¿POR QUÉ ES­TAR FUE­RA DEL CLÓ­SET EN EL TRA­BA­JO?

FRAN­CIS­CO RO­BLE­DO, FUN­DA­DOR DE ADIL.

Expansion (México) - - LOS 41 EJECUTIVOS LGBT -

En Mé­xi­co, te­ne­mos el gran re­to de pa­sar de los es­fuer­zos in­di­vi­dua­les al com­pro­mi­so ins­ti­tu­cio­nal. Afor­tu­na­da­men­te, ca­da día hay más per­so­nas sen­si­bles a la im­por­tan­cia que es­to tie­ne. De la mano de los 41+1 eje­cu­ti­vos que apa­re­cen en la lis­ta, y otros que apa­re­ce­rán en edi­cio­nes pos­te­rio­res, ne­ce­si­ta­mos ge­ne­rar ese cam­bio en las em­pre­sas. No se tra­ta de un pro­yec­to de tem­po­ra­da o un te­ma de mo­da, es­pe­ra­mos que, en efec­to, se es­ta­blez­can áreas es­pe­cí­fi­cas, con es­truc­tu­ra y pre­su­pues­to asig­na­do, en fa­vor de ele­var la pro­duc­ti­vi­dad y la re­ten­ción de ta­len­to des­de una pers­pec­ti­va de di­ver­si­dad. A tra­vés de las evidencias que re­ci­bi­mos de las em­pre­sas que bus­can la cer­ti­fi­ca­ción HRC Equi­dad MX: Me­jor Lu­gar pa­ra Tra­ba­jar por la Equi­dad LGBT, he­mos de­tec­ta­do sólo 15 em­pre­sas con un área de Di­ver­si­dad e In­clu­sión en sus es­truc­tu­ras or­ga­ni­za­cio­na­les, de las 73 que par­ti­ci­pa­ron en 2019. En el res­to, eso re­cae en áreas ge­ne­ra­lis­tas de re­cur­sos hu­ma­nos o gru­pos de em­plea­dos. En la en­cues­ta 2018, con­clui­mos que el 56% de las per­so­nas LGBT pre­fie­re no re­ve­lar su orien­ta­ción se­xual en el tra­ba­jo, es de­cir, que ‘es­tar en el cló­set’ es al­go im­pe­ran­te en los es­pa­cios la­bo­ra­les. So­bre la vi­si­bi­li­dad de las mu­je­res les­bia­nas de­be­mos pro­fun­di­zar aún más, ya que en pro­me­dio es­tán me­jor pre­pa­ra­das que los hom­bres gays, aun­que per­ci­ben sa­la­rios 15% in­fe­rio­res. De­be­mos aplau­dir a quie­nes han de­ci­di­do apa­re­cer en es­ta lis­ta, co­mo un ejem­plo feha­cien­te de que hay em­pre­sas que

nos apre­cian y re­co­no­cen por nues­tro ta­len­to y apor­tes a la or­ga­ni­za­ción, de­jan­do de la­do te­mas per­so­na­les que son ob­je­to de di­fe­ren­cia­ción en otros es­pa­cios. Eso nos per­mi­te es­ca­lar po­si­cio­nes de li­de­raz­go, sin que la orien­ta­ción se­xual sea un obs­tácu­lo pa­ra el desa­rro­llo pro­fe­sio­nal. Ce­le­bra­mos que ha­ya em­pre­sas, co­mo en las que tra­ba­jan los in­te­gran­tes de la lis­ta, que son es­pa­cios se­gu­ros. En la in­clu­sión la­bo­ral hay mu­cho ca­mino por re­co­rrer, des­de con­tar con po­lí­ti­cas y pro­ce­di­mien­tos es­pe­cí­fi­cos en fa­vor de la no dis­cri­mi­na­ción; ge­ne­rar equi­pos de tra­ba­jo que con­vier­tan es­tas ba­ses do­cu­men­ta­les en pro­gra­mas y ac­cio­nes con­cre­tas; has­ta ge­ne­rar zo­nas se­gu­ras pa­ra que cual­quier per­so­na que se iden­ti­fi­que co­mo par­te de una “mi­no­ría” sea va­lo­ra­da, res­pe­ta­da y to­ma­da en cuen­ta, a pe­sar de sus di­fe­ren­cias. Las per­so­nas LGBT pue­den ser ge­ne­ra­do­ras de es­te cam­bio.

LA IM­POR­TAN­CIA DEL 41

En 1901, una fies­ta pri­va­da acabó con la de­ten­ción de 41 hom­bres, al­gu­nos ves­ti­dos de mu­jer, en la Ciu­dad de Mé­xi­co. Los li­bros ha­blan de un per­so­na­je que es­tu­vo en la re­da­da, pe­ro fue in­dul­ta­do más tar­de por su sue­gro, Porfirio Díaz. Des­de en­ton­ces el nú­me­ro 41 se re­fie­re en ar­got a las per­so­nas ho­mo­se­xua­les en nues­tro país. Jus­to es­te año, se con­me­mo­ran 41 años de la pri­me­ra ma­ni­fes­ta­ción pú­bli­ca de per­so­nas LGBT en Mé­xi­co, que exi­gían tra­to igua­li­ta­rio y pro­tec­ción de de­re­chos in­di­vi­dua­les. Por es­tas dos ra­zo­nes, el nú­me­ro de eje­cu­ti­vos ele­gi­dos fue és­te.

Es­te año, se ce­le­bra el 41º aniver­sa­rio del mo­vi­mien­to LGBT en el país. En es­te con­tex­to, Ex­pan­sión, la Alian­za por la Di­ver­si­dad e In­clu­sión La­bo­ral (ADIL) y la pla­ta­for­ma Lo­ve4all unen es­fuer­zos pa­ra pre­sen­tar, por pri­me­ra vez, el lis­ta­do de los 41+1 Eje­cu­ti­vos LGBT de Mé­xi­co. Des­de su po­si­ción, es­tos eje­cu­ti­vos han im­pul­sa­do la in­clu­sión y la di­ver­si­dad en el mun­do em­pre­sa­rial. El es­pe­cial va­lo­ra que ha­blen abier­ta­men­te de su orien­ta­ción se­xual en su lu­gar de tra­ba­jo. Por­que “sa­lir del cló­set” no se ha­ce una so­la vez, es al­go que las per­so­nas LGBT tie­nen que en­fren­tar ca­da vez que cam­bian de em­pleo, co­no­cen a su nue­vo je­fe o, en oca­sio­nes, cuan­do acu­den a una reunión con clien­tes. Pa­ra la ela­bo­ra­ción, con­tac­ta­mos a 130 em­pre­sas que se iden­ti­fi­can co­mo ins­ti­tu­cio­nes con avan­ces re­le­van­tes en in­clu­sión de per­so­nas LGBT.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.