POR­QUE MÉ­XI­CO LO VA­LE

La mar­ca de cos­mé­ti­ca y cui­da­do de la piel ve áreas de opor­tu­ni­dad en Mé­xi­co, en nue­vos ni­chos de mer­ca­do y con nue­vas tec­no­lo­gías.

Expansion (México) - - L’ORÉAL - POR: Ale­jan­dra Es­pi­no­za

LLo que en 1962 ini­ció co­mo una fi­lial de la fir­ma fran­ce­sa L’oréal pa­ra dis­tri­buir co­lo­ra­cio­nes ca­pi­la­res en sa­lo­nes de be­lle­za, hoy es una de las em­pre­sas con ma­yor pre­sen­cia en el mer­ca­do de cos­mé­ti­ca y cui­da­do de la piel de Mé­xi­co, don­de tu­vo, en 2018, ven­tas por 9,000 mi­llo­nes de pe­sos. Pa­ra Jean-nöel Di­vet, pre­si­den­te y di­rec­tor ge­ne­ral de L’oréal Mé­xi­co, el país ya re­pre­sen­ta el se­gun­do ma­yor mer­ca­do de con­su­mo de pro­duc­tos de es­ta ca­te­go­ría en Amé­ri­ca La­ti­na, sólo por de­trás de Bra­sil. “Es uno de los paí­ses con uno de los por­ta­fo­lios más desa­rro­lla­dos en la re­gión, te­ne­mos la pre­sen­cia de 24 de las 36 mar­cas glo­ba­les”, se­ña­la. Una pre­sen­cia que ya su­po­ne el ter­cer lu­gar en par­ti­ci­pa­ción de mer­ca­do en el país, se­gún da­tos de Eu­ro­mo­ni­tor, por de­trás de la ofer­ta de Uni­le­ver y P&G. En Mé­xi­co, el aba­ni­co de op­cio­nes cos­mé­ti­cas de L’oréal cu­bre cua­tro di­vi­sio­nes ope­ra­cio­na­les: Mass Mar­ket (con

las mar­cas de L’oréal Pa­rís, Gar­nier, May­be­lli­ne o Es­sie), la ca­te­go­ría pro­fe­sio­nal (L’oréal Pa­rís Pro­fe­sio­nal, Red­ken, Ma­trix, y Ké­ras­ta­se); la di­vi­sión cos­mé­ti­ca ac­ti­va –de ven­ta úni­ca en far­ma­cias, con Vichy, Ce­ra­ve y La Ro­che-po­say– y la di­vi­sión de lu­jo (Lan­cô­me, Gior­gio Ar­ma­ni o Ralph Lau­ren). El éxi­to de la com­pa­ñía vie­ne de­ri­va­do de su apues­ta por la in­no­va­ción, se­ña­la Iván Fran­co, di­rec­tor de la con­sul­to­ra de in­te­li­gen­cia com­pe­ti­ti­va Tri­pleth­ree In­ter­na­tio­nal. “En el mer­ca­do de con­su­mo exis­ten dos ti­pos de em­pre­sas: quie­nes mar­can ten­den­cia y quie­nes no lo ha­cen pe­ro avan­zan con ellas. En L’oréal, ellos mis­mos desa­rro­llan, in­ves­ti­gan e in­no­van, am­plian­do y di­ver­si­fi­can­do su por­ta­fo­lio, lo que los ha­ce lí­de­res”, apun­ta. Los pro­duc­tos que la com­pa­ñía co­mer­cia­li­za en Mé­xi­co pro­vie­nen del cen­tro de in­no­va­ción y desa­rro­llo en Bra­sil –su prin­ci­pal mer­ca­do en Amé­ri­ca La­ti­na–, el cen­tro de ideas don­de sur­gen nue­vos in­gre­dien­tes y pro­duc­tos. Mé­xi­co jue­ga un pa­pel im­por­tan­te en el pro­ce­so, pues aquí se rea­li­zan las prue­bas ne­ce­sa­rias en ma­te­ria de ca­li­dad y re­gu­la­ción in­ter­na­cio­nal pa­ra que los pro­duc­tos pue­dan sa­lir a los anaque­les. Aun­que, por aho­ra, el país no es­tá en la mi­ra pa­ra la cons­truc­ción de un cen­tro de in­no­va­ción com­ple­men­ta­rio al de Su­da­mé­ri­ca. “A la fe­cha, no hay de­ci­sión de ope­rar otro cen­tro de desa­rro­llo, te­ne­mos muy bien cu­bier­ta la de­man­da y ya con la des­cen­tra­li­za­ción de la­bo­ra­to­rios es­ta­mos bien equi­pa­dos. Has­ta aho­ra, no exis­te la ne­ce­si­dad”, ase­ve­ra Di­vet. En Mé­xi­co, la em­pre­sa tie­nen dos cen­tros de fa­bri­ca­ción , uno en la ca­pi­tal del país y otro en San Luis Po­to­sí.

BE­LLE­ZA DI­GI­TAL

Don­de sí quie­re avan­zar la fir­ma es en el co­mer­cio elec­tró­ni­co, un ca­nal de ven­ta que to­da­vía no se ha con­so­li­da­do en Mé­xi­co. “La ven­ta on­li­ne re­pre­sen­tó el 11% de nues­tra fac­tu­ra­ción a ni­vel glo­bal. Aquí en Mé­xi­co es­tá me­nos desa­rro­lla­do, de­bi­do a la fal­ta de ofer­ta en cuan­to a lo­gís­ti­ca y ban­ca­ri­za­ción, pe­ro al­gu­nas de nues­tras mar­cas se ven­den por es­te ca­nal”, ase­gu­ra el eje­cu­ti­vo. El re­to es gran­de, opi­na, por su par­te, Fran­co, ya que la uti­li­za­ción del e-com­mer­ce pa­ra la ven­ta de pro­duc­tos de be­lle­za y cos­mé­ti­ca aún no pe­ne­tra de ma­ne­ra im­por­tan­te en Mé­xi­co, de­bi­do a que és­te es un mer­ca­do más de­pen­dien­te de mues­tras fí­si­cas, opor­tu­ni­dad que el sec­tor re­tail ofre­ce con me­jor de­ta­lle. Au­na­da al desa­rro­llo de pro­duc­tos, la for­ma­ción de ex­pe­rien­cias a tra­vés de la tec­no­lo­gía es otra de las apues­tas de L’oréal. En 2018 ad­qui­rió la start-up de reali­dad au­men­ta­da Mo­di­fa­ce, con el pro­pó­si­to de lan­zar al mer­ca­do una apli­ca­ción que per­mi­tie­ra a los con­su­mi­do­res mo­di­fi­car su as­pec­to a tra­vés de una sel­fie, pro­ban­do co­lo­res de ca­be­llo, lá­pi­ces la­bia­les o más­ca­ras de pes­ta­ñas. La pla­ta­for­ma se en­cuen­tra dis­po­ni­ble en otras la­ti­tu­des y se pre­vé su lle­ga­da a Mé­xi­co, pe­ro to­da­vía no tie­ne fe­cha de lan­za­mien­to, da­do que el país tam­bién se en­cuen­tra en el plan glo­bal de adop­ción de nue­vas tec­no­lo­gías. Mien­tras, la fir­ma se­gui­rá ata­can­do nue­vos es­pa­cios. Di­vet apun­ta que el mer­ca­do me­xi­cano to­da­vía tie­ne áreas por ex­plo­rar, que apro­ve­cha­rá den­tro de sus ope­ra­cio­nes a me­diano y lar­go pla­zo, co­mo el ni­cho de cui­da­do mas­cu­lino. “Hay mu­cho po­ten­cial pa­ra cre­cer. Te­ne­mos que ver el mer­ca­do pa­ra con­su­mo de hom­bres y hay mu­cho por desa­rro­llar. Ve­mos opor­tu­ni­da­des en Mé­xi­co, sea cual sea el con­tex­to, pe­ro ve­mos el fu­tu­ro con mu­cha se­re­ni­dad. Des­de los años 60 he­mos vis­to atra­ve­sar mu­chas cri­sis y nues­tro plan a lar­go pla­zo in­vo­lu­cra in­ver­sión y equi­pos de tra­ba­jo só­li­dos en es­te país”, ase­gu­ra.

BRI­LLO. Jean-nöel Di­vet, pre­si­den­te y di­rec­tor ge­ne­ral de L’oréal Mé­xi­co, se­ña­la que és­te es uno de los prin­ci­pa­les mer­ca­dos pa­ra la fir­ma.

mi­llo­nes de pe­sos en ven­tas tu­vo el año pa­sa­do la fir­ma. La ci­fra a ni­vel glo­bal fue de 27,000 mi­llo­nes de eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.