Pen­sar en los pro­yec­tos que te gus­ta­ría rea­li­zar, en las in­nu­me­ra­bles co­sas que re­sol­ve­rías si lo­gra­ras ca­da uno de tus ob­je­ti­vos, cau­sa un cam­bio fa­bu­lo­so en tu ce­re­bro.

Familia Saludable (México) - - Equilibrate -

IPOR

MA­RÍA DEL CAR­MEN LÓ­PEZ

nten­ta es­te ejer­ci­cio: pien­sa en uno de los más gran­des sue­ños que po­sees y que más te en­tu­sias­ma, aho­ra ima­gi­na lo que ha­rás una vez que se cris­ta­li­ce; mien­tras lo ha­ces, ob­ser­va có­mo ca­da par­te de tu cuer­po y tu men­te em­pie­za a cam­biar. Las ideas em­pie­zan a fluir con ma­yor fa­ci­li­dad, en­cuen­tras so­lu­cio­nes a po­si­bles es­ce­na­rios que se te pre­sen­ta­rán, tu ros­tro per­mi­te que se aso­me la ale­gría y tran­qui­li­dad, tam­bién tu cuer­po ex­pe­ri­men­ta un ge­nuino bie­nes­tar que per­ma­ne­ce e, in­clu­so, de­ja re­vo­lu­cio­na­da tu men­te.

Esas her­mo­sas sen­sa­cio­nes que apa­re­cen y los cam­bios fí­si­cos que se re­gis­tran son el re­sul­ta­do de los pro­ce­sos ce­re­bra­les que su­ce­den en tu ce­re­bro a par­tir de pen­sa­mien­tos que te • FO­TOS

ISTOCK

ge­ne­ran bie­nes­tar; es­te se co­no­ce co­mo bie­nes­tar eu­dai­mó­ni­co y tie­ne un efec­to muy par­ti­cu­lar, se­gún ex­pli­ca el doc­tor Ma­nuel Gon­zá­lez Os­coy, ca­te­drá­ti­co de la Fa­cul­tad de Psi­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co, UNAM.

“Crear es­te ti­po de bie­nes­tar se lo­gra a par­tir de ex­pe­rien­cias que nos con­duz­can a po­ten­ciar las ca­pa­ci­da­des que ca­da uno te­ne­mos, al ha­cer­lo lo­gra­mos te­ner una mo­ti­va­ción sos­te­ni­da y ac­ti­va de los cir­cui­tos de re­com­pen­sa que reac­cio­nan a si­tua­cio­nes po­si­ti­vas. Se ha com­pro­ba­do que cuan­do el bie­nes­tar eu­dai­mó­ni­co se es­ti­mu­la, tam­bién hay be­ne­fi­cios a ni­vel fí­si­co, por ejem­plo, dis­mi­nu­ye la pro­duc­ción de cor­ti­sol, el cual apa­re­ce cuan­do hay es­trés”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.