ELAUT OINCREIBLE

El es­pí­ri­tu de KITT lle­ga a la nue­va ge­ne­ra­ción del Cla­se A con el fir­me pro­pó­si­to de con­ver­tir un sim­ple tras­la­do en una co­ne­xión 100% emo­cio­nal.

H para Hombres - - AUTO SOÑADO -

Es­tá bien que lo quie­ras y sea una par­te im­por­tan­te en tu vi­da, pe­ro, ¿te ima­gi­nas que tu au­to co­no­cie­ra tus gus­tos y cum­plie­ra to­dos tus ca­pri­chos co­mo na­die en el mun­do? No es­ta­mos lo­cos (bueno, un po­co), pe­ro la prue­ba de es­te mes fue to­tal­men­te in­ter­ac­ti­va y aun­que no es­tu­vi­mos a bor­do del mí­ti­co Pon­tiac Trans–am de El Au­to In­creí­ble, fue al­go muy pa­re­ci­do.

El Mer­ce­des Cla­se A Se­dán es el si­guien­te au­to de la mar­ca en equi­par MBUX (Mer­ce­des–benz User Ex­pe­rien­ce), un me­ca­nis­mo si­mi­lar a Si­ri o Goo­gle Ho­me, que per­mi­te in­ter­ac­tuar con el au­to de una ma­ne­ra na­tu­ral y di­ver­ti­da. ¡La in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial ha lle­ga­do pa­ra que­dar­se!

UN CO­CHE DE PE­LÍ­CU­LA

Pe­ro vá­mo­nos por par­tes, ¿có­mo ra­yos fun­cio­na el MBUX?

Se tra­ta de un me­ca­nis­mo in­no­va­dor que aña­de un asis­ten­te de voz que se ac­ti­va con so­lo de­cir­le a la pan­ta­lla cen­tral “hey, Mer­ce­des”, se­gui­do por una or­den.

Si le de­ci­mos “ten­go ham­bre”, nues­tro ami­go nos des­plie­ga si­tios de res­tau­ran­tes cer­ca­nos en la pan­ta­lla, o si le de­ci­mos “ten­go ca­lor”, sube el A/C. ¿Es 100% fun­cio­nal su fun­ción de voz? To­do en es­ta vi­da es per­fec­ti­ble, y si bien con so­lo de­cir­le “hey, Mer­ce­des” obe­de­ció va­rias ór­de­nes que le di­mos (por ejem­plo, pren­der el A/C o cam­biar la es­ta­ción de ra­dio), hu­bo otras más es­pe­cí­fi­cas que no de­tec­tó. Es­to fue me­jo­ran­do con el pa­so de los días, ya que co­men­zó a re­gis­trar nues­tros des­ti­nos o las pre­fe­ren­cias mu­si­ca­les, con lo cual el sis­te­ma lo­gró

mar­car ca­mi­nos o can­cio­nes que ya ha­bía me­mo­ri­za­do pre­via­men­te. En con­cre­to, si Mi­chael Knight lo pro­ba­ra, se de­ses­pe­ra­ría un po­co al prin­ci­pio, pe­ro al fi­nal aca­ba­ría sa­tis­fe­cho con es­te KITT de Mer­ce­des.

NO TO­DO ES EL ASIS­TEN­TE

El nue­vo ta­ble­ro di­gi­tal cuen­ta con dos pan­ta­llas que va­rían de ta­ma­ño de­pen­dien­do la ver­sión. La del la­do iz­quier­do (a mo­do de cua­dro de ins­tru­men­tos) ofre­ce in­for­ma­ción bá­si­ca (ta­có­me­tro y ve­lo­cí­me­tro), así co­mo el mo­do de na­ve­ga­ción y el ma­pa de ru­ta.

El cua­dro de ins­tru­men­tos es per­so­na­li­za­ble en tres es­ti­los dis­tin­tos —Clá­si­co, De­por­ti­vo o Dis­cre­to—.

Re­co­rrer (a ma­ne­ra de ta­blet) la pan­ta­lla cen­tral re­sul­tó bas­tan­te sen­ci­llo y en ella pue­des ac­ce­der a dis­tin­tos fun­cio­nes de na­ve­ga­ción; ahí los grá­fi­cos NVIDIA per­mi­ten imá­ge­nes ani­ma­das en 3D.

IN­TE­LI­GEN­CIA AR­TI­FI­CIAL A BOR­DO

De ma­ne­ra op­cio­nal y du­ran­te el tra­yec­to, el na­ve­ga­dor pre­su­me una fun­ción de reali­dad au­men­ta­da; aquí el sis­te­ma to­ma imá­ge­nes del ex­te­rior a tra­vés de la cá­ma­ra 360 gra­dos y las re­gis­tra en la pan­ta­lla cen­tral con al­gu­nas in­di­ca­cio­nes úti­les pa­ra el usua­rio. Lo del ma­ne­jo y el di­se­ño ex­te­rior lo de­ja­mos pa­ra otra oca­sión; aquí lo im­por­tan­te es la tec­no­lo­gía al ser­vi­cio del Cla­se A. Sin exa­ge­rar, po­de­mos de­cir que el tac­to de la di­rec­ción es con­ci­so, obe­de­ce con pre­ci­sión a la me­nor pro­vo­ca­ción y se en­cuen­tra en el gra­do jus­to de asis­ten­cia, aun­que la po­ca al­tu­ra del vehícu­lo di­fi­cul­ta su an­dar en to­pes o ram­pas, so­bre to­do si lle­vas a más de dos per­so­nas (pa­sa­di­tas de pe­so) a bor­do.

la trans­mi­sión cam­bió de lu­gar de­trás del vo­lan­te. rue­da en el as­fal­to con Llan­tas de 17 pul­ga­das.

alum­bra tu ca­mino con sus FA­ROS LED HIGH PER­FOR­MAN­CE.

el via­je se­rá más ameno con el asis­ten­te vir­tual que te guia­rá du­ran­te to­do el tra­yec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.