Es­te mis­mo Ins­ti­tu­to di­vi­de en cua­tro los ti­pos de des­can­so ne­ce­sa­rios:

Familia Saludable (México) - - Equilíbrate -

1. Va­ca­cio­nes anua­les Esas que es­pe­ras con tan­tas an­sias. Se ca­rac­te­ri­zan por con­tar con va­rios días al año. Por lo ge­ne­ral, apro­ve­cha­mos es­te tiem­po pa­ra ir­nos a descansar a la pla­ya o a al­gu­na ciu­dad le­ja­na que en un fin de se­ma­na se­ría ca­si im­po­si­ble vi­si­tar. 2. Des­can­so semanal La ma­yo­ría tie­ne dis­po­ni­bles los sá­ba­dos y los do­min­gos pa­ra con­vi­vir con la fa­mi­lia y los ami­gos, aun­que es­tos po­cos días de “des­can­so”, en la ma­yo­ría de las oca­sio­nes los ocu­pa­mos pa­ra rea­li­zar las en­fa­do­sas, pe­ro ne­ce­sa­rias ta­reas do­més­ti­cas, así que es pro­ba­ble que no te re­la­jes tan­to co­mo qui­sie­ras. 3. Des­can­so diario Es ese maravilloso mo­men­to cuan­do por fin lle­gas a tu ca­sa, te des­po­jas de los ta­co­nes, te aco­mo­das en el si­llón pa­ra ver, aun­que sea un so­lo ca­pí­tu­lo de tu se­rie fa­vo­ri­ta. Pe­ro tam­bién, co­mo en el des­can­so semanal, lle­gas a ha­cer otras ac­ti­vi­da­des, has­ta que caes ren­di­da en tu ca­ma. 4. Des­can­so du­ran­te la jor­na­da Es­te es al que me­nos le ha­ce­mos ca­so, hay ve­ces que so­lo nos mo­ve­mos de nues­tro lu­gar pa­ra lo es­tric­ta­men­te ne­ce­sa­rio, pe­ro es igual de im­por­tan­te que los de­más, in­clu­so de­be ser con­si­de­ra­do co­mo tiem­po de tra­ba­jo.

Se­rás más pro­duc­ti­va y ten­drás me­nos pro­ba­bi­li­da­des de co­me­ter erro­res, si no es­tás ago­ta­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.