THE STY­LE ME­MO

Las sú­per mu­je­res que con­si­guie­ron in­fluir en la mo­da, en las ten­den­cias FW16 y en el es­ti­lo de las it girls de hoy. Por Mar­co Cue­vas

Harper's Bazaar (México) - - Losextras -

“Res­pi­ra hon­do y man­ten­lo sim­ple”, re­za una de las ideas cen­tra­les del li­bro How To Be Pa­ri­sian Whe­re­ver You Are, de An­ne Be­rest, Au­drey Di­wan, Sop­hie Mas y Ca­ro­li­ne de Mai­gret, és­ta úl­ti­ma, ícono mo­derno del an­he­la­do es­ti­lo pa­ri­sino, y a quien re­cu­rri­mos cuan­do ne­ce­si­ta­mos ins­pi­ra­ción pa­ra ar­mar un look des­preo­cu­pa­do y chic. La má­xi­ma de arri­ba, es cru­cial pa­ra en­ten­der el se­cre­to de las mu­je­res que con­si­guie­ron que su es­ti­lo so­bre­vi­vie­ra a las dé­ca­das y a la era de los to­tal looks. To­me­mos co­mo nues­tro primer ca­so de es­tu­dio a la mo­de­lo y mú­si­co fran­ce­sa Fra­nçoi­se Hardy, quien du­ran­te la dé­ca­da de los se­sen­ta (una era que vio na­cer a los má­xi­mos íco­nos de la mo­da) ca­mi­nó las ca­lles de Pa­rís en alu­ci­nan­tes looks de Pa­co Ra­ban­ne, con mu­cho más es­ti­lo que la más gran­de fi­gu­ra del street sty­le que hoy po­da­mos ima­gi­nar –mu­cho an­tes de que el tér­mino mis­mo exis­tie­ra. Bas­ta con ob­ser­var los mood boards de las co­lec­cio­nes FW16 de Bur­berry, Mi­chael Kors y Ju­lien Dos­se­na pa­ra Pa­co Ra­ban­ne con fo­to­gra­fías de Hardy, pa­ra en­ten­der su in­fluen­cia en las fir­mas que subie­ron mi­ni­ves­ti­dos me­tá­li­cos a las pa­sa­re­las, y que ali­men­ta­ron la efer­ves­cen­cia de la ten­den­cia. Lau­ren Hut­ton hi­zo de los años se­sen­ta y se­ten­ta su pa­sa­re­la in­ter­mi­na­ble –con una na­tu­ra­li­dad in­com­pa­ra­ble. En­tre nues­tros looks fa­vo­ri­tos es­tá el ves­ti­do Hals­ton en to­nos pas­tel que usó en los pre­mios Os­car de 1975, ga­ma que Guc­ci, Ch­loé y Ale­xan­der McQueen re­crea­ron en sus en­tre­gas de in­vierno. Un fe­nó­meno si­mi­lar pa­sa con Sarah Jessica Par­ker, quien con su pa­pel de Ca­rrie Brads­haw nos re­ga­ló más de un par de looks que de­fi­nie­ron los años no­ven­ta. ¿Re­cuer­das el abri­go de fur que usó en las es­ca­le­ras de su de­par­ta­men­to en el epi­so­dio “Whe­re The­re’s Smo­ke” de la tem­po­ra­da 3? Esa in­ge­nua y al mis­mo tiem­po sexy pren­da es un must que vi­mos en Fen­di, Etro y Lan­vin, fir­mas que pre­sen­ta­ron al­gu­nos de los abri­gos más ex­tra­va­gan­tes de la es­ta­ción. Pa­ra los fi­nes de es­te re­por­te, es pri­mor­dial ha­cer hin­ca­pié en que las es­tre­llas del es­ti­lo no son una co­se­cha que ca­du­có en los no­ven­ta; mu­je­res co­mo Mary-Ka­te y Ash­ley Ol­sen, Alexa Chung y, más re­cien­te­men­te, Lily-Ro­se Depp, son evi­den­cia de que el buen gus­to, la ca­pa­ci­dad de crear un es­ti­lo ori­gi­nal y de de­jar hue­lla no es­tán pe­lea­dos con la pro­li­fe­ra­ción de mu­je­res con cien­tos de bol­sas y za­pa­tos y una cuen­ta de Ins­ta­gram a su dis­po­si­ción. Las ge­me­las Ol­sen son prác­ti­ca­men­te una leyenda por tan­tos mo­ti­vos, que ne­ce­si­ta­rían una cuar­ti­lla só­lo pa­ra ellas. Nos que­da­mos con sus ves­ti­dos y pan­ta­lo­nes lar­gos –que pa­re­cen in­ter­mi­na­bles– de pro­por­cio­nes over­si­ze, que son un se­llo de su es­ti­lo neo­yor­kino, y que ca­sas co­mo Cé­li­ne, Cha­nel y The Row hi­cie­ron el man­tra de sus co­lec­cio­nes. Si el zeit­geist de una ge­ne­ra­ción lo pu­dié­ra­mos de­fi­nir por lo que usa­ron sus mu­je­res, és­tas son ape­nas una par­te de la lis­ta de fran­ce­sas, ame­ri­ca­nas y bri­tá­ni­cas que de­fi­nie­ron las re­glas del jue­go del es­ti­lo.

Ash­ley y Mary-Ka­te Ol­sen en su ca­rac­te­rís­ti­co look. Lau­ren Hut­ton en Hals­ton. Lily-Ro­se Depp en Cha­nel. Ca­rrie Brads­haw en su icó­ni­co abri­go de fur.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.