MULTIORGASMOS

La fan­ta­sía de to­do hom­bre es dis­fru­tar de dos be­lle­zas a la vez (y si se pue­den tres, me­jor); en es­te ca­so, la ga­ma del mí­ti­co mus­cle car nor­te­ame­ri­cano cum­plió con nues­tro ca­pri­cho a ca­ba­li­dad. ¡Fe­li­ces los 4!

H para Hombres - - AUTO SOÑADO -

Se ar­mó la ba­ca­nal a to­do lo que da. El Cen­tro Di­ná­mi­co Pe­ga­so fue el es­ce­na­rio ele­gi­do pa­ra lle­var al lí­mi­te a (ca­si) to­da la fla­man­te ga­ma Ca­ma­ro 2019, la cual nos des­po­jó de to­das nues­tras in­hi­bi­cio­nes y li­be­ró las más ba­jas pa­sio­nes.

Fue una fan­ta­sía au­to­mo­triz a to­pe y en nin­gún mo­men­to nos arre­pen­ti­mos en lo ab­so­lu­to. ¿Cuán­do se tie­ne la po­si­bi­li­dad de lle­var al bor­de a to­das las ver­sio­nes de un mus­cle car en su há­bi­tat na­tu­ral, es de­cir, una pis­ta de ca­rre­ras?

Sí, sa­be­mos que lo pue­des con­du­cir en ciu­dad, pe­ro sea­mos ho­nes­tos: un Ca­ma­ro se sien­te in­có­mo­do en ca­lles em­pe­dra­das o lle­nas de ba­ches; él se sien­te li­be­ra­do en pis­ta, te­ner­lo en am­bien­tes ci­ta­di­nos es co­mo te­ner un lo­bo ca­si do­mes­ti­ca­do.

THREESOME Los dos pri­me­ros fue­ron los prin­ci­pa­les, los pro­ta­go­nis­tas de la pe­lí­cu­la. El SS (el rojo que ves en las imá­ge­nes), fue el que más cam­bios re­ci­bió en es­te la­va­do de ca­ra de me­dia vi­da. El lo­go del cor­ba­tín en la pa­rri­lla es­tá en una po­si­ción más

ba­ja in­cor­po­ra­da en la ba­rra pa­ra op­ti­mi­zar el flu­jo del ai­re y fa­vo­re­cer la re­fri­ge­ra­ción, lo cual des­de nues­tra per­cep­ción, le qui­tó al­go de per­so­na­li­dad (pe­ro igual lo que­re­mos).

Aña­de full LED y lo me­jor es que ya por­ta la trans­mi­sión de 10 velocidades que an­tes era ex­clu­si­va de la va­rian­te ZL1, además del mo­tor V8 de 455 ca­ba­llos de fuer­za, el cual tie­ne un em­pu­je bru­tal des­de ba­jí­si­mas rpm; eso sí, la ca­ja mues­tra unas re­la­cio­nes tan ins­tan­tá­neas que te sa­can una son­ri­sa. ¡Es in­sa­cia­ble! ¡Siem­pre quie­re más y más!

Pe­ro cla­ro, el ZL1, (ese negro de la de­re­cha, el más po­de­ro­so de to­da la ga­ma), no se que­da atrás; gra­cias al es­ca­lo­frian­te su­per­car­ga­dor Ea­ton

que en­tre­ga 655 bhp, le per­mi­te ser una bes­tia so­bre rue­das.

La gen­te de Chevrolet nos per­mi­tió rea­li­zar ac­ti­vi­da­des de drif­ting, don­de el bó­li­do sa­có el co­bre gra­cias al con­trol de trac­ción y es­ta­bi­li­dad en una zo­na con pi­so mo­ja­do. Su res­pues­ta fue tan con­tun­den­te que re­pe­ti­mos la ex­pe­rien­cia va­rias ve­ces.

¡Y HU­BO MÁS!

Pen­sá­ba­mos que ya era su­fi­cien­te lo que ha­bía­mos vi­vi­do y ¡oh sor­pre­sa!, nos cae el RS Fire

Edi­tion pa­ra unir­se a la fies­ta. Es­ta edi­ción es­pe­cial es la con­sen­ti­da y ha­bía que tra­tar­la co­mo tal.

Con la ca­rro­ce­ría en na­ran­ja, rines de 20 pul­ga­das y Head Up Dis­play, sin du­da es el más atrac­ti­vo por fue­ra. Las fran­jas en negro y el mo­tor V6 de 3.6 li­tros con 335 ca­ba­llos en el Fire son su­fi­cien­tes pa­ra ha­cer­lo un imán de mi­ra­das al pa­sar.

En es­te ca­so, rea­li­zar el sla­lom a bor­do de él, fue una de­li­cia, la di­rec­ción es su­ma­men­te pre­ci­sa y la res­pues­ta de la trans­mi­sión de 8 velocidades ofre­ce sen­sa­cio­nes ca­si im­per­cep­ti­bles, rá­pi­das co­mo quien desea lle­var­lo al lí­mi­te de sus ca­pa­ci­da­des en po­cos me­tros. En re­su­men, ¡nues­tra fan­ta­sía so­bre rue­das fue to­do un éxi­to!

RS

ZL1 SS RS FIRE EDI­TION

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.