¿ME CAM­BIO... O NO

Ir a otra es­cue­la es una de­ci­sión que el alumno de­be to­mar en fa­mi­lia, in­di­can es­pe­cia­lis­tas

La Crónica - Guía Universitaria - - News - ADÁN TAMARIZ

De­ter­mi­nar si un jo­ven de­be o no es­tu­diar la pre­pa­ra­to­ria don­de cur­só la se­cun­da­ria es una de­ci­sión que se de­be to­mar en fa­mi­lia y sin mie­do.

Así lo con­si­de­ra Fa­bio­la To­rres, coor­di­na­do­ra de Desa­rro­llo Hu­mano y Pre­ven­ción In­te­gral en la Uni­ver­si­dad La Sa­lle.

“De­be ser una de­ci­sión con­sen­sua­da. Aun­que la de­ci­sión fi­nal re­cae en los pa­pás, pues el alumno aún no tie­ne la ca­pa­ci­dad de de­ci­dir, de cual­quier ma­ne­ra se de­be co­no­cer su opi­nión. Se tra­ta de que no sea, tal cual, una im­po­si­ción, sino una ne­go­cia­ción”, co­men­ta.

“No hay una re­gla pa­ra de­cir si el cam­bio es bueno o ma­lo, de­pen­de de la si­tua­ción par­ti­cu­lar de la fa­mi­lia y de la per­so­na­li­dad del alumno”.

Da­do que en­tre los 15 y 18 años, apun­ta To­rres, ini­cia la ado­les­cen­cia y el des­ape­go del alumno de la fa­mi­lia nu­clear, uno de los fac­to­res más im­por­tan­tes a con­si­de­rar, mas no el úni­co, son los círcu­los de amis­tad que se ge­ne­ra­ron du­ran­te la se­cun­da­ria.

“El gru­po de ami­gos to­ma el pri­mer lu­gar, pe­ro pa­ra con­si­de­rar un cam­bio se ten­dría que va­lo­rar la fuer­za que el chi­co tie­ne pa­ra en­fren­tar exi­gen­cias del mun­do y sus ne­ce­si­da­des per­so­na­les”, ase­ve­ra.

“Hay ado­les­cen­tes en los que se sa­be que el cam­bio no se­rá un pro­ble­ma ma­yor, pe­ro hay otros don­de cier­ta fra­gi­li­dad per­so­nal po­dría oca­sio­nar un pro­ble­ma gra­ve”.

Otros fac­to­res que de­ben to­mar­se en cuen­ta, a de­cir de la coor­di­na­do­ra, son las nor­mas que re­gu­lan la con­vi­ven­cia en la nue­va es­cue­la, así co­mo el pro­gra­ma edu­ca­ti­vo y el ta­ma­ño de la ma­trí­cu­la.

Las ac­ti­vi­da­des ex­tra­cu­rri­cu­la­res, ex­pli­ca, son ace­le­ra­do­ras del pro­ce­so de adap­ta­ción de los chi­cos, pues se rea­li­zan fue­ra de las au­las, se per­mi­te la in­ter­ac­ción con com­pa­ñe­ros, lo cual fa­ci­li­ta la cercanía y ma­yor co­no­ci­mien­to.

Si el cam­bio es de una ins­ti­tu­ción va­ro­nil o fe­me­nil a una mix­ta, la es­pe­cia­lis­ta ase­gu­ra que re­sul­ta­rá be­né­fi­co pa­ra su desa­rro­llo psi­co­so­cial.

“Es un cam­bio me­nos com­pli

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.