Luz = Di­se­ño + Con­trol.

home:tech magazine mexico - - CONTENIDO -

¿Có­mo ele­gir el fo­co o bom­bi­lla que cum­pla con la sus­ten­ta­bi­li­dad, la in­no­va­ción y el di­se­ño en el ho­gar? Na­ta­lia Pé­rez de la Fuen­te des­pe­ja cual­quier du­da.

Pen­sé du­ran­te días so­bre el te­ma que abor­da­ría en el que se­ría nues­tro úl­ti­mo en­cuen­tro. Sin te­ner al­gu­na idea con­cre­ta, re­cu­rrí al nom­bre de es­ta co­lum­na: “Luz = Di­se­ño + Con­trol”. Y en­ton­ces vino la búsqueda de fuentes, de imá­ge­nes y de in­for­ma­ción pa­ra re­dac­tar la ce­re­za de un gran y ex­qui­si­to pas­tel pe­ro, ya fren­te a la compu­tado­ra y lis­ta pa­ra es­cri­bir, sim­ple­men­te no sa­lían las pa­la­bras de ini­cio; y es que, a quién quie­ro en­ga­ñar, es­ta des­pe­di­da no es fá­cil pa­ra nin­guno de los que he­mos co­la­bo­ra­do con una re­vis­ta que siem­pre res­pe­tó el es­ti­lo de ca­da uno, en don­de la li­ber­tad y la res­pon­sa­bi­li­dad con el lec­tor eran y si­guen sien­do, los pilares de la edi­to­rial.

Gra­cias a to­dos los que han for­ma­do (di­rec­ta e in­di­rec­ta­men­te) par­te de es­ta co­lum­na, gra­cias por sus co­men­ta­rios, sus crí­ti­cas y sus ob­ser­va­cio­nes ati­na­das. Agra­dez­co dar­le a la luz un es­pa­cio en su ca­sa, por­que he­mos apren­di­do el ba­lan­ce en­tre la lu­mi­no­si­dad na­tu­ral y la ar­ti­fi­cial, por­que co­no­ci­mos ex­per­tos en tec­no­lo­gía, in­ves­ti­ga­ción, di­se­ño y ar­qui­tec­tu­ra que de­di­can su vi­da pa­ra com­par­tir con el mundo sus mejores crea­cio­nes.

Y en­ton­ces, ¿es mo­men­to de apa­gar la luz? No, eso ja­más.

Eu­cli­des en la Gre­cia clá­si­ca em­pe­zó con los pri­me­ros es­tu­dios y, des­de ahí, el ser hu­mano no ha he­cho más que in­ten­tar imi­tar los ra­yos de la es­tre­lla solar. Un pro­ce­so que ha desa­rro­lla­do dis­tin­tos ti­pos de irra­dia­cio­nes: unos con mu­cho co­lor pe­ro gra­ves con­se­cuen­cias pa­ra el pla­ne­ta; y otros, con una lu­mi­no­si­dad fría pe­ro que per­mi­ti­ría la con­ser­va­ción de cier­tas es­pe­cies. ¿Lo ideal? Un ba­lan­ce en­tre am­bos y, so­bre to­do, el co­no­ci­mien­to pro­fun­do so­bre có­mo ele­gir un fo­co de acuer­do a las ne­ce­si­da­des del es­pa­cio en cues­tión.

Em­pe­ce­mos por de­cir que hay tres ti­pos bá­si­cos de bom­bi­llas mag­ní­fi­cas pa­ra la ca­sa: Las de ha­ló­geno in­can­des­cen­te, los CFL (Fluo­res­cen­te Com­pac­ta) y los LED (dio­do emi­sor de luz). La pri­me­ra es muy si­mi­lar al bul­bo in­can­des­cen­te tra­di­cio­nal del ho­gar, ex­cep­to que es un po­co más efi­cien­te. Por su la­do, el CFL es aún más efi­caz, pe­ro se es­pe­ra que su uso dis­mi­nu­ya de­bi­do a la cre­cien­te po­pu­la­ri­dad de los LED. En la ac­tua­li­dad, és­te úl­ti­mo es el más efi­cien­te, du­ra­de­ro y, con fre­cuen­cia, el más apro­pia­do pa­ra el ho­gar. Ade­más, re­cor­de­mos que los nue­vos mo­de­los se ven muy si­mi­la­res a los bul­bos tra­di­cio­na­les y, aun­que el cos­to es li­ge­ra­men­te más al­to al de las bom­bi­llas tra­di­cio­na­les, se ve mi­ti­ga­do por su lar­ga vi­da útil.

Pros y con­tras

El ren­di­mien­to de cual­quier lám­pa­ra de­pen­de en gran me­di­da de la fuen­te de luz (fo­co/bom­bi­lla) uti­li­za­da. Di­fe­ren­tes bom­bi­llas pro­du­cen dis­tin­tos efec­tos de ilu­mi­na­ción y mu­chas de és­tas tie­nen un ren­di­mien­to muy va­ria­ble. Co­mo bien lo se­ña­la el si­tio www.ame­ri­can­ligh­tin­gas­soc.com, en tér­mi­nos de me­di­ción de ilu­mi­na­ción de­be­mos con­si­de­rar cua­tro ele­men­tos:

Po­ten­cia: la can­ti­dad de elec­tri­ci­dad con­su­mi­da por una fuen­te de luz. Lú­me­nes: la can­ti­dad de luz que pro­du­ce una fuen­te de luz. Efi­ca­cia: lú­me­nes por watt. Foot­cand­les: la can­ti­dad de luz que lle­ga a un ob­je­to.

LED

Los dio­dos emi­so­res de luz (LED) pro­du­cen luz cuan­do se apli­ca vol­ta­je a los se­mi­con­duc­to­res con car­ga ne­ga­ti­va, lo que pro­vo­ca que los elec­tro­nes se com­bi­nen y creen una uni­dad de luz (fo­tón). En tér­mi­nos más sim­ples, un LED es un chip quí­mi­co in­crus­ta­do en una cáp­su­la de plás­ti­co. De­bi­do a que son pe­que­ños, va­rios LED se com­bi­nan a ve­ces pa­ra pro­du­cir una so­la bom­bi­lla. És­ta ilu­mi­na­ción en ge­ne­ral es más efi­cien­te y más du­ra­de­ra que cual­quier otro ti­po de fuen­te de luz, y es­tá sien­do desa­rro­lla­da pa­ra más y más apli­ca­cio­nes den­tro del ho­gar. Los LED son ac­tual­men­te po­pu­la­res en las lám­pa­ras de tu­bo que se co­lo­can en fi­la o de­ba­jo del to­ca­dor y al­gu­nos ti­pos de down­lights. Pa­ra ase­gu­rar­se que uno es­tá com­pran­do un fo­co LED de bue­na ca­li­dad de co­lor y efi­cien­cia ener­gé­ti­ca -va­ya, que es tan bue­na o me­jor que las bom­bi­llas fluo­res­cen­tes-, no ol­vi­de bus­car el sím­bo­lo ENERGY STAR.

In­can­des­cen­tes

Las bom­bi­llas in­can­des­cen­tes pro­du­cen luz cuan­do una co­rrien­te eléc­tri­ca pa­sa a tra­vés de un fi­la­men­to y ha­ce que bri­lle. De­bi­do a que son me­nos efi­cien­tes ener­gé­ti­ca­men­te que otras fuentes de luz, se usan me­jor pa­ra ta­reas de ilu­mi­na­ción que exi­gen al­tos ni­ve­les de bri­llo.

En es­te ru­bro en­con­tra­mos dis­tin­tos ti­pos de bom­bi­llas dis­po­ni­bles co­mo: - Las lu­ces in­can­des­cen­tes de uso ge­ne­ral, las cua­les son eco­nó­mi­cas y fá­cil­men­te dis­po­ni­bles; es jus­ta­men­te el fo­co que te vie­ne a la ca­be­za cuan­do pien­sas en ello. Pro­du­cen una lu­mi­no­si­dad cá­li­da de co­lor ám­bar que se emi­te en to­das las di­rec­cio­nes y es­tán dis­po­ni­bles en aca­ba­do trans­pa­ren­te o ma­te. Hay tres for­mas bá­si­cas en el mer­ca­do: la ge­ne­ral, la ti­po glo­bo y la lla­ma­da de­co­ra­ti­va o en lá­gri­ma.

- Las bom­bi­llas i ncan­des­cen­tes re­flec­tan­tes tie­nen una ca­pa bri­llan­te den­tro del bul­bo que di­ri­ge la luz en una di­rec­ción y no en to­das. Los fo­cos re­flec­tor co­lo­can apro­xi­ma­da­men­te el do­ble de la can­ti­dad de luz en el ob­je­to a re­fle­jar que el pro­me­dio de la mis­ma po­ten­cia. Por otro la­do, las bom­bi­llas de re­flec­tor pa­ra­bó­li­co con­tro­lan la luz con ma­yor pre­ci­sión. Pro­du­cen apro­xi­ma­da­men­te cua­tro ve­ces la luz de los ser­vi­cios ge­ne­ra­les y se uti­li­zan en ilu­mi­na­ción em­po­tra­da y en riel. La car­ca­sa re­sis­ten­te a la in­tem­pe­rie los ha­ce ade­cua­dos pa­ra ac­ce­so­rios de inundación y man­chas al ai­re li­bre.

- Los fo­cos in­can­des­cen­tes ha­ló­ge­nos de tungs­teno pro­du­cen una luz más bri­llan­te y más blan­ca que otras in­can­des­cen­tes. Tam­bién tie­nen una vi­da más lar­ga y pro­por­cio­nan más luz por watt que las bom­bi­llas in­can­des­cen­tes es­tán­dar, por lo que son una op­ción más efi­cien­te. Las bom­bi­llas ha­ló­ge­nas es­tán dis­po­ni­bles en dos ti­pos: de 120 volt y las de 12 volt (ba­jo vol­ta­je). La pri­me­ra, tam­bién lla­ma­da “vol­ta­je de lí­nea”, pro­por­cio­nan un me­jor con­trol de la luz que las bom­bi­llas in­can­des­cen­tes re­gu­la­res. Es­tán dis­po­ni­bles en nu­me­ro­sas pre­sen­ta­cio­nes y se uti­li­zan en ins­ta­la­cio­nes pa­ra ser em­po­tra­dos y en ex­te­rio­res. Siem­pre con 120 volt, es­tán las bom­bi­llas T-3 (es un fo­co lar­go y fino con dos en­tra­das) de do­ble ex­tre­mo que se uti­li­zan en apli­ques de pa­red, lám­pa­ras de pi­so y lu­ces al ai­re li­bre. La di­rec­ción de la luz es­tá con­tro­la­da por el ac­ce­so­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.