver­tir el gas etano en unas pe­que­ñas bo­li­tas blan­cas se­mi­trans­pa­ren­tes, que ser­vi­rán pa­ra ma­nu­fac­tu­rar des­de bo­te­llas de plás­ti­co has­ta com­po­nen­tes pa­ra los au­tos eléc­tri­cos. El com­ple­jo pe­tro­quí­mi­co tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra pro­du­cir po­co más de un mi­llón de to­ne­la­das anua­les de po­li­eti­leno de ba­ja y al­ta den­si­dad, el in­su­mo esen­cial pa­ra la in­dus­tria del plás­ti­co. Pe­ro aho­ra sólo lle­ga a cer­ca de 800,000 to­ne­la­das, de­bi­do a la fal­ta de su pro­pia ma­te­ria pri­ma: el eti­leno.

Es­te gi­gan­te se cons­tru­yó ba­jo la pre­mi­sa de que no iba a re­que­rir de otro su­mi­nis­tra­dor que no fue­ra Pe­mex, y aho­ra que la com­pa­ñía no pue­de cum­plir con sus com­pro­mi­sos, no tie­ne otras vías pa­ra abas­te­cer su crac­ker, don­de se pro­du­ce la trans­for­ma­ción del gas etano en eti­leno.

La es­truc­tu­ra del com­ple­jo no da pis­tas de que al­go se for­me en sus en­tra­ñas. La ac­ti­vi­dad se per­ci­be al des­cu­brir los cien­tos de va­go­nes es­ta­cio­na­dos a un cos­ta­do del área del crac­ker, don­de una in­fi­ni­dad de bo­li­tas de plás­ti­co –el pe­llet– co­mien­za a sa­lir de 21 si­los que so­plan su con­te­ni­do ha­cia el área de em­pa­que y transporte. A ini­cios del mes, los pa­si­llos del cen­tro de al­ma­ce­na­mien­to ape­nas mues­tran mo­vi­mien­to; pe­ro cer­ca del día 30 co­mien­za el fre­ne­sí por lle­var mi­lla­res de to­ne­la­das a tra­vés de bul­tos, ade­más de lle­nar pi­pas que los tras­la­da­rán por ca­rre­te­ra a su des­tino. Los tre­nes lle­va­rán al­guno de los 245 pro­duc­tos ha­cia Coat­za­coal­cos pa­ra su ex­por­ta­ción.

Así que la plan­ta pue­de pro­du­cir 540,000 to­ne­la­das de po­lí­me­ros que van ha­cia el mer­ca­do na­cio­nal, que con­su­me, a su vez, dos mi­llo­nes de to­ne­la­das al año; mien­tras otras 261,000 sa­lie­ron a la ex­por­ta­ción. Un mun­do im­pre­sio­nan­te de di­mi­nu­tas pe­lo­ti­tas que, sin em­bar­go, son sólo 78% de la ca­pa­ci­dad to­tal de es­te com­ple­jo pe­tro­quí­mi­co, se­gún da­tos de Bras­kem Ide­sa al cie­rre de 2018.

La fal­ta de etano fue un error de cálcu­lo di­fí­cil de pre­de­cir en 2009, cuan­do Pe­mex in­clu­so de­bía des­ha­cer­se de ex­ce­den­tes vol­vien­do a in­yec­tar­los a sus duc­tos, al­go po­co co­mún en la in­dus­tria, di­ce Adrián Cal­ca­neo, so­cio de la con­sul­to­ra Ihs-mar­kit. “Lo que aho­ra cau­sa un pro­ble­ma es que el con­tra­to con Pe­mex di­ce que hay una pe­na­li­za­ción cuan­do no pue­da su­mi­nis­trar el gas”, ex­pli­ca.

Es­ta ten­sión ya se re­fle­jó a fi­na­les del año pa­sa­do, cuan­do se ha­bló de re­vi­sar las con­di­cio­nes del acuer­do; pe­ro has­ta la fe­cha na­da de eso ha su­ce­di­do. “A fi­na­les de di­ciem­bre de 2018, re­gis­tra­mos 51 mi­llo­nes de dó­la­res en in­dem­ni­za­ción con­trac­tual a re­ci­bir de Pe­mex. Eso es lo que es­tá re­gis­tra­do en el ba­lan­ce, y re­ci­bi­mos a lo lar­go del año 56 mi­llo­nes de dó­la­res en es­pe­cie Pe­mex”, ex­pli­ca­ron di­rec­ti­vos de Bras­kem a in­ver­sio­nis­tas a ini­cios de es­te año.

La com­pa­ñía es­pe­ra que Pe­mex en­cuen­tre nue­vas so­lu­cio­nes. In­clu­so im­por­tar­lo tie­ne cos­tos agre­ga­dos, por­que no se cuen­ta con la in­fra­es­truc­tu­ra por­tua­ria ade­cua­da pa­ra traer­lo des­de Es­ta­dos Uni­dos, di­ce Cal­ca­neo. Hay va­rias so­lu­cio­nes en el ima­gi­na­rio, pe­ro to­das im­pli­can nue­vas in­ver­sio­nes. O un cam­bio drás­ti­co en la si­tua­ción de la pe­tro­le­ra na­cio­nal que im­pli­ca­ría una ma­yor ex­trac­ción de gas na­tu­ral, que no es, aho­ra, la ma­yor prio­ri­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.