CON TO­DO EL HE­DO­NIS­MO QUE KO­KO­MO EN­CIE­RRA, AÚN ES DE­MO­CRÁ­TI­CO EN SUS PLA­CE­RES.

Harper's Bazaar (México) - - Escápate -

la cu­bier­ta hay una pis­ci­na pri­va­da y pro­ba­ble­men­te es­tés a sie­te pa­sos, si aca­so, de la are­na. Las vi­llas son un es­tu­dio ro­dea­do por la cal­ma de la is­la, con an­chas due­las y mu­chas ca­pas de cor­ti­nas sua­ves que crean un se­reno re­fu­gio del sol, y una pa­red de puer­tas de cris­tal que se plie­gan pa­ra re­ve­lar una vis­ta inin­te­rrum­pi­da de la playa. To­do el lu­gar tie­ne ai­re acon­di­cio­na­do si es lo que ne­ce­si­tas pa­ra dor­mir. La pa­le­ta de co­lo­res es lim­pia y los pá­li­dos ma­ti­ces de la ro­pa de ca­ma, así co­mo los ma­te­ria­les na­tu­ra­les de los que es­tán he­chas, fue­ron ele­gi­dos pa­ra sen­tir­se pro­fun­da­men­te lu­jo­sos pe­ro cá­li­dos y aco­ge­do­res, co­mo un gran ca­pu­llo chic de co­lo­res coor­di­na­dos.

La al­ta co­ci­na en Fi­ji siem­pre ha si­do un te­ma de­li­ca­do, de­bi­do prin­ci­pal­men­te a la le­ja­nía a la que se con­si­guen bue­nos pro­duc­tos fres­cos, pe­ro tam­bién de­bi­do a lo que yo lla­mo “ma­nía del chef de la is­la”, lo cual sig­ni­fi­ca que mien­tras más re­mo­ta sea la ubi­ca­ción, el me­nú se vuel­ve más ela­bo­ra­do, ne­gan­do los re­cur­sos del lu­gar. ¿Fi­le­te bour­guig­non y pas­tel sel­va ne­gra en el tró­pi­co? Es una lo­cu­ra. La es­tra­te­gia cu­li­na­ria en Ko­ko­mo es el ex­tre­mo opues­to: usar mu­chos de los pro­duc­tos cul­ti­va­dos en la is­la, pes­car to­do lo que es­tá dis­po­ni­ble y com­ple­men­tar con im­por­ta­cio­nes tan es­pe­cia­les co­mo el cor­de­ro de Nue­va Ze­lan­da. Pa­ra tal fin, la is­la tie­ne

2

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.