AL RES­CA­TE DEL POP

En me­dio de la in­va­sión del reg­gae­ton, Ál­va­ro So­ler es­tá ha­cien­do al­go di­fe­ren­te: apos­tan­do por la ori­gi­na­li­dad, el pop y por se­guir su pro­pio es­ti­lo.

GQ (México) - - MÚSICA - Por Pa­lo­ma Gon­zá­lez / Fo­to Pa­ko Ma­ka­reno y Jo­sé Ma­nuel Zar­dain

Hi­jo de pa­dre ale­mán y ma­dre es­pa­ño­la, Ál­va­ro So­ler, quien de­jó la ca­rre­ra de In­ge­nie­ría pa­ra de­di­car­se a se­guir su pa­sión por la mú­si­ca, se ubi­có en el ra­dar del pú­bli­co ado­les­cen­te des­pués de su co­la­bo­ra­ción con la ban­da co­lom­bia­na de folk-pop Mo­rat. Pe­ro ese fue só­lo el prin­ci­pio. El éxi­to le lle­gó a la ve­lo­ci­dad de la luz. “No me lo es­pe­ra­ba, no es nor­mal”, co­men­ta el can­tan­te que se “for­ma­li­zó” con el lan­za­mien­to de su nue­vo ál­bum Mar de co­lo­res y su hit que com­bi­na rit­mos la­ti­nos con ele­men­tos clá­si­cos de la mú­si­ca de sus raí­ces, “La cin­tu­ra”. Con es­te sin­gle, lo­gró po­si­cio­nar­se co­mo uno de los nue­vos gran­des ta­len­tos de la es­ce­na la­ti­na-es­pa­ño­la. “Es­te es un ma­te­rial más ma­du­ro, más per­so­nal, pu­de ha­cer lo que que­ría y to­mar ma­yo­res ries­gos”, con­fie­sa; “son te­mas más bai­la­bles, agre­si­vos, que po­drían so­nar en una dis­co­te­ca”.

Así, el re­cien­te ál­bum de Ál­va­ro sig­ni­fi­ca un nue­vo pun­to de par­ti­da que lo encamina en la di­rec­ción co­rrec­ta, un nue­vo co­mien­zo pa­ra de­mos­trar que es­tá lis­to pa­ra cual­quier re­to y que no tie­ne mie­do de en­fren­tar­se a los gi­gan­tes que, en la ac­tua­li­dad, es­tán rom­pien­do ré­cords y se lle­van los pre­mios más im­por­tan­tes del cir­cui­to mu­si­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.