CIE­RRAN SE­CUN­DA­RIA POR AME­NA­ZAS DE MUER­TE

•El Sis­te­ma Edu­ca­ti­vo re­ve­ló que in­cen­dia­ron la Sub­di­rec­ción y ame­na­za­ron con abrir fue­go con­tra alum­nos y do­cen­tes en un ac­to cí­vi­co

Frontera - - PORTADA - CAR­MEN GU­TIÉ­RREZ mc­gu­tie­[email protected]­te­ra.in­fo Ro­sa­ri­to, B.C.

Por ame­na­zas de muer­te la Es­cue­la Se­cun­da­ria Emi­li­ano Za­pa­ta, ubi­ca­da en Ro­sa­ri­to, sus­pen­dió cla­ses des­de ha­ce una se­ma­na, pues se te­me por la se­gu­ri­dad de alum­nos y pro­fe­so­res, al­gu­nos de és­tos úl­ti­mos han si­do di­rec­ta­men­te se­ña­la­dos, se­gún dio a co­no­cer la de­le­ga­da del Sis­te­ma Edu­ca­ti­vo Es­ta­tal (SEE) Nor­ma Ig­na­cia Ruiz.

Ex­pli­có que en es­te plan­tel han ocu­rri­do si­tua­cio­nes fue­ra de lo nor­mal que em­pe­za­ron el 27 de ma­yo, cuan­do ca­si a me­dia no­che una per­so­na in­gre­só a la es­cue­la y pren­dió fue­go a la sub­di­rec­ción, don­de se que­ma­ron ar­tícu­los y pa­pe­le­ría es­co­lar, ade­más de al­gu­nas ban­cas cer­ca­nas a la Di­rec­ción.

Des­pués de ese su­ce­so se desata­ron va­rias ame­na­zas

di­rec­tas a al­gu­nos do­cen­tes y al Di­rec­tor del plan­tel, es­to a tra­vés de va­rias ho­jas de pa­pel que fue­ron es­par­ci­das al­re­de­dor de la es­cue­la don­de se es­ta­ble­cían pe­ti­cio­nes que, de no ser aten­di­das, ter­mi­na­rían en un ata­que ar­ma­do en con­tra de los alum­nos y pro­fe­so­res.

“A raíz de eso se to­ma­ron las me­di­das per­ti­nen­tes pa­ra sal­va­guar­dar la in­te­gri­dad y la vi­da tan­to de los do­cen­tes co­mo del alum­na­do”, pun­tua­li­zó.

Pri­me­ro pen­sa­ron que el au­tor de los ata­ques era de uno de los alum­nos de la es­cue­la, di­jo, por las ame­na­zas de muer­te a los di­rec­ti­vos y un maes­tro por­que las ho­jas fo­to­co­pia­das es­par­ci­das en la es­cue­la de­cían que se tra­ta de la mis­ma per­so­na que ha­bía in­cen­dia­do las ins­ta­la­cio­nes ha­ce unas se­ma­nas.

La de­le­ga­da ex­pli­có que en la carta se pi­de el re­torno de ca­tor­ce alum­nos ya ex­pul­sa­dos, dos de ellos mu­je­res, y su apro­ba­ción del ci­clo es­co­lar “con ca­li­fi­ca­cio­nes acep­ta­bles”, pues de lo con­tra­rio abri­rían fue­go so­bre el alum­na­do y do­cen­tes du­ran­te un ac­to cí­vi­co de asam­blea.

Men­cio­nó que la Sub­pro­cu­ra­du­ría de la PGJE es­tá in­ves­ti­gan­do es­te asun­to que afec­ta a mil es­tu­dian­tes que de­ja­ron de re­ci­bir cla­ses y no se sa­be aún si ten­drán que con­cluir el ci­clo es­tu­dian­do en sus ca­sas ya que es­ta es una me­di­da que se ha to­ma­do pa­ra que los jó­ve­nes ter­mi­nen el ci­clo es­co­lar, el cual con­clu­ye el 9 de ju­lio.

El asun­to se tra­tó de ma­ne­ra her­mé­ti­ca, pe­ro tras las nue­vas ame­na­zas se de­ci­dió ha­blar con los pa­dres de fa­mi­lia pa­ra in­for­mar­les lo que es­ta­ba ocu­rrien­do.

En las ho­jas fo­to­co­pia­das con el tex­to es­cri­to en compu­tado­ra y dis­tri­bui­do en seis pá­gi­nas, que tam­bién fue­ron re­par­ti­das en tien­das cer­ca­nas a la es­cue­la que se lo­ca­li­za en la co­lo­nia Plan Li­ber­ta­dor, el au­tor ase­gu­ra ser quien in­cen­dió el plan­tel es­co­lar ofre­cien­do de­ta­lles de lo ocu­rri­do esa no­che; tam­bién men­cio­na que ha se­gui­do a seis pro­fe­so­res y sus fa­mi­lias des­de ha­ce seis me­ses, en tono ame­na­za­dor.

El tex­to tam­bién ha­bla de ex­pul­sio­nes de al­gu­nos alum­nos que di­ce son sus fa­mi­lia­res, sin ofre­cer nom­bres, y de la dis­ci­pli­na es­co­lar que a de­cir del au­tor “es de­ma­sia­da pa­ra los es­tu­dian­tes”.

Ade­más, de­ta­lla que él es un pe­que­ño em­pre­sa­rio y deja en cla­ro que ac­tua­rá en cual­quier mo­men­to.

“A RAÍZ DE ESO SE TO­MA­RON LAS ME­DI­DAS PER­TI­NEN­TES PA­RA SAL­VA­GUAR­DAR LA IN­TE­GRI­DAD Y LA VI­DA TAN­TO DE LOS DO­CEN­TES CO­MO DEL ALUM­NA­DO” NOR­MA IG­NA­CIA RUIZ DE­LE­GA­DA DEL SEE

•La Es­cue­la Se­cun­da­ria Emi­li­ano Za­pa­ta sus­pen­dió cla­ses des­de ha­ce una se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.