Na­ked ne­ver FELT SO GOOD

Sen­tir­te bien con tu cuer­po no es cues­tión de ver­te de una ma­ne­ra es­pe­cí­fi­ca y has­ta im­pues­ta, sino de es­tar có­mo­da y fe­liz en tu pro­pia piel.

Glamour (México) - - Belleza - POR: MARISOL HE­RRE­RA DE LA RI­VA

En un mun­do don­de la pre­sión por lo­grar un cuer­po per­fec­to es­tá al al­can­ce de una ac­tua­li­za­ción de Ins­ta­gram, es pro­ba­ble que en más de una oca­sión, des­pués de ver fo­tos per­fec­tas, te sien­tas in­có­mo­da o te gus­ta­ría cam­biar al­go de co­mo lu­ces. De he­cho, se­gún el cu­ra­dor de mo­da Gus­ta­vo Pra­do, la ge­ne­ra­ción mi­lle­nial es, en la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad, aque­lla con me­nos acep­ta­ción con su cuer­po. Es­to de­bi­do a los –ca­si im­po­si­bles– es­que­mas de be­lle­za que sur­gie­ron en la dé­ca­da de los 90. Así es, no to­do es cul­pa de la era di­gi­tal, sino de un mo­vi­mien­to de idea­les que se im­pu­sie­ron con la apa­ri­ción de la cam­pa­ña de una afa­ma­da mar­ca de len­ce­ría en la que apa­re­cía una mo­de­lo con cuer­po aniña­do y un cor­pu­len­to acom­pa­ñan­te. Des­de en­ton­ces, los es­te­reo­ti­pos cor­po­ra­les cam­bia­ron, pe­ro tam­bién nues­tra per­cep­ción, pues el sen­tir­te gua­pa en tu pro­pia piel no es una cues­tión de es­té­ti­ca; más bien, de apre­cia­ción. “Ver­te bien a ti mis­ma des­nu­da es un te­ma to­tal­men­te sub­je­ti­vo”, di­ce el mé­di­co ci­ru­jano Ber­nar­do Goldz­weig. “Hay per­so­nas que se sien­ten in­creí­bles tal y co­mo son, y otras que, aun­que se so­me­tan a pro­ce­di­mien­tos, no se agra­dan”. Lo cier­to es que, aun­que es un tra­ba­jo de au­to­es­ti­ma, sí po­de­mos es­for­zar­nos por ig­no­rar es­te­reo­ti­pos, co­no­cer nues­tro cuer­po y al­can­zar la me­jor ver­sión de no­so­tras mis­mas. Pa­ra eso exis­ten al­gu­nos pro­ce­di­mien­tos y pe­que­ños con­se­jos que te pue­den ayu­dar a lo­grar tus me­tas. “Es cier­to que hay fac­to­res y cam­bios hor­mo­na­les que qui­zá te ha­cen sen­tir in­se­gu­ra, pe­ro na­da que un po­co de tra­ba­jo, dis­ci­pli­na y ejer­ci­cio no pue­dan arre­glar”, afir­ma el doc­tor. Así que, si és­te es tu ca­so, pon­ga­mos ma­nos a la obra y em­pe­ce­mos a tra­ba­jar en el ma­yor pro­yec­to: ¡tú!

FIR­MES, ¡YA!

Ge­né­ti­ca, pér­di­da de co­lá­geno y fac­to­res in­trín­se­cos y aje­nos son al­gu­nas de las ra­zo­nes por las que al ver­te sin ro­pa, ob­ser­vas tu piel di­fe­ren­te, con ce­lu­li­tis o in­clu­so con fal­ta de fir­me­za. La nue­va tec­no­lo­gía LPG En­der­mo­lo­gie te ayu­da­rá, ya que es per­fec­ta pa­ra re­afir­mar y, ade­más, mol­dear el

con­torno cor­po­ral. “En­der­mo­lo­gie eli­mi­na los adi­po­ci­tos, dre­na las zo­nas en­de­ma­ti­za­das y tam­bién ac­ti­va la eli­mi­na­ción na­tu­ral de gra­sa”, co­men­ta la ex­per­ta mé­di­ca Clai­re Ade­li­ne. Au­na­do a es­to, pue­des ex­fo­liar tu cuer­po una vez por se­ma­na con el Scrub and Peel de Fi­lor­ga pa­ra eli­mi­nar las ce­lu­las muer­tas y ob­te­ner una piel mu­cho más ter­sa. Tam­bién com­ple­men­ta tu ru­ti­na con la cre­ma mo­de­la­do­ra Nu­triMo­de­ling en las zo­nas en las que desees re­du­cir me­di­das y re­cu­pe­rar la fir­me­za.

BORRÓN Y CUEN­TA NUE­VA

Si tie­nes ci­ca­tri­ces o ta­tua­jes que te ha­gan sen­tir in­có­mo­da por có­mo lu­cen en ti, ¡bue­nas no­ti­cias!, por­que exis­ten tec­no­lo­gías que te pue­den ayu­dar a eli­mi­nar y re­du­cir su apa­rien­cia. “La me­cano-es­ti­mu­la­ción del Allian­ce tie­ne una ac­ción dre­nan­te, pre­vie­ne la fi­bro­sis y in­du­ce la se­cre­ción de co­lá­geno y elas­ti­na pa­ra una me­jor ci­ca­tri­za­ción”, ase­gu­ra la ex­per­ta Clai­re. Tam­bién el lá­ser Al­ma Q-Switch es ideal pa­ra eli­mi­nar ta­tua­jes en po­cas se­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.