GRAN­DES MAES­TROS DEL DI­SE­ÑO: GQ MÉ­XI­CO A TRA­VÉS DEL CAR­TEL

YU­RI GULITOV

GQ (México) - - ARTE - Por Pe­dro Mon­ta­ño

Nos di­mos a la ta­rea de in­vi­tar a cin­co di­se­ña­do­res grá­fi­cos mun­dial­men­te re­co­no­ci­dos pa­ra que, a tra­vés de la mi­ra­da de su ar­te y ba­jo el for­ma­to del car­tel, nos mues­tren su idea de una GQ Mé­xi­co que ce­le­bra es­te 2016 su 10º aniver­sa­rio. En es­te nú­me­ro pre­sen­ta­mos la vi­sión de Yu­ri Gulitov, nues­tro ter­cer ar­tis­ta in­vi­ta­do, quien tam­bién es pro­mo­tor de la 14ª con­vo­ca­to­ria de la Bie­nal In­ter­na­cio­nal del Car­tel en Mé­xi­co (BICM), ca­te­go­ría C, con el te­ma “Car­te­les de ima­gen edi­to­rial, con­me­mo­ran­do 10 años de la re­vis­ta GQ Mé­xi­co”.

Ins­pi­ra­das en di­fe­ren­tes es­ti­los ar­tís­ti­cos y ar­qui­tec­tó­ni­cos –ta­les co­mo el bru­ta­lis­mo, el cons­truc­ti­vis­mo, el di­na­mis­mo y la bús­que­da de la li­ber­tad des­de las nor­mas es­ta­ble­ci­das– las obras de Yu­ri Gulitov re­ve­lan que su par­ti­cu­lar for­ma de ex­pre­sar­se es el re­sul­ta­do de com­bi­nar el di­se­ño grá­fi­co con la ener­gía del fol­clo­re grá­fi­co mo­derno. Tan­to lo pin­to­res­co co­mo el mul­ti-la­ye­ring im­pac­tan en su tra­ba­jo, el cual está mar­ca­do por ti­po­gra­fía de su pro­pia crea­ción y del uso del al­fa­be­to ci­rí­li­co.

“Di­bu­jo des­de mi in­fan­cia. Es­tu­dié Ar­te en la es­cue­la y en la Uni­ver­si­dad, y después en la Khar­kov’s Art and In­dus­trial Aca­demy [aho­ra la Khar­kiv Sta­te Aca­demy of De­sign Arts]. Nun­ca cam­bié los ob­je­ti­vos. Siem­pre su­pe que se­ría un ar­tis­ta. Después de mis es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios, ele­gí la pro­fe­sión de Di­se­ña­dor Grá­fi­co por­que que­ría apren­der a ex­pre­sar mis pen­sa­mien­tos sim­bó­li­ca­men­te, a di­se­ñar car­te­les y fuen­tes, y ha­cer lo­gos”, se­ña­la el ar­tis­ta.

Yu­ri Gulitov, quien na­ció el 9 de ju­nio de 1964 en Se­bas­to­pol (Cri­mea), se gra­duó co­mo Di­se­ña­dor Grá­fi­co en 1991. Des­de en­ton­ces, han si­do dos los mo­men­tos cla­ve en su ca­rre­ra. “El año 2010 fue muy im­por­tan­te pa­ra mi tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal. Yo es­ta­ba en Mé­xi­co en la 11va Bie­nal In­ter­na­cio­nal del Car­tel, don­de fui par­te del gru­po de ex­po­si­ción co­lec­ti­va de di­se­ña­do­res ru­sos, e im­par­tí una cla­se ma­gis­tral en la ciu­dad de Puebla. Fue un even­to muy in­tere­san­te que me dio ví­vi­das im­pre­sio­nes. Dos se­ma­nas después, tu­ve mi pri­me­ra ex­po­si­ción in­di­vi­dual en Échi­ro­lles, Fran­cia, en el Fes­ti­val Mois du Grap­his­me d'échi­ro­lles 2010. Es­tos dos via­jes me de­ja­ron una mar­ca in­de­le­ble tan­to en el sen­ti­do pro­fe­sio­nal co­mo en el per­so­nal”, afir­ma.

Pe­ro re­cien­te­men­te un nue­vo re­to pro­fe­sio­nal to­có a su puer­ta: crear un car­tel pa­ra GQ Mé­xi­co. “Cier­ta­men­te, un ca­ba­lle­ro es un hom­bre ele­gan­te, con es­ti­lo; pe­ro en mi opi­nión, su ima­gen tam­bién

de­be te­ner al­go tra­di­cio­nal, tal vez po­pu­lar, dis­tin­ti­vo pa­ra un país en par­ti­cu­lar. Es­ta sin­gu­la­ri­dad, ori­gi­na­li­dad no tri­via­li­za­da de la ima­gen, ha­ce que sea más ex­pre­si­vo y me­mo­ra­ble. Las tra­di­cio­nes se ven cla­ra­men­te en la ti­po­gra­fía de afi­cio­na­dos, graf­fi­ti ca­lle­je­ro y le­tre­ros he­chos a mano. Es­toy in­tere­sa­do en có­mo las per­so­nas los in­ter­pre­tan a su ma­ne­ra, in­frin­gien­do las le­yes de la ar­mo­nía. Es­to es ma­te­ria pa­ra mi crea­ción”.

Pa­ra la con­cep­ción de es­ta obra, Gulitov via­jó de nue­vo a Mé­xi­co, es­ta vez, a tra­vés de su me­mo­ria. “Pa­ra la crea­ción del car­tel de GQ Mé­xi­co no que­ría ha­cer un re­tra­to de un ca­ba­lle­ro en par­ti­cu­lar, por lo que él está de­trás de es­ce­na. En el año 2010 vi­si­té Mé­xi­co. Por lo tan­to, pa­ra crear es­te car­tel, bus­qué ins­pi­ra­ción en mis re­cuer­dos. Re­vi­sé de nue­vo mis fo­tos y me su­mer­gí en la cul­tu­ra me­xi­ca­na, su ar­qui­tec­tu­ra, sus artes de­co­ra­ti­vas, sus in­te­rio­res, el am­bien­te de las ca­lles, la ti­po­gra­fía ele­men­tal en las pa­re­des”, ex­po­ne.

Fue así que la obra sur­gió con la na­tu­ra­li­dad con la que sur­gen las coin­ci­den­cias, la na­tu­ra­li­dad que em­pu­jó ha­ce años, dé­ca­das y si­glos atrás, a for­jar y man­te­ner una amis­tad en­tre na­cio­nes. “Hay un es­pe­jo en la ima­gen. És­te pa­ra mí se ha con­ver­ti­do en una es­pe­cie de por­tal cul­tu­ral, que tie­ne un sig­ni­fi­ca­do sim­bó­li­co en la re­la­ción con di­fe­ren­tes cul­tu­ras, en es­te ca­so me­xi­ca­na y ru­sa. El es­pe­jo re­frac­ta le­tras ci­rí­li­cas, trans­li­te­ra­ción del tí­tu­lo de la re­vis­ta [ trans­li­te­ra­ción de la pro­nun­cia­ción de la G en in­glés; y

, trans­li­te­ra­ción de la pro­nun­cia­ción an­glo­sa­jo­na de la Q]”, ex­pli­ca Yu­ri Gulitov.

“MÉ­XI­CO Y RU­SIA HAN VIS­TO SU RE­FLE­JO Y HAN COIN­CI­DI­DO”- GULITOV.

A la iz­quier­da: Re­tra­to de Yu­ri Gulitov, Je­fe de los ta­lle­res crea­ti­vos en la Es­cue­la de Di­se­ño Grá­fi­co en Mos­cú y miem­bro del Sin­di­ca­to de Di­se­ño de Ru­sia.

La obra de

Gulitov se ex­hi­be y con­ser­va en mu­seos de Se­bas­to­pol (su ciu­dad na­tal), así co­mo en Sui­za, Di­na­mar­ca, Es­ta­dos Uni­dos, Po­lo­nia y Fran­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.