MÁS QUE UNA BOM­BER

Nos po­ne­mos de pie pa­ra ren­dir­le tri­bu­to a la pie­za que ha lo­gra­do em­pu­jar los lí­mi­tes del tiem­po pa­ra man­te­ner­se más que vi­gen­te: la Bom­ber Jac­ket. LA BOM­BER AL­ZA LA VOZ Y LO­GRA DE­FEN­DER­SE DEL TIEM­PO.

GQ (México) - - ZAPPING -

El he­cho de pen­sar que la mo­da es el re­gis­tro histórico más gran­de al que po­de­mos re­cu­rrir pa­ra cono- cer lo que ocu­rría en cier­ta épo­ca, nos lle­va a cues­tio­nar­nos el ori­gen de al­gu­nas pie­zas que, a tra­vés de sus cos­tu­ras, nos cuen­tan lo que pa­sa­ba en un mo­men­to de­ter­mi­na­do; las ur­gen- cias y exi­gen­cias de la so­cie­dad de ese en­ton­ces, que de al­gu­na ma­ne­ra se es­ta­ble­cen co­mo he­ren­cia y pre­va­le­cen en­tre no­so­tros. La Bom­ber es la ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra con­fir­mar es­te cues­tio- na­mien­to; es­car­bar den­tro de sus fi­bras y des­cu­brir có­mo pa­só de ser un ele- men­to de in­du­men­ta­ria mi­li­tar en la Pri­me­ra Gue­rra Mun­dial, pa­ra lue­go ser adop­ta­da por sub­cul­tu­ras y con­ver­tir­se en un ícono de re­bel­día y li­ber­tad.

La his­to­ria de la cha­que­ta es­tá es­tre­cha­men­te re­la­cio­na­da con la im­por­tan­te ne­ce­si­dad de co­ne­xión que exis­te en­tre la pren­da y el hom­bre que la lle­va pues­ta. In­clu­so, hay quie­nes le die­ron de un nue­vo sig­ni­fi­ca­do al uti- li­zar­la, im­pri­mién­do­le su per­so­na­li­dad y lo­gran­do in­mor­ta­li­zar­la. Po­de­mos ver a Ja­mes Dean en Re­bel Wit­hout a Cau­se (ƒ„……) con una Bom­ber ro­ja y una T-shirt blan­ca ha­blán­do­le a to­da una ge­ne­ra­ción de Baby­boo­mers; o a Ste­ve Mcqueen en The War Lo­ver (ƒ„Š‹).

Es im­por­tan­te com­pren­der de dón­de vie­ne pa­ra en­ten­der por qué se ha man­te­ni­do vi­gen­te y tam­bién pa­ra sa­ber ha­cia dón­de se di­ri­ge, ya que to­do lo re­tro even­tual­men­te tie­ne un co­me- back. Sin em­bar­go, el va­lor de es­ta cha- que­ta se ha ido acre­cen­tan­do a me­di­da que ha sa­bi­do sos­te­ner­se fir­me ante los agen­tes de cam­bio que, con fre­cuen­cia, de­bi­li­tan la pre­sen­cia de cier­tos ele- men­tos. In­clu­so po­de­mos atre­ver­nos a de­cir que la Bom­ber Jac­ket cuen­ta con las cre­den­cia­les ne­ce­sa­rias pa­ra pre- sen­tar­se co­mo un ícono de íco­nos del mens­wear, y que con cier­tos up­gra­des no só­lo se de­fien­de ante la ofen­si­va pre­sión del tiem­po, sino que se si­túa en la pri­vi­le­gia­da po­si­ción de ser un clá­si­co sin te­mor a la rein­ven­ción.

JET SET COOL

Pa­ra su pe­núl­ti­ma co­lec­ción en Saint Lau­rent, He­di Sli­ma­ne unió fuer­zas con Lu­cia Ri­bi­si, hi­ja del ac­tor Gio­van­ni Ri­bi­si, pa­ra crear es­ta Bom­ber Jac­ket.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.