La fie­bre del CAR­BÓN AC­TI­VA­DO

Hay un mun­do de po­si­bi­li­da­des pa­ra usar es­te in­gre­dien­te, una de ellas es in­cluir­lo en tus ali­men­tos, pe­ro ¿su po­pu­la­ri­dad se la de­be­mos al im­pac­to vi­sual que tie­ne en nues­tras fo­to­gra­fías o co­mer­lo real­men­te le ha­ce bien a tu cuer­po? ¡Aquí re­ve­la­mos el

Glamour (México) - - Belleza | Nutrición -

en los úl­ti­mos años, la co­mi­da de co­lor ne­gro ha cap­tu­ra­do nues­tras mi­ra­das en las fo­to­gra­fías de las re­des so­cia­les y tam­bién ha re­vo­lu­cio­na­do la cul­tu­ra gas­tro­nó­mi­ca. Es­ta pro­fun­da to­na­li­dad se con­si­gue con el uso del car­bón ac­ti­va­do, el cual ya era co­no­ci­do y usa­do des­de tiem­pos an­ces­tra­les pa­ra pu­ri­fi­car el or­ga­nis­mo y bus­car una sa­lu­da­ble ple­ni­tud. Con­ce­bir al car­bón en la ali­men­ta­ción pue­de pa­re­cer in­só­li­to, tal vez te ima­gi­nes po­nien­do un tro­zo en tu pla­to, pe­ro, pa­ra

co­mer­lo y ob­te­ner sus beneficios, de­be pa­sar an­tes por un pro­ce­so, y la health coach Clau­dia Cor­tés nos ex­pli­ca to­do lo que ne­ce­si­tas sa­ber al res­pec­to.

“El car­bón es­tá com­pues­to por ma­te­ria­les ve­ge­ta­les, co­mo ma­de­ra y cás­ca­ras car­bo­ni­za­das de co­co. Pa­ra ‘ac­ti­var­lo’, se so­me­te a tem­pe­ra­tu­ras ele­va­das en pre­sen­cia de ga­ses y dió­xi­do de car­bono, que trans­for­man su es­truc­tu­ra a un es­ta­do más li­ge­ro y permea­ble. Los po­ros que se crean den­tro per­mi­ten la ab­sor­ción de quí­mi­cos, me­ta­les pe­sa­dos, desechos y to­xi­nas”, ase­gu­ra la ex­per­ta. És­ta es la ra­zón por la que he­mos es­cu­cha­do que fun­cio­na co­mo re­me­dio en in­to­xi­ca­cio­nes o envenenamiento (en al­tas do­sis), ya que atra­pa las sus­tan­cias da­ñi­nas en el cuer­po y evi­ta que és­te las as­pi­re. Su con­su­mo dia­rio, en can­ti­da­des más pe­que­ñas, me­jo­ra el fun­cio­na­mien­to del hí­ga­do y de los ri­ño­nes. Por eso, se ha con­si­de­ra­do co­mo un com­ple­men­to es­ti­mu­lan­te pa­ra los pro­ce­sos de­tox.

“Hay dos for­mas de in­cluir es­te ac­ti­vo en tus re­fri­ge­rios: a tra­vés de cáp­su­las con­cen­tra­das o en pol­vo. Se re­co­mien­da to­mar una cu­cha­ra­da al día o de 15 a 20 gra­mos por pla­ti­llo”, aña­de.

Las co­mi­das más co­mu­nes que sue­len co­ci­nar­se con car­bón ac­ti­va­do son los pa­nes, ga­lle­tas, ba­ti­dos, he­la­dos y be­bi­das. Su uso no in­ter­fie­re con la pre­pa­ra­ción, só­lo de­bes mez­clar­lo de ma­ne­ra ho­mo­gé­nea con el res­to de los in­gre­dien­tes. Ha­blan­do del pa­la­dar y de los aro­mas, es inodo­ro y en ver­dad no les aña­de mu­cho sa­bor a los ali­men­tos, pe­ro, si in­gie­res una bue­na por­ción di­rec­ta­men­te del fras­co, po­drás per­ci­bir un to­que fuer­te de co­co que­ma­do.

¿Trae con­se­cuen­cias?

“Pa­ra na­da. Su con­su­mo mo­de­ra­do es se­gu­ro pa­ra la ma­yo­ría de los adul­tos y no pa­sa na­da si lo com­bi­nas con al­gún suplemento, só­lo tra­ta de be­ber mu­cha agua pa­ra que tu or­ga­nis­mo lo pro­ce­se bien. Si abu­sas de él, pue­des in­ter­fe­rir en la ab­sor­ción de nu­trien­tes y su­frir es­tre­ñi­mien­to”, afir­ma la nu­tri­cio­nis­ta. Y, aun­que pa­rez­ca muy ten­ta­dor, no to­dos pue­den in­ge­rir­lo. Las per­so­nas que es­tán sien­do me­di­ca­das, que pa­san por el pe­rio­do de em­ba­ra­zo o lac­tan­cia o que su­fren de blo­queo gas­tro­in­tes­ti­nal, de­ben con­sul­tar a un mé­di­co an­tes de pro­bar­lo. En­ton­ces, ¿so­la­men­te es una mo­da o de ver­dad ac­túa en el or­ga­nis­mo?

El car­bón no ofre­ce nin­gún nu­trien­te co­mo pro­teí­nas, vi­ta­mi­nas o fi­bra. Tam­po­co exis­te su­fi­cien­te evi­den­cia pa­ra ase­gu­rar otras de sus po­si­bles uti­li­da­des, co­mo la pre­ven­ción de la re­sa­ca o la re­duc­ción de los ni­ve­les de co­les­te­rol. Sin em­bar­go, co­mo ya lo men­cio­na­mos, es muy bueno pa­ra im­pul­sar los pro­ce­sos di­ges­ti­vos, di­ver­tir­se al co­ci­nar y crear un sin­fín de pla­ti­llos ins­ta­gramea­bles pa­ra ob­te­ner un mon­tón de li­kes.

Si apues­tas por sus beneficios, pue­des con­se­guir­lo en tien­das gour­met, na­tu­ris­tas o de su­ple­men­tos ali­men­ti­cios.

“Pa­ra co­ci­nar, úsa­lo en pol­vo o en cáp­su­las

Dry Bar On the Rocks Cla­rif­ying Char­coal Sham­poo

Bath and Body Works Ac­ti­va­ted Char­coal Gel Clean­ser

Bio­ré Lim­pia­dor Pro­fun­do de Po­ros

Bos­cia Lu­mi­ni­zing Black Mask

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.