Pro­duc­ti­vi­dad rein­ven­ta­da: IOS11. Por

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO - Erik Ro­drí­guez

Ape­nas ha­ce un par de me­ses la nue­va ver­sión de IOS fue li­be­ra­da ofi­cial­men­te al pú­bli­co y, aun­que los cam­bios en di­se­ño no fue­ron sus­tan­cia­les, sí cam­bia­ron mu­chas co­sas (prin­ci­pal­men­te para los que tie­nen un ipad Pro) en su ma­yo­ría en­fo­ca­das a la pro­duc­ti­vi­dad. Ap­ple de­jó muy en cla­ro que quie­re que sus dis­po­si­ti­vos ya no sólo sean di­ver­ti­dos y una he­rra­mien­ta crea­ti­va sino tam­bién pro­duc­ti­va. Por eso esta en­tre­ga quie­ro de­di­car­la a re­vi­sar un po­co más a fon­do los cam­bios más im­por­tan­tes y plan­tear al­gu­nas for­mas de sa­car­les pro­ve­cho.

Qui­zás mu­chas de es­tas fun­cio­nes ya las tie­nes ma­pea­das, so­bre to­do si tie­nes un ipad, pe­ro po­si­ble­men­te hay al­gu­nas otras que no de­bi­do a que no ten­gan mu­cho sen­ti­do o no ha­yas ter­mi­na­do de en­ten­der­las del to­do.

Co­mo ya lo di­je an­tes, IOS11 fue crea­do con la pro­duc­ti­vi­dad en pri­mer plano. No es que Ap­ple es­té in­tere­sa­do en ro­bar­le el mer­ca­do a sus compu­tado­ras de es­cri­to­rio y rem­pla­zar­las por dis­po­si­ti­vos con IOS, al me­nos por aho­ra, pe­ro en lo que res­pec­ta a op­cio­nes para tra­ba­jar más en un ipad y de­jar un po­co de la­do la Mac, sin du­da co­mien­za a ser ca­da vez más acep­ta­do, prin­ci­pal­men­te por un seg­men­to la­bo­ral cu­yas fun­cio­nes prin­ci­pa­les se li­mi­tan a apli­ca­cio­nes de ofi­ci­na, correo electrónico, in­ter­net, vi­deo con­fe­ren­cias y tra­ba­jo co­la­bo­ra­ti­vo, cam­pos en los que IOS y los dis­po­si­ti­vos mó­vi­les de Ap­ple es­tán bas­tan­te cu­bier­tos en cuan­to a op­cio­nes y apli­ca­cio­nes.

Or­ga­ní­za­lo to­do

Po­dría de­cir­se que la fun­ción más aplau­di­da por mu­chos fue la in­te­gra­ción de la app Fi­les, un ad­mi­nis­tra­dor que te per­mi­te ma­ni­pu­lar tus do­cu­men­tos de una for­ma más “tan­gi­ble” y con­tro­la­da, por de­cir­lo de al­gu­na ma­ne­ra. No es un se­cre­to que Ap­ple es bas­tan­te con­tro­la­dor cuan­do se tra­ta de de­jar que sus usua­rios me­tan sus na­ri­ces en don­de, even­tual­men­te (y a su con­si­de­ra­ción), no de­ben me­ter­las; IOS no per­mi­te a sus usua­rios con­tro­lar el sis­te­ma de ar­chi­vos co­mo bien po­drías ha­cer­lo en An­droid, es más, ni si­quie­ra sa­bes dón­de “vi­ven fí­si­ca­men­te” tus fo­to­gra­fías, no a ni­vel es­truc­tu­ral, sólo sa­bes que es­tán den­tro de la app Fo­tos. Pun­to. Y jus­to eso es lo que mu­chos odian de es­te sis­te­ma. Si es­tá bien o es­tá mal es muy de­ba­ti­ble, se­gún el ti­po de usua­rio, y es un te­ma que nos des­vía de­ma­sia­do del ob­je­ti­vo. Lo im­por­tan­te aquí es que Ar­chi­vos nos per­mi­te te­ner una vi­sión grá­fi­ca, se­me­jan­te a una compu­tado­ra con la car­pe­tas don­de po­de­mos guar­dar co­sas e in­clu­so ac­ce­der a pla­ta­for­mas de al­ma­ce­na­mien­to co­mo Drop­box, Goo­gle Dri­ve y Me­ga. Aho­ra bien, al te­ner ya una for­ma de ver tus ar­chi­vos, con ayu­da de una app de ter­ce­ros es po­si­ble in­clu­so zip­pear ar­chi­vos. Para lo­grar­lo ne­ce­si­tas Zip­ped. Esta app cues­ta ape­nas 19 pe­sos y ade­más sa­ca tam­bién pro­ve­cho de la nue­va fun­ción Drag&drop de IOS11 para se­lec­cio­nar va­rios ar­chi­vos y sim­ple­men­te arras­trar­los a una ca­ja para em­pa­que­tar­los en un ar­chi­vo ZIP.

Un nue­vo boom a la reali­dad au­men­ta­da

¿Qué si la reali­dad au­men­ta­da no es na­da nue­vo? Por su­pues­to que no, lle­va años en el mer­ca­do y en apps de ter­ce­ros den­tro de IOS11, en­ton­ces ¿por qué de pron­to tan­to es­cán­da­lo con ella y IOS11? Bá­si­ca­men­te para que una app usa­ra esta tec­no­lo­gía, los desa­rro­lla­do­res te­nían que crear sus mo­to­res y có­di­gos de dis­pa­ro des­de ce­ro por lo que esta vez Ap­ple de­ci­dió ha­cer una bue­na in­ves­ti­ga­ción, crear una es­truc­tu­ra só­li­da de pro­gra­ma­ción, con fun­cio­nes in­creí­bles y no sólo lo in­te­gró en esta ver­sión del sis­te­ma, sino que la pu­so tam­bién a dis­po­si­ción de sus desa­rro­lla­do­ras para que la ex­plo­ta­sen de la me­jor ma­ne­ra y op­ti­mi­za­da, ob­via­men­te para sa­car el me­jor pro­ve­cho y ren­di­mien­to de los dis­po­si­ti­vos. ¿Qué ga­na­mos no­so­tros? Que me­jo­res apps e ideas ori­gi­na­les que no po­dían ser cos­tea­das o desa­rro­lla­das por un pro­gra­ma­dor prin­ci­pian­te, pue­dan rea­li­zar­se con me­nos es­fuer­zo. ¿Pro­duc­ti­vi­dad? Por su­pues­to, un in­ge­nie­ro que no ten­ga ya la app PLNAR para me­dir su­per­fi­cies y ha­cer pla­nos de una ca­sa me­dian­te reali­dad au­men­ta­da, se es­tá per­dien­do de mu­cho.

¿En­cen­di­do o apa­ga­do?

Esta no es una ca­rac­te­rís­ti­ca de pro­duc­ti­vi­dad co­mo tal pe­ro tie­ne cier­ta re­la­ción. El re­di­se­ño del Cen­tro de Con­trol tra­jo mu­chas ven­ta­jas y ac­ce­sos di­rec­tos, entre ellos un switch para con­tro­lar los ra­dios de Wi-fi y Blue­tooth. Mu­cho se di­jo, se es­pe­cu­ló y al fi­nal mo­les­tó a los usua­rios, pues el fun­cio­na­mien­to de es­tos bo­to­nes pa­re­cía errá­ti­co. Pe­ro, no lo es. ¿Cuál es el ob­je­ti­vo de es­tos bo­to­nes? Fá­cil, sim­ple­men­te se en­car­gan de cor­tar la co­ne­xión ac­tual de ca­da uno de los ra­dios, es de­cir, si es­tás co­nec­ta­do al mó­dem de tu ca­sa para na­ve­gar en in­ter­net, pul­sar es­te bo­tón ha­rá que tu dis­po­si­ti­vo se des­co­nec­te de esa red mas no des­ac­ti­va­rá por com­ple­to la an­te­na de Wi-fi. Mis­mo ca­so con el Blue­tooth, pue­des des­co­nec­tar­te de tus au­dí­fo­nos inalám­bri­cos en un ins­tan­te pe­ro sin des­ac­ti­var la co­ne­xión con tu Ap­ple Watch o Ap­ple Pen­cil. Si lo ve­mos des­de un en­fo­que de fa­ci­li­dad y ra­pi­dez, es­te par de bo­to­nes nos aho­rran unos cuan­tos clics y nos ofre­ce cier­ta ver­sa­ti­li­dad al mo­men­to de co­nec­tar y des­co­nec­tar ac­ce­so­rios.

Por si aca­so…

Por úl­ti­mo, una de las fun­cio­nes nue­vas de las que ca­si no se ha­bla y que des­gra­cia­da­men­te ya em­pie­za a re­sul­tar in­dis­pen­sa­ble en nues­tro país es Emer­gency SOS. Al con­fi­gu­rar­se y de­fi­nir­se los con­tac­tos de emer­gen­cia, el usua­rio tie­ne la po­si­bi­li­dad de realizar una lla­ma­da de au­xi­lio si se lle­ga a sen­tir en pe­li­gro con sólo apre­tar el bo­tón de en­cen­di­do cin­co ve­ces se­gui­das y rá­pi­das, mien­tras el te­lé­fono es­tá blo­quea­do. Cuan­do esta me­di­da se ac­ti­va, IOS11 rea­li­za una lla­ma­da al ser­vi­cio de emer­gen­cia del país don­de es­tá con­fi­gu­ra­do, ade­más de man­dar un men­sa­je a los con­tac­tos de emer­gen­cia con la ubi­ca­ción de la per­so­na. Sin du­da es una de las po­cas, si no es que la úni­ca, fun­ción que desea­ría na­die tu­vie­ra que usar, sin em­bar­go va­le la pe­na sa­ber­lo y te­ner­lo pre­sen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.